Aplicaciones descentralizadas o Dapps en 2022

Las aplicaciones descentralizadas (DApps) han demostrado a lo largo de su existencia su capacidad para generar servicios online potentes. Desde la primigenias, como BitTorrent, hasta las actuales infraestructuras que utilizan tecnología blockchain para su funcionamiento, todas las DApps buscan un espacio en la Web para que cualquier persona pueda acceder a sus servicios sin problemas.

Desde la aparición de la primera DApp ha quedado claro que la evolución de las aplicaciones descentralizadas ha sido  notable. Pasando desde GNUTella, Napster o BitTorrent (todas y cada una de ellas pueden definirse como DApps por su funcionamiento descentralizado y protocolarizado) hasta las actuales, como Uniswap u OpenSea, el mensaje es claro: las DApps se han adaptado y ahora cuentan con tecnologías y capacidades que hace 20 años eran impensables.

Aplicaciones descentralizadas

LimeWire, una popular aplicación (DApp) para descargar música en los 2000
LimeWire, una popular aplicación (DApp) para descargar música en los 2000’s

Por ejemplo, hemos pasado de computar los datos de las aplicaciones en ordenadores personales a la computación en redes distribuidas. Redes que son capaces de generar consenso y brindar así una seguridad global a todos los usuarios. Este logro fue posible gracias a la aparición de la primera DApp blockchain del mundo: Bitcoin.

Bitcoin es la demostración de que las DApps gozan de enormes posibilidades. Bitcoin funciona como una red de nodos global capaz de computar todas las operaciones que se realizan en dicha red. Puede auto protegerse, alcanzar consenso y evolucionar de forma comunitaria con la aceptación de todas sus partes. En cierta manera, podría decirse que Bitcoin es un «organismo independiente», que aunque no está vivo en términos biológicos, sí lo está en términos comunitarios, sociales, tecnológicos, políticos y, sobre todo, económicos.

Ciberseguridad 2023: IA y hacking, cóctel explosivo para smart contracts y phishing

Tras la construcción de Bitcoin como la primera DApp descentralizada del mundo, otros siguieron sus pasos. Pero fue el nacimiento de Ethereum lo que planteó un cambio en el esquema de funcionamiento del sistema para amplificar su alcance. Solidity y la EVM se convirtieron en herramientas para dar vida a cientos de DApps que vivían en Ethereum. Al poco tiempo, el éxito se replicó en otros proyectos y ahora contamos con diversos ecosistemas capaces de replicar dicha funcionalidad.

Más de 13.000 DApps

La idea de generar aplicaciones descentralizadas accesibles globales usando una navegador Web es extremadamente atractiva, lo que se refleja en el crecimiento de las DApps. En el informe DAppRadar de 2022, se contabilizan más de 13.000 DApps repartidas en 50 blockchains distintas. También se informa de un aumento de más del 50% en el número de wallets únicas activas diariamente, con 2.5 millones de wallets activas al día. Unas cifras que muestran cómo pese al bear market, el desarrollo y crecimiento de las DApps no se ha detenido.

Dapp Radar y los hitos de las DApps en 2022
Datos de Dapp Radar muestran los hitos de las DApps en 2022

Ethereum líder

Ethereum por su parte sigue siendo el protocolo DeFi dominante. La red cuenta en la actualidad con más 32.120 millones de dólares de valor total bloqueado (TVL) en el ecosistema DeFi, lo que le coloca en el primer lugar de este ecosistema. Una cifra que supone una reducción del 74,56% respecto a su ATH (ultimo máximo histórico) TVL alcanzado en 2021. Como es evidente, el efecto del bear market ha dejado una huella más que notable.

La historia se replica en BNB Chain, una blockchain que ha recuperado su posición como segundo mayor ecosistema DeFi. La  red cuenta actualmente con un TVL DeFi superior a los 6,5 mil millones de dólares. Esta cantidad representa un descenso del 62,50% comparado con el ATH TVL de 2021. La misma historia que Ethereum, el bear market ha golpeado cada DApp y protocolo en BNB Chain, pero no por ello el ecosistema ha dejado de crecer y desarrollarse.

¿Que es PolySwarm, el crowdsourcing de ciberseguridad blockchain

En el caso de las Layer2, estas parecen ser las menos afectadas por las turbulencias del criptoinvierno. Tenemos el caso de Arbitrum cayendo un 12,07%, hasta 1.740 millones de dólares en TVL con respecto a 2021, mientras que el TVL DeFi de Optimism aumentó un 127,60% en comparación con 2021, alcanzando los 669 millones de dólares. En este aspecto, Optimism se ha convertido en el mejor ejemplo de que las crisis siempre traen nuevas oportunidades. El crecimiento de Optimism y las DApps desplegadas en esta L2 repercutirá de forma positiva en la expansión del proyecto.

Polygon sigue expandiéndose, especialmente por su comunión con Ethereum, su velocidad y bajas comisiones. De hecho, la red desplegó un total de 778.000 nuevos smart contracts (+152% respecto a 2021), 234.000 nuevos contract creators (+637% que en 2021), 200.000.000 direcciones únicas activas (+54% que en 2021) y un total de 960 millones de transacciones procesadas. Todo estos números subrayan que las DApps desplegadas en estas redes siguen fuertes pese al criptoinvierno que afecta a las criptomonedas.

El reto: la verdadera descentralización

Aunque las DApps nos hablan de descentralización, dicha descentralización no es lo que parece. Si bien las infraestructuras blockchain, como las de Ethereum, tienen un cierto grado de descentralización (al estar desperdigadas por el mundo), no sucede lo mismo con las interfaces y demás infraestructuras que posibilitan el funcionamiento transparente y sencillo de las aplicaciones descentralizadas. En Ethereum, la cada vez más poderosa presencia de ConsenSys/Infura es un riesgo para la descentralización.

Blockstream, RSK y Stacks, tres compañías para construir Web3 en Bitcoin

Las conexiones RPC Server, los servidores para desplegar los servicios Web, el almacenamiento de datos, APIs para distintas funciones y demás, siguen centralizadas e incrustadas en el mundo Web2. Esto hace que la descentralización Web3 no sea total, llevándonos a curiosos escenarios. La comunidad parece entenderlo y ha empezado a actuar en consecuencia donde puede ejercer su poder. En Bitcoin, por ejemplo, los desarrollos que quieren habilitar la red para la llegada de DeFi, como Taro Protocol o RGB Protocol, apuntan a construir de tal manera que la descentralización esté garantizada desde sus bases. Cada nodo seguirá independiente. Un nodo es lo único que se necesita para acceder a sus funciones y éstos podrán ser ejecutados por cualquiera, desde cualquier lugar.

Web3 descentralizada

En redes como Ethereum, esfuerzos como los de Ankr son solo una muestra de que la organización de la comunidad puede permitir la construcción de muchas de las infraestructuras claves para que Web3 sea una realidad descentralizada. Ankr es una red de nodos descentralizada que ofrece servicios RPC y APIs para el desarrollo de aplicaciones DApp sobre redes como Ethereum, BNB Chain, Polygon, Optimism y otras EVM compatibles. La idea de este proyecto es poder dejar de lado el monopolio centralizado de Infura/ConsenSys/MetaMask y evitar que su poder afecte el desarrollo de la Web3 sobre estas blockchains.

¿Qué es Zcash, privacidad y simplicidad en una sola blockchain?

No es un trabajo fácil, pero está en construcción y es un esfuerzo que debe ser apoyado para evitar que la Web3 descentralizada termine convirtiéndose en más de lo mismo: una red en manos de unos pocos. Por supuesto, Ankr tampoco es un proyecto perfecto (como verán a continuación), pero su esfuerzo resulta positivo en medio de una corriente centralizadora cada vez más fuerte.

Ankr es un proyecto que apunta a descentralizar las DApps y su infraestructura
Ankr es un proyecto que apunta a descentralizar las DApps y su infraestructura

Pérdidas de casi $9.000 millones

El segundo mayor reto que deben superar las aplicaciones descentralizadas es la seguridad. Si bien blockchain puede ser una tecnología muy segura, la realidad es que las DApps tienen que mejorar mucho en este aspecto. En 2022, las DApps sufrieron 312 ataques, lo que provocó pérdidas por valor de 8,74 mil millones de dólares. Las blockchain con más perdidas fueron Ethereum y BNB Chain. Ambas redes, al ser las preferidas para construir el ecosistema DeFi, es donde más se ven este tipo de acciones maliciosas.

Te contamos cómo quiere resolver Ethereum su centralización en el nuevo roadmap

Ankr, el proyecto del que hablamos más arriba, tiene un objetivo loable, pero es una muestra de que la seguridad en este tipo de plataformas blockchain Turing Complete (donde Bitcoin no clasifica y por tanto no sufre esos problemas) requiere atención  urgente. Ankr y Helio fueron víctimas recientemente de un ataque que les llevó a mintear 60 billones de aBNBc. Algo así como 18 cuatrillones de dólares (ni el PBI de todo el mundo llega a esa cifra). La acción fue llevada a cabo por un hacker capaz de manipular los smart contracts a su antojo, realizar semejante hazaña y escapar con 5 millones de dólares de ganancias. Todo un logro que deja claro que la seguridad en las DApps es un reto que debe superarse o los riegos de perdidas se multiplicarán en el tiempo.

La descentralización del nuevo Ethereum pasa por las nubes de Amazon o Google

Y lo peor son las ramificaciones de dichos ataques. Por ejemplo, como resultado del ataque a Ankr/Helio, el pool de PancakeSwap para aBNBc ha sido limpiado y reducido a nada. Una perdida de 5 millones de dólares que afectará a muchas personas que confiaron en aBNBc. Debido a esto, un token (aBNBc) posiblemente tendrá que se reiniciado con un nuevo contrato y Ankr deberá revaluar sus smart contracts para hacerlos más seguros.

*Esta información ha sido editada por Observatorio Blockchain

También puedes seguirnos en nuestros canales de Telegram Twitter

Por José Maldonado

Activista y bloguero de tecnología, software libre y blockchain. Liberal y pro-anarquista.

Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola    Ver
Privacidad