Préstamos sin garantía

Los conocidos como préstamos flash en las DeFi son productos complejos de comprender y explicar. Entre otras cuestiones, porque en los denominados”flash loans”, por su nombre en inglés, el dinero no se obtiene hasta que no se devuelve el propio préstamo. Un proceso que requiere una dificultad mucho mayor que en los préstamos con garantía DeFi de los que escribí hace unos dias. Los préstamos flash son muy difíciles de entender porque escapan de la racionalidad de las finanzas tradicionales. Aparecen situaciones que, para un lego, toman forma entre lo paradójico y una ciencia ficción que transgrede las leyes del tiempo. Así, el dinero no se obtiene hasta que no se devuelve; pero, al mismo tiempo, el dinero puede utilizarse para ganar más dinero.

Descubriendo DeFi: cómo solicitar un préstamo saltándote los bancos.

Préstamos sin garantía en DeFi

La clave de los préstamos flash es que todo el proceso se realiza en la misma transacción: recibes el préstamo, haces algo con él y lo devuelves en los instantes que dura la transacción. Si no devuelves el dinero prestado, la transacción se revierte para deshacer las acciones realizadas hasta ese punto. Esto es posible gracias a los contratos inteligentes construidos sobre la red de Ethereum.

El contrato inteligente permite recibir el préstamo de un pool de liquidez que proviene de los propietarios de criptomonedas. El préstamo es puesto a disposición de manera momentánea para ser usado y devuelto en la misma transacción. Si el dinero prestado no se devuelve, el contrato inteligente rechaza la transacción y el dinero vuelve al pool de liquidez.

La gran ventaja de estos préstamos es que no exigen ningún tipo de garantía, ni colateral. Aunque sí hay que tener fondos suficientes para el pago del gas y las comisiones de las transacciones. La desventaja es que es un proceso difícil y mi pregunta básica estriba en si sirven para algo.

Casos de uso de los préstamos flash

En principio, sirven para ganar dinero. Sin embargo, tal y como mostraré más adelante, en realidad es bastante complicado para un usuario normal llegar a obtener beneficios con este tipo de préstamos. Para reflejar la manera en que se puede ganar dinero voy a centrarme en el caso de uso más común: el arbitraje. En las finanzas tradicionales, el arbitraje consiste en aprovechar las diferencias de precios de un mismo activo financiero entre diferentes mercados.

El Foro Económico Mundial publica un libro blanco de las DeFi

En este caso, el arbitraje se produce cuando se obtiene un beneficio entre la diferencia de precios que existe en los activos que se comercian en los diferentes exchanges de criptomonedas. Por ejemplo, si en un exchange A el precio de compra de 1 ETH son 2.500 DAI/ETH y, en el exchange B, el precio de venta de 1 ETH es de 2.600 DAI/ETH, podría pedir un préstamo flash de 1.000.000 de DAI y beneficiarme de dicha diferencia. Una vez obtenido el beneficio de la diferencia, en la misma transacción habría que devolver el millón de DAI solicitado para el préstamo, más una comisión. Si no se procede de esta manera, el contrato inteligente rechaza todo el proceso.

Finanzas tradicionales

Un ejemplo hipotético en la economía tradicional sería el siguiente. Alguien va al banco a pedir un préstamo porque ha visto que el tipo de cambio del euro al dólar en la casa de cambio A es de 1,21 (EUR/USD), mientras que en la casa de cambio B, el precio de venta es de 1,30 (EUR/USD). La persona entra al banco y pregunta al encargado de los préstamos si le podría hacer un préstamo sin ningún tipo de garantía, pero con la condición de no irse de la oficina hasta que no haya devuelto el préstamo.

De esta manera, el banco concede el dinero en euros. Desde el móvil, la persona compra dólares en la casa de cambio A; para, a continuación, venderlos en la casa de cambio B y obtener un beneficio. Una vez obtenido el beneficio, devuelve el préstamo al banco, más una comisión. Con lo cual, el banco dejaría a dicha persona salir de la oficina.

Pedir el préstamo

Las opciones de que esto ocurra en la economía tradicional son prácticamente nulas. Sobre todo, por las altas comisiones de las casas de cambio.

Al igual que hice con los préstamos que exigen una garantía, para experimentar de primera mano el proceso de solicitar un préstamo flash sin garantía en DeFi, he optado por la plataforma Aave, ya que permite realizarlo de una manera más sencilla. De hecho, la primera advertencia que realiza Aave acerca de los préstamos flash es que son operaciones diseñadas para desarrolladores, debido a su complejidad par ejecutarlos.

Sin embargo, más adelante muestra cómo es posible pedir uno de estos préstamos sin tener nociones de programación, gracias a Furocombo. Se trata de una aplicación descentralizada en versión beta que permite encadenar transacciones seguidas, facilitando el arbitraje a través de un préstamo flash, sin necesidad de desarrollar ni programar nada.

Furocombo

El primer paso para pedir el préstamo flash es meterse en Furocombo y dar al botón “Start”. A continuación,  debemos seleccionar la parte “Combo” y aparecerá un cubo con un + en el centro, que debemos clickar para indicar la primera operación que queremos realizar: pedir el préstamo. De entre todos los exchanges que  aparecen en pantalla, debemos fijarnos en Aave y seleccionar la opción “Flash Loan”. A continuación, seleccionamos la cantidad que queremos tomar prestada. En mi caso, tomé prestados 10.000 DAI.

En este paso, ya se nos indica que la comisión que debemos pagar es del 0,09%.  Esta comisión es siempre la misma para todos los préstamos flash, independientemente de la criptomoneda que deseemos tomar prestada. Se trata de una comisión bastante baja, si se compara con las que suelen aplicarse en las finanzas tradicionales y en los préstamos en DeFi con garantía. No obstante, el objetivo de esta operación no es el mismo. Los  préstamos flash están diseñados, principalmente, para ganar dinero; pero no para comprar un coche o una vivienda, o irse de viaje.

Una vez seleccionada la cantidad y haber dado en el botón “Set”, automáticamente aparecerá un cubo que indicará la cantidad que debemos retornar: 10.009 DAI, en mi caso.

Arbitraje

El siguiente paso es pinchar en el siguiente cubo e intentar hacer algo con esos 10.000 DAI. Para continuar con el ejemplo, debemos imaginar que hemos visto que en el exchange A (en este caso concreto Uniswap) el precio de compra del DAI/ETH es bastante más barato que el precio de venta del DAI/ETH en el exchange B (en este ejemplo Sushiswap). Por lo tanto, en el siguiente cubo lo que haremos será seleccionar Uniswap y cambiar todos los DAI que tenemos en préstamo por ETH. Observamos la lista de los exchanges, nos fijamos en Uniswap y seleccionamos “Swap Token”. En mi caso, me permitía comprar 4,15 ETH. A continuación, hay que  pulsar “Set” y arrastrar el cubo situándolo en medio de los dos anteriores, con el objetivo de que la transacción se realice después de pedir el préstamo; pero antes de devolverlo.

Por último, en el siguiente cubo tenemos que transformar los 4,15 ETH de nuevo a DAI a través de otro exchange. En esta parte deberíamos buscar un exchange donde el precio de venta del ETH sea mayor al precio de compra del ETH en Uniswap. Sin embargo, ya que en el momento en el que realicé la operación este no era el caso, elegí Sushiswap para seguir con el ejemplo. Asimismo, cambiamos los 4,15 ETH de nuevo a DAI, le damos a “Set” y colocamos el cubo justo antes de la transacción en la que retornamos el préstamo.

Securitize, participada por Santander, lanzará fondos de criptomonedas y DeFi

Balance final

En este caso concreto, se puede observar que la cantidad de DAI que obtenemos de vuelta al cambiar el ETH es menor que los DAI que hemos cambiado en un principio por ETH. Por lo tanto, en este ejemplo perderíamos dinero, ya que tras realizar estas operaciones los 10.000 DAI del préstamo los hemos convertido en 9.965 DAI tras realizar todas las operaciones. Arriba, a la izquierda, aparecerá el balance final de la cartera tras realizar estas operaciones, que equivale a la diferencia entre los DAI iniciales del préstamo y los DAI finales + la comisión del 0,09% . En mi caso, la diferencia (35 DAI) + la comisión (9 DAI) = 44 DAI.

Nunca pierdes dinero

Por último y solo en el caso de que este balance fuese positivo, conectaríamos nuestra cripto-cartera y  daríamos a “Send”. Al conectar nuestra cartera, nos muestra el gas de estas operaciones, que suele ser bastante elevado, ya que se trata de varias operaciones realizadas prácticamente a la vez. En mi caso, el gas de la  operación ascendía a $24,61, un precio alto y que también hay que considerar para el balance global de la operación.

Llegados a este punto, uno tiene que decidir si desea llevar a cabo todas las transacciones o no, dependiendo del balance final. En mi caso, el balance era negativo, por lo que no llegué nunca a realizar las operaciones, ya que no quería perder dinero. Es  aquí donde aparece otra de las claves de estos préstamos: nunca pierdes dinero. Si el cómputo global de las operaciones no te aporta beneficios, puedes no llegar a pedir nunca el préstamo, y ninguna de estas operaciones se llevaría a cabo.

Pero tampoco ganas…

Por otro lado, llegar a ganar dinero con este tipo de operaciones es realmente difícil y solo está fluidamente al alcance de unos pocos expertos. La gran competencia que existe, las comisiones, las tasas de interés y el gas, hacen muy difícil conseguir beneficios con estos préstamos. Además, hay que considerar que los miles de usuarios contra los que se compite, seguramente, tienen altas nociones de programación. Por tanto, si no se cuenta con experiencia en programación, pienso que obtener beneficios con estos préstamos es enormemente difícil.

Con el hack a BurgerSwap, las DeFi de BSC pierden $90 millones en mayo

Es un proceso complejo de entender y ejecutar. Aunque la plataforma Furocombo facilita mucho las cosas, al ser muy intuitiva, llegar a ganar dinero es muy complicado, por lo que los casos de uso fuera del ámbito de los expertos cripto son limitados.

Los préstamos flash sin garantía protagonizan el segundo post de la serie de artículos en los que intentaré contar mi experiencia con las denominadas finanzas descentralizadas (DeFi). Mi intención, como usuario no experto en la materia, es descubrir el funcionamiento de lo que se supone será el futuro de las finanzas. Pero lo  que está claro es que el potencial de las DeFi en el mundo de las finanzas es infinito.

También puedes seguirnos en nuestros canales de Telegram Twitter

Por Guillermo Callejo

Economista. Apasionado de las criptomonedas y sus aplicaciones financieras

Un comentario en «Descubriendo DeFi: cómo pedir préstamos flash sin garantía y sin bancos»
  1. Supongo que estas operaciones las ejecutaran a su vez programas de los usuarios, no creo que a un humano le de tiempo a aprovechar las oportunidades de arbitraje.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • bitcoinBitcoin (BTC) $ 32,619.00
  • ethereumEthereum (ETH) $ 1,905.96
  • tetherTether (USDT) $ 1.00
  • cardanoCardano (ADA) $ 1.28
  • bitcoin-cashBitcoin Cash (BCH) $ 469.04
  • litecoinLitecoin (LTC) $ 125.57
  • chainlinkChainlink (LINK) $ 17.67
  • stellarStellar (XLM) $ 0.250366
  • moneroMonero (XMR) $ 207.43
  • eosEOS (EOS) $ 3.60
  • tezosTezos (XTZ) $ 2.63
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola    Ver
Privacidad
Optimized with PageSpeed Ninja