Wall street blockchain

Durante esta semana, el caso GameStop ha producido un pequeño terromoto en Wall Street. También ha sacudido las neuronas financieras de todo el mundo. La acción coordinada de miles de pequeños inversores, para enfrentarse al poder de los fondos financieros y conseguir que el valor de las acciones de una desahuciada empresa se revaloricen hasta niveles impensables. Así, consiguen romper las expectativas de quienes, apostando a corto, pronosticaban unas cotizaciones bajo mínimos de la compañía. Para explicar este movimiento, se han subrayado sus bases técnicas. Por un lado, la red social Reddit, que ha posibilitado la coordinación de la acción. Por otro lado, la aplicación Robinhood, por la que los pequeños inversores pueden lleva a cabo sus adquisiciones bursátiles sin pagar comisión alguna. Más allá de la indudable relevancia de estas fuerzas técnicas, se encuentran los procesos sociales. Procesos sociales que, por cierto, explican la existencia de ambas aportaciones técnicas.

Wall Street y blockchain

Ya se sabe que, cuando Wall Street estornuda, sube aceleradamente la fiebre del resto de capitales financieras. Es cierto que su proyección hacia las criptomonedas, las finanzas descentralizadas o, de forma aún más general, Blockchain, puede ser considerado un inútil juego de la imaginación.

ConsenSys se asocia con BSN, la red blockchain del Gobierno de China

Parece que no hay puentes. Ni en lo material, pues la cotización de las criptomonedas no se ha visto afectada fundamentalmente por este movimiento. Ni, tampoco, en la representación social de las criptomonedas o las DeFI. Al fin y al cabo, la descentralización, lógica práctica básica en Blockchain y sus distintas aplicaciones, parece estar muy distante de la acción coordinada de numerosas y múltiples unidades. Del enjambre (swarm), como se le ha denominado. Pero, a lo mejor, la inexistencia de puentes es solo una apariencia. Por ello, puede merecer la pena una mínima reflexión.

En el mismo punto que los dinosaurios

Una reflexión a pesar de que algunos expertos, como Jim Chanos, gestor de uno de los fondos neoyorkinos afectados, ha calificado de episodio surrealista lo sucedido. Por supuesto, episodio que está muy lejos de la realidad que piensan y se representan los miembros de la élite financiera. Ahora bien, si se lo toman como una anécdota pasajera; y no como un serio aviso a tener muy en cuenta, están acelerando su destino al mismo punto que los dinosaurios. Algo que cabe extender al conjunto del sistema capitalista. Aquí utilizamos un refrán muy nuestro: cuando las barbas de Wall Street veas pelar, pon las de tu sistema financiero a remojar.

Ripple señala a Ethereum y ConseSys como argumento en su defensa ante la SEC

De hecho y dentro de la diferencia, hay rasgos comunes. Seguramente el que más nos ha llegado es el de la imagen de una acción conjuntada de pequeñas unidades, que casi siempre eran víctimas de las decisiones de los grandes. En este caso, grandes y pequeños son inversores.

Ha de reconocerse que la imagen rezuma cierto populismo, como denuncia Andrew Ross Sorkin en el NYT. Un populismo alimentado especialmente por Robinhood. Empresa que terminó traicionando a los pequeños inversores, deteniendo sus operaciones. Un populismo de “david contra goliat” de fácil circulación social. Puesto en conexión y comparación con el movimiento Occupy Wall Street, que acampó en Zuccotti Park durante un buen puñado de meses de 2011.

Populismo y narrativa de Blockchain

Un populismo que también recorre buena parte de la narrativa Blockchain. Desde pequeños ahorradores frente grandes entidades financieras. Desde pequeños ciudadanos con un dinero ganado con el sudor de su frente contra estados emisores de deuda y productores de inflación, que llevan a la devaluación de lo que se tiene. Desde desarrolladores individuales solidarios, que permiten navegar por internet en el anonimato, en oposición a las grandes empresas tecnológicas, bajo la etiqueta GAFAM.

Elon Musk pone #bitcoin en su biografía de Twitter y el precio sube a $37.428

El nacimiento y desarrollo de Bitcoin, así como de otros proyectos en Blockchain, es inexplicable sin las motivaciones ideológicas y políticas. Subyace un modelo político, se esté o no de acuerdo con el mismo. Va más allá de lo que puede considerarse la exclusiva racionalidad económica, por muy razonable que sea económicamente. En el mundo de la economía, de la mítica racionalidad, funciona lo simbólico, como subraya el autor de Hacking the Future of Money, Brett Scott, en The Guardian, comentando el caso GameStop.

La relación con el dinero está atravesada de símbolos, como, también, de emociones, confianza, relaciones sociales. Hasta de la moral y la ética. Pues el movimiento de esa semana en WallStreetBet aparece teñido de reacción, tintada de romántica, en oposición a lo que se consideraba una injusticia. El germen de la coordinación está más impulsada por la reacción a la injusticia, que por –muy difusas- expectativas de ganancias.

Medios de comunicación como actores económicos

Teniendo en cuenta la importancia de lo simbólico en la actividad económica, como es la inversión, el papel de los medios de comunicación ha sido –y es- de especial relevancia. Tal vez ya sea hora de reconocer a los medios de comunicación como actores económicos. En el caso GameStop, una red social, en Reddit, se ha mostrado como una fuerza del mercado con un vigor insospechado.

Transacciones de la criptomoneda dogecoin superan $10.000 millones en 24 horas

Ahora, los grandes actores y reguladores de los mercados se han echado las manos a la cabeza y exigen control de estas redes sociales que hablan de inversiones. ¿Por qué no de consumo o de otras actividades económicas? En cualquier caso, esto se parece mucho al: “¡Qué escándalo! He descubierto que aquí se juega”, de la película Casablanca.

Dinero y comunicación

Desde la Antropología Social y la Sociología se lleva concibiendo al dinero como un medio de comunicación desde hace más de un siglo. Pero con la digitalización del dinero cobra mayor relevancia la exigencia de reflexión sobre el solapamiento entre dinero y comunicación. El dinero funciona como comunicación. Es un mensaje vinculado a cierta realidad, como un patrimonio. La comunicación cada vez funciona más como dinero: algo que adquiere valor para las estrategias vitales de los emisores y los receptores. De aquí la relevancia de que la comunicación tenga que generar valor entre ambos actores del proceso de comunicación.

La ética del bien común, el espíritu de las criptomonedas y el criptomonetarismo

La penúltima reflexión, en cuanto Blockchain se mira en el espejo del caso GameStop, tiene que ver con el perfil dominante entre los componentes de WallStreetBets. El perfil social que las crónicas nos han dibujado de ese pequeño inversor. Se trata de jóvenes técnicamente muy formados, nativos digitales, con un sentido democrático importante, un sentido que parece poner bajo sospecha buena parte del funcionamiento de las actuales instituciones democráticas.

Una posición contra lo establecido. Un sentido político comprometido, que parece ir bastante más allá de los partidos políticos, de su centralismo y sus organizaciones centralizadas. Una desadscripción política con profundos sentimientos políticos, de lo que es justo e injusto, que parece funcionar mejor a la contra. Mejor que construyendo planes, programas, acciones. Pero que ha encontrado una forma de actuar en casos como el de GameStop. Vendrán más.

Foro Coches y el eco social del ecosistema cripto

El último apunte está relacionado con la comparación que se ha hecho estos últimos días entre WallStreetBets y nuestro Foro Coches. Una comparación que, de momento, parece fuera de lugar. No obstante, las sombras del caso GameStop ya están allí. Preguntas sobre si la red social Reddit puede organizar una demanda colectiva ante la reacción de Robinhood, vivida como una traición y transgresión de las expectativas que la entidad generaba entre sus usuarios.

Brian Brooks, adiós a la OCC horas después de que Anchorage (Visa) fuese banco

Con respecto a las criptomonedas, en Foro Coches dominan las consultas sobre cómo operar con las criptomonedas, el trading de criptomonedas, etc. Hilos e intervenciones de especial relieve y que nos dicen, al menos, el eco social que tiene el ecosistema cripto. Que nos dicen de cómo la realidad social se mueve, más allá de la realidad que piensan y deciden las élites de la sociedad.

Foto de cottonbro en Pexels
También puedes seguirnos en nuestros canales de Telegram Twitter

Por Javier Callejo

Catedrático de Sociología en la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), especializado en la observación empírica de los comportamientos de consumo y de la recepción mediática. Licenciaturas en Periodismo y Derecho

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • bitcoinBitcoin (BTC) $ 33,787.00
  • ethereumEthereum (ETH) $ 2,138.83
  • tetherTether (USDT) $ 1.00
  • cardanoCardano (ADA) $ 1.21
  • bitcoin-cashBitcoin Cash (BCH) $ 459.90
  • litecoinLitecoin (LTC) $ 126.84
  • chainlinkChainlink (LINK) $ 16.86
  • stellarStellar (XLM) $ 0.270335
  • moneroMonero (XMR) $ 204.63
  • eosEOS (EOS) $ 3.68
  • tezosTezos (XTZ) $ 2.74
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola    Ver
Privacidad