Brian Armstrong, de Coinbase, apoya enmienda al proyecto de ley de infraestructuras de EE.UU.

El CEO de Coinbase, Brian Armstrong, se ha sumado a las críticas vertidas sobre el proyecto de ley de infraestructura de Estados Unidos que busca recaudar $28.000 millones en impuestos sobre criptomonedas. Armstrong califica la propuesta de ley de injusta, excesiva y mucho más intrusiva que las aplicadas en el sistema financiero tradicional. 

Armstrong considera que las acciones que están tomando los reguladores estadounidenses en la actualidad no están siendo coordinadas con todas las partes involucradas en la criptoindustria. El empresario afirma que las criptomonedas “jugarán un papel importante en el futuro innovador de nuestro país” y que, por ello, es importante que las nuevas políticas garanticen que la innovación tecnológica pueda prosperar correctamente en los Estados Unidos. 

Brian Armstrong y las criptomonedas

En un hilo de Twitter, Armstrong apoya la enmienda al proyecto presentada por los senadores Cynthia Lummis, Ron Wyden y Pat Toomey. Dicha enmienda quiere excluir a las entidades sin custodia del ámbito de aplicación del proyecto regulatorio. Por ejemplo, a mineros, operadores de nodos, desarrolladores y otros participantes de la criptoindustria que no tienen clientes, ni brindan servicios. Su propuesta es dejar solo a las entidades que sí tengan la capacidad de reportar a los reguladores, como las plataformas de intercambio de criptomonedas y similares. 

El CEO de Coinbase considera que el proyecto que estudia el Gobierno de Biden podría tener un “profundo impacto negativo” en el ecosistema cripto del país. Los términos y definiciones, excesivamente amplios que introduce la propuesta de ley, acabarán con la innovación, asegura Armstrong.

28.000 millones en impuestos a las criptomonedas

La nueva ley bipartidista de infraestructuras de Estados Unidos pretende recaudar 28.000 millones de dólares en impuestos de las criptoempresas en los próximos 10 años. El objetivo es destinarlos a mejorar puentes, carreteras y demás infraestructuras del país.

El proyecto de ley, actualmente en estudio por parte del Congreso de Estados Unidos, ha despertado una ola de reacciones en la criptocomunidad. Especialmente criticada ha sido la definición que hace de “corredores”, que incluye a todos los participantes de la industria de las criptomonedas, prácticamente sin excepciones.

La regulación de criptomonedas, presente en la agenda política de Estados Unidos

Además de Coinbase, empresas como Square, Blockchain Association, Coin Center y Ribbit Capital también han mostrado su disconformidad con el proyecto ley. Todas apoyan la enmienda de los senadores estadounidenses para limitar el término de “corredores” en la industria. Según el cronograma de sesiones del Congreso, el proyecto de ley de infraestructuras de EE.UU se debatirá el próximo mes.

Limitar la definición de “corredores”

En su cuenta de Twitter, Armstrong indica que tal y como están definidos los “corredores” en el proyecto de ley, cualquiera puede ser tratado como “intermediario” de criptomonedas con obligaciones fiscales. Incluso, cuando no aplique. El CEO de Coinbase señala que los smart contracts que permiten a las personas acceder a servicios financieros descentralizados no son empresas. Y tampoco se pueden modificar para recopilar información KYC (Conozca a su Cliente), como pretende el Gobierno. 

Armstrong está de acuerdo con la enmienda presentada por los senadores estadounidenses que pretende limitar la definición de “corredores” propuesta en la ley. El objetivo de dicha enmienda es integrar las criptomonedas con el sistema financiero tradicional, sin sofocar el desarrollo y crecimiento de la industria. 

El exchange de criptomonedas Coinbase pide normas claras en Estados Unidos

CoinCenter señaló que dejar la definición de “corredores” tal y como figura en el proyecto de ley de infraestructuras, “impondría requisitos inviables sobre una industria naciente”. Kristin Smith, CEO de Blockchain Association, manifestó que la ley podría provocar la expulsión de los participantes de la criptoindustria del país. 

Requisitos sin precedentes

Armstrong también se muestra contrario a los requisitos de informes que pretende exigir la ley a las empresas de criptomonedas. El CEO explicó que si la ley es aprobada, Coinbase y otras plataformas de intercambio cripto deberán vigilar las transacciones de criptomonedas como nunca antes. Por lo que calificó la propuesta de ley de injusta, excesiva e intrusiva. Incluso más que las aplicadas en el sistema financiero tradicional. 

“El proyecto de ley de infraestructura también impone requisitos de informes radicales y sin precedentes”, escribió Armstrong, señalando que estos obligarán a su compañía a vigilar las transacciones de sus clientes de  forma intrusiva y molesta. 

Las criptomonedas llegan a Wall Street: Coinbase saldrá a bolsa el 14 de abril

Por último, el CEO de Coinbase pide a todos los participantes de la criptoindustria apoyar la enmienda de los senadores Cynthia Lummis, Ron Wyden y Pat Toomey, para garantizar un entorno regulatorio justo y saludable para las criptomonedas. 

También puedes seguirnos en nuestros canales de Telegram y Twitter.

Por Jennifer Maldonado

Ingeniera de profesión y redactora de contenidos digitales. Apasionada por el desarrollo de las nuevas tecnologías y las criptomonedas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • bitcoinBitcoin (BTC) $ 42,350.00
  • ethereumEthereum (ETH) $ 2,883.95
  • cardanoCardano (ADA) $ 2.26
  • tetherTether (USDT) $ 1.00
  • chainlinkChainlink (LINK) $ 24.09
  • litecoinLitecoin (LTC) $ 149.17
  • bitcoin-cashBitcoin Cash (BCH) $ 508.78
  • stellarStellar (XLM) $ 0.274470
  • tezosTezos (XTZ) $ 7.00
  • moneroMonero (XMR) $ 235.61
  • eosEOS (EOS) $ 3.94
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola    Ver
Privacidad