Banco de Italia pide definir el papel de los bancos en los criptoactivos
Banco de Italia pide definir el papel de los bancos en los criptoactivos

Banco de Italia pide definir el papel de los bancos en los criptoactivos

El Banco de Italia ha publicado un documento en el que resalta el hecho de que la UE haya optado por permitir a los bancos emitir algunas categorías de criptoactivos y ofrecer así una amplia gama de servicios a los consumidores. No obstante, la entidad financiera italiana señala que la regulación debe definir claramente el papel que las instituciones de servicios financieros tradicionales, como los bancos, pueden tener en el criptoespacio. Es decir, qué nivel de compromiso es aceptable o incluso deseable.

Banco Italia criptoactivos

El informe recoge que para promover la competitividad, el proceso de armonización fomentado por la ley de criptoactivos europea (MiCA) reemplazará las reglas nacionales. «El problema surge para aquellas actividades que aún no están cubiertas por la regulación existente y no representan un «recableado» de los servicios existentes. Esta es un área gris en muchas jurisdicciones, donde los enfoques van desde la aprobación caso por caso de nuevas actividades hasta prohibiciones absolutas que impiden que las instituciones financieras reguladas se involucren con criptoactivos», recoge el estudio.

MiCA: un brote entre dudas que marca el final del criptoinvierno

El texto del Banco de Italia señala que una delimitación clara entre los criptoactivos cubiertos por MiCA y los instrumentos financieros sigue siendo un problema en la UE. De hecho, afirma que el texto final de MiCA obliga a la Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA) a publicar directrices sobre los criterios y condiciones para la calificación de criptoactivos como instrumentos financieros. Algunos, como la Autoridad de Mercados y Servicios Financieros de Bélgica (FSMA), ya han tomado posición sobre estos temas.

Desafios de los reguladores

El informe del Banco de Italia, titulado «Superando el (cripto) invierno: hechos, cifras y cuestiones de política», da cuenta de la existencia 20.000 criptoactivos que sirven para una amplia gama de propósitos diferentes. El texto, firmado por Emanuela Cerrato y Alberto Di Iorio, recoge que desde que Satoshi Nakamoto sentó las bases teóricas de Bitcoin, varios proyectos han despertado el interés en el «dinero alternativo» y en el potencial de las DLT como infraestructura subyacente de la denominada  Web3.

Las criptomonedas llegan a Wall Street con menos libertarismo

El documento está enfocado en examinar los desafíos a los que se enfrentan los reguladores en los diferentes campos de los criptoactivos. Los autores destacan que su análisis está basado, principalmente, en datos de mercado (precios, capitalización, volúmenes) de acceso público. Indican que las tendencias de los precios son cruciales para tratar de comprender si estos activos pueden desempeñar las funciones que generalmente se les atribuyen, como la de medio de pago o reserva de valor. La introducción del informe destaca que aunque los criptoactivos y los servicios relacionados siguen siendo un segmento de nicho, su uso como instrumento de inversión especulativa «parece hoy más común».

Criptomonedas y financiarización

Los autores del estudio afirman que, paulatinamente, las criptomonedas han experimentado un proceso de «financiarización». En este sentido destacan que su comportamiento se ha ido pareciendo cada vez más al de los valores tradicionales de riesgo. El documento dedica un importante espacio al análisis de las finanzas descentralizadas (DeFi). Es decir a los servicios financieros a través de aplicaciones descentralizadas (dapps) que se ejecutan en redes sin permisos como Ethereum.

El dinero de Wall Street trae la criptoprimavera y nubes sobre los exchanges

Los firmantes definen las dapps o protocolos como un conjunto de contratos inteligentes, que normalmente no son operados por una entidad corporativa claramente identificable. O, al menos, no por un intermediario financiero supervisado tradicional. Precisan que los desarrolladores de Dapps pueden crear y distribuir tokens de gobernanza, que confieren derechos a sus propietarios. Por ejemplo, relacionados con la gobernanza del protocolo, para que los dueños de los mismos ejerzan dichos derechos dentro de novedosas formas de organización. Como las organizaciones autónomas descentralizadas (DAO). «Los protocolos que brindan a los usuarios servicios de préstamo, comercio o inversión en una red descentralizada son la esencia de las finanzas descentralizadas, o DeFi», afirman.

La ilusión de la descentralización

El informe sostiene que las DeFi aún no han demostrado muchos usos en el mundo real y subrayan como primer desafío  «desacreditar la ilusión de descentralización». Para ello, proponen sacar a la luz que la mayoría de los protocolos tienen partes interesadas centralizadas. Por ejemplo, desarrolladores o grandes tenedores de tokens de gobernanza, que pueden ser anónimos, pero pueden dirigir las operaciones y, potencialmente, extraer beneficios de propiedad.

Qué es EDX Markets, el dinero de Wall Street que quiere criptomonedas

Dichos proyectos, indican, deben volver a las estructuras comerciales tradicionales como condición previa para operar en el sector financiero regulado. Por otro lado, consideran que existen ejemplos interesantes de DAO que gestionan protocolos de forma colectiva a través de mecanismos de gobernanza en cadena que operan en comunidades abiertas. En este sentido, afirman que aunque todavía no se ha demostrado que puedan ser una forma práctica y efectiva de operar negocios. Para ello, es necesario un marco legal viable. «Un marco legal sensato de las DAO también puede ser beneficioso para mejorar la rendición de cuentas y la gobernanza de las propias DLT«, precisan.

En este sentido, indican que el régimen de responsabilidad aplicable y la definición de los derechos de los titulares de tokens se encuentran entre los principales temas que deben abordarse. La identificación de las partes interesadas y la definición de sus derechos y responsabilidades son peldaños para introducir mecanismos de gobernanza adecuados en el mundo de DeFi, sin depender únicamente de la disciplina del mercado y la autorregulación. Los autores hacen referencia a un texto de Oscar Borgogno, de 2022.

El papel de las CBDC en DeFi

Sobre las stablecoins, precisan que dado su papel destacado en las DeFi es necesaria una regulación que garantice la prevención de «corridas» en sus emisores. «Es crucial que las intervenciones políticas sobre las monedas estables y DeFi estén bien sincronizadas. «Probablemente, la difusión de las monedas estables, que podría ser impulsada por la propia regulación, estimule nuevas oleadas de innovación DeFi y aumente la interconexión entre las finanzas tradicionales y las descentralizadas», recoge el documento.

Nuevo hack en Poly Network: acuñan $42.000 millones en tokens

Las monedas estables respaldadas por activos regulados no son la única opción para llevar dinero a la cadena y respaldar la creación de nuevos casos de uso, afirman. Existen otras formas alternativas de dinero privado, como depósitos bancarios tokenizados. «Las CBDC basadas en DLT, podrían desempeñar un papel importante en el contexto DeFi, cuyas implicaciones, sin embargo, deben evaluarse a fondo«, dicen los autores del informe.

 

También puedes seguirnos en nuestros canales de Telegram y Twitter

Comparte esto:
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola    Ver
Privacidad