defi prestamos bancos

Los préstamos sin bancos es el primer post de una serie de artículos en los que intentaré contar mi experiencia con las denominadas finanzas descentralizadas (DeFi). Mi intención, como usuario no experto en la materia, es descubrir el funcionamiento de lo que se supone será el futuro de las finanzas.

Empezaré por los préstamos, uno de los productos estrella de las finanzas tradicionales. Pese a que el proceso es sencillo y altamente intuitivo, existen detalles como las tasas de interés y los protocolos de actuación ante la volatilidad de las criptomonedas que pueden llevar a confusión.

Préstamos sin bancos en DeFi

La concesión de préstamos descentralizados a través de protocolos de open lending es uno de los tipos de aplicaciones de las DeFi más populares. El concepto es el mismo que en las instituciones tradicionales, aunque con la gran diferencia de que los intermediarios son sustituidos por contratos inteligentes. Actualmente, existen dos tipos de préstamos en las DeFi: los garantizados (con colateral) y los préstamos flash (sin colateral). En este primer post me centraré en los préstamos garantizados, que son aquellos en los que se necesita un colateral en forma de criptomoneda para realizar la operación.

Lo primero que llama la atención es la gran cantidad de plataformas que permiten otorgar estos préstamos, aún siendo un ecosistema muy reciente. Tras bucear por la red, descubrí que las tres principales son Maker, Compound Finance y Aave. Según Dune Analytics, una plataforma que analiza datos de aplicaciones realizadas en Ethereum, el pasado 30 de mayo, Maker tenía un total de $6.8.823 millones en depósitos bloqueados como garantía. Compound Finance, $10.268 millones y Aave $13.934 millones.

Se puede probar sin invertir dinero real

Me decanté por Aave por su sencillez y porque permite probar su plataforma sin tener que invertir dinero real a través de su testnet. Como muestra el siguiente tutorial de Aave, se puede probar pedir un préstamo usando la red de Kovan,  una blockchain para hacer pruebas sin coste alguno. Aave permite ofrecer préstamos a través de los pools de liquidez, los cuáles son creados por los usuarios que depositan sus criptomonedas con el fin de obtener beneficios a través de intereses. Además, otra característica importante de Aave es que permite usar los pools de liquidez de Uniswap, la plataforma de intercambio de criptomonedas DeFi de referencia.

Aave se une a Polygon, el Polkadot de Ethereum, para escalar las DeFi

Lo primero que se necesita para pedir un préstamo es crear una cartera cripto y conectarla con la plataforma.  Aave acepta las carteras creadas en Coinbase, MyEtherwallet, Portis, Metamask etc. Los préstamos se solicitan  directamente desde la cartera y la cuantía del mismo dependerá de la cifra que uno quiera depositar en la plataforma.

Una vez conectada la cartera, hay que ir a la pestaña depositar, la cual nos indicará el saldo de las distintas criptomonedas que tenemos en la cartera. En mi caso, decidí depositar 5.000 DAI. La tarifa asociada a este depósito era de $0,79, y el Gas Fee de 0,001396 ETH ($3,64). Una vez depositado, el balance de la cuenta se puede ver en el panel de control.

El siguiente paso es ir a la pestaña denominada “tomar prestado”. En esta pestaña me di cuenta de varias cosas. Lo primero, que con mis DAI como garantía podía pedir un préstamo de la mayoría de criptomonedas disponibles en Aave, menos de ETH (Ethereum) y UNI (Uniswap). Para acceder a estas últimas necesitaba tener dichas criptomonedas como garantía.

La segunda cuestión a tener en cuenta es que Aave te indica el máximo que puedes tomar prestado, según tu colateral. En mi caso, habiendo depositado $5.017 lo máximo que me permitía pedir prestado eran $3.762. La cantidad que se puede solicitar depende del ratio entre el préstamo y el valor de cada criptomoneda. En el caso de DAI, permite tomar prestado hasta un 75% del valor del colateral. En el de ETH, un 80%. Los porcentajes de cada criptomoneda se pueden consultar en el siguiente enlace. 

 

Tasas de interés en DeFi

La tercera cuestión importante es que Aave nos muestra dos tasas de interés distintas para cada moneda: variable y estable. La tasa de interés estable es fija en el corto plazo, pero puede ser modificada en el largo plazo si el ratio de utilización está por encima del 95%. Por otro lado, la tasa de interés variable se ajusta según la oferta y la demanda de cada criptomoneda dentro de la plataforma. En general, las tasas de interés son altas.  Sin embargo, llama especialmente la atención que algunas tasas, como la de ETH superen el 100%.

Las altas tasas de interés tienen por objetivo evitar riesgos y falta de liquidez. Según indica Aave, las tasas de interés dependen de la tasa de utilización. En el caso de ETH, la tasa de utilización óptima es del 65%, pero en el momento que yo entré en la plataforma la tasa de utilización era del 99,9%, con una liquidez disponible que no llegaba a 1 ETH.

La blockchain de Ethereum se suma a la guerra de las hipotecas, con RealT y Aave

Factor de salud

El siguiente paso para solicitar el préstamo es indicar la cantidad que se quiere tomar prestada. De una manera muy visual, Aave indica como evoluciona el factor salud de cada uno en función de la cantidad que se quiere solicitar. El factor de salud muestra numéricamente la seguridad del colateral con respecto al préstamo pedido. Cuanto mayor sea el valor, más seguro será el estado del colateral frente a un escenario de liquidación. Si el factor de salud llega a 1, se activaría la liquidación de los depósitos. En mi caso, tomé prestado un total de 2.000 DAI, con un factor de salud 2. 

El préstamo

Una vez que hemos decidido la cantidad que queremos tomar prestada, debemos seleccionar el tipo de interés del préstamo. En mi caso, únicamente me permitía elegir el interés variable. El sistema no me dejaba optar por un tipo de interés estable en una reserva que estaba usando como garantía. Aún así, el tipo de interés se puede cambiar más adelante. Por lo tanto, elegí el tipo de interés variable, que estaba a un 12,97%. El coste del gas de está operación ascendió a 0.001745 ETH ($4,54). 

 

 

Una vez aprobada la transacción, los 2.000 DAI aparecen en la cartera. Concretándose de esta manera la concesión del préstamo. Una vez en la cartera, los DAI pueden ser usados en cualquier otra plataforma DeFi o  de la manera que el usuario desee.

Devolución del préstamo

Para devolver el préstamo, solo hay que ir al panel de control y seleccionar pagar. Aave permite pagar con el colateral o con el saldo de tu cartera. La tasa de interés se aplica de forma automática.

Con el hack a BurgerSwap, las DeFi de BSC pierden $90 millones en mayo

Aunque suene complejo, es relativamente sencillo. La plataforma de Aave es muy intuitiva y solo hace falta una cartera con criptoactivos para pedir el préstamo. En los siguientes posts hablaré de los posibles problemas de liquidez que pueden surgir, debido a la volatilidad de las criptomonedas y de los errores en la programación, al ser una tecnología muy reciente. Lo que está claro es que el potencial de las DeFi en el mundo de las finanzas es infinito.

*Imagen de moerschy en Pixabay

También puedes seguirnos en nuestros canales de Telegram Twitter

Por Guillermo Callejo

Economista. Apasionado de las criptomonedas y sus aplicaciones financieras

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • bitcoinBitcoin (BTC) $ 40,268.00
  • ethereumEthereum (ETH) $ 2,566.37
  • tetherTether (USDT) $ 1.00
  • cardanoCardano (ADA) $ 1.56
  • bitcoin-cashBitcoin Cash (BCH) $ 631.24
  • litecoinLitecoin (LTC) $ 176.31
  • chainlinkChainlink (LINK) $ 24.46
  • stellarStellar (XLM) $ 0.341212
  • eosEOS (EOS) $ 5.24
  • moneroMonero (XMR) $ 272.83
  • tezosTezos (XTZ) $ 3.31
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola    Ver
Privacidad
Optimized with PageSpeed Ninja