Medios norteamericanos exigen a empresas de IA pagar por el contenido
Medios norteamericanos exigen a empresas de IA pagar por el contenido

Medios norteamericanos exigen a empresas de IA pagar por el contenido

News/Media Alliance, asociación que representa a unos 2000 medios norteamericanos, demanda un acuerdo justo con los desarrolladores de inteligencia artificial generativa (IA) (GAI, por sus siglas en inglés) tras acusarlos de copiar y explotar los contenidos creados por los medios. News/Media Alliance ha publicado un informe, en clave de libro blanco (white paper, en inglés), cuyo título pretende decir casi todo sobre su contenido.

Para convertir a la IA en nuestro asesor, hay que enseñarle cómo somos

Medios IA

El título es una declaración de principios, ya que dice cuál es el objetivo del texto: Cómo la copia generalizada de obras expresivas para entrenar y alimentar sistemas de inteligencia artificial generativa es una infracción de derechos de autor y no un uso legítimo. Ahora bien, tras esta explícita demanda se encuentra implícitamente la de una alianza entre humanos que trabajan y máquinas que trabajan con el producto del trabajo de humanos.

Así es Claude, la nueva IA de Amazon que busca destronar a ChatGPT

El informe parte de un hecho que consideran indiscutible: la IA generativa es un producto comercial, que genera ingresos. Pero es un producto que se hace con lo que hacen otros, que se alimenta copiando de la creación de otros para entrenarse. Se alimenta de la producción creativa que fundamentalmente viene de los medios de información. El problema es que la GAI come gratis estos materiales y los pasivos anfitriones han dicho que ya basta. Que la GAI no está invitada y, por lo tanto, tiene que pagar por lo que come.

Sustituir a los medios por las compañías de IA

No se trata únicamente de que los operadores de la GAI vampiricen el trabajo de otros, sino, lo que es peor, que se convierten en obstáculo para que los lectores se relacionen con los periódicos, revistas o diarios digitales, ya que existe el patente riesgo de que los lectores terminen incorporando el hábito de ir directamente a una de las distintas GAI disponibles. El siguiente paso hacia el precipicio económico consiste en la pérdida de la publicidad de las marcas en favor de las propias operadoras.

El informe es un esfuerzo por demostrar que los desarrolladores de GAI copian el contenido de las noticias de diarios, revistas y medios digitales. Demuestran que los algoritmos desarrollados en la GAI terminan dando una sobreponderación a los contenidos de esos medios de calidad. Es decir, finalmente, la GAI no ofrece cualquier cosa de internet, sino lo que ha tomado de los medios de calidad. Toma gratuita de un contenido protegido por los derechos de autor.

Cómo generar ingresos pasivos con criptomonedas

La razón de esta preferencia por los contenidos de los medios de calidad parece clara: así la GAI puede ofrecer información y contenidos de calidad. Es decir, busca la confianza de los lectores a partir de la confianza que tiene en esos medios; pero sin ofrecer recompensa alguna. Como dice el informe, los desarrolladores de GAI pueden jactarse así ante sus usuarios de que éstos no necesitan recurrir a las fuentes originales, ya que ellos mismos son de confianza. Pero son de confianza porque se alimentan del trabajo de fuentes de confianza a las que no recompensan.

Baja creatividad

Lo que piden los editores asociados en News/Media Alliance es compensar a los creadores. Es decir, a ellos.

Más allá de la legítima defensa de los intereses de los editores y productores de información, el informe plantea cuestiones de profundo calado. Una de ellas tiene que ver con la creatividad de la IA: ¿realmente genera nuevos contenidos o se limita a copiar? ¿cómo es la “copia creativa” o la “copia generativa”? El informe subraya que “copian la expresión por la expresión”. Es decir, creatividad baja.

La española Kolokium ofrece comunicación entre máquinas con IA y blockchain

El otro aspecto profundo que se aborda es que, al fin y al cabo, las máquinas GAI se alimentan del trabajo (creativo) de los humanos. Es decir, no sólo son diseñadas por humanos, sino que, como ocurre con los contenidos de noticias de los medios digitales, requieren entrenarse y alimentarse con lo que hacen los humanos. He aquí un perfil de la GAI poco valorado hasta ahora, ya que se suele poner de relieve cómo la inteligencia artificial en general acabará con muchos empleos. También generará otros. Parece, así, retornarse a algo que tiene evidencia desde, al menos, los albores de la revolución industrial: las máquinas ahorran trabajo humano, pero son producto del trabajo humano y producen trabajo humano.

Los medios e internet

El desarrollo de internet dejó tambaleante al conjunto de medios, de manera que prácticamente todos siguen en busca de una vía válida de supervivencia. Sus fuentes de ingresos, sus estructuras, su forma de relacionarse con la audiencia, las maneras de ejercer la profesión se vieron afectadas dramáticamente por internet.

Además, con la añadida herida de que ellos fueron principales contribuyentes al desarrollo del propio internet: proporcionaban la información actualizada a operadores que, no sólo ganaban dinero con ello, sino que se convertían en sus principales competidores a la hora de obtener publicidad.

Kolokium certifica con blockchain procesos industriales generados con IA

Al principio, los medios vieron la posibilidad de un intercambio igualitario: dejaban que se tomaran sus contenidos, bajo la idea de que eso les podía proporcionar tráfico de lectores. Pronto se dieron cuenta de que el intercambio era muy desigual. Es decir, alimentaban al monstruo que los devoraba. Más bien tarde, consiguieron, en el mejor de los casos y sólo en algunos territorios, que los grandes operadores tecnológicos no utilizasen con total impunidad la información producida por los medios de comunicación. Por ello, esta vez han intentado reaccionar pronto, poniéndose a la defensiva.

Tokenización y estilo de vida de las nuevas clases medias globales

Buscar la cooperación

A pesar de las denuncias, el informe parece buscar más la cooperación con los desarrolladores de la IA generativa, que el enfrentamiento. Busca un acuerdo que posibilite la convivencia e incluso la supervivencia de ambas partes. De la industria de los medios digitales, por un lado. De la información en los desarrollos de la IA generativa por otro lado, ya que si se hunde los creadores de contenidos con los que se entrenan y trabajan los desarrolladores GAI, terminará repercutiendo en estos. En definitiva, un acuerdo entre el trabajo de los humanos y el trabajo de las máquinas.

 

Javier Callejo
Comparte esto:
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola    Ver
Privacidad