Sam Bankman, culpable: certificación del fin del criptoinvierno
Sam Bankman, culpable: certificación del fin del criptoinvierno

Sam Bankman, culpable: certificación del fin del criptoinvierno

Sam Bankman-Fried ha sido declarado culpable de los siete cargos por fraude y conspiración. Ahora queda esperar la sentencia. Wired califica, seguramente con razón, de causa de celebración la sentencia. Celebración porque señala que no vale todo en el ecosistema cripto para ganar dinero, que hay reglas, tribunales y vigilancia para impedir y sancionar conductas inapropiadas. Que se puede condenar lo que está mal hecho. Con lo que ello significa de protección para los usuarios. Más allá de esto, también celebración por coincidir el veredicto con un nuevo despegue en la cotización de las principales criptomonedas. Si puede decirse que, con el salto a la luz pública del caso FTX, empezó el criptoinvierno, un año después puede darse por acabado con la convergencia de veredicto y números de la cotización.

Sam Bankman

Por último, también puede considerarse motivo de celebración el hecho de la rapidez del proceso judicial. Con la enorme cantidad de documentación mediante y el relativamente alto número de declarantes en la vista oral, en otros países hubiera durado varios años el llegar hasta esta primera sentencia. La industria cripto habla ya del cierre de un mal episodio en su historia o del fin de una pesadilla para el conjunto de la misma. La sensación que tiene es que el sistema judicial estadounidense ha funcionado.

Prosegur abre búnker para custodia de criptoactivos en Brasil

Ahora vendrá la condena. La vista para determinar la sentencia tiene fecha del próximo 28 de marzo de 2024. Para el fundador y CEO de FTX, se pide más de una centena de años en prisión. Las apuestas de años reales en prisión están alrededor de los treinta años en prisión. Si se calculase en función de los alrededor de 10 mil millones de dólares estadounidenses en que se valora el monto de los fraudes realizados, tendría para un rato largo entre rejas. El consuelo es que actualmente tiene 31 años.

Cinco horas para el veredicto

También vendrán los recursos y revisiones. Pero vale oro el alcanzar una sentencia en la que se condena a quien se ha aprovechado de tanta gente. Aunque buena parte de los clientes de FTX han podido recuperar el dinero que pusieron, según afirman los abogados de Bankman-Fried.

La industria cripto respira. No obstante, si el término fraude está claro en la sentencia, el de conspiración deja alguna que otra nube sobre el sentido que tuvieron sus entrevistas y reuniones con autoridades.

Banco británico HSBC toma la bandera de la tokenización blockchain

Durante el juicio, Bankman-Fried negó las acusaciones de fraude. A lo sumo, reconoció deficiencias en la gestión. Vamos, como si se le hubiera extraviado un recibo a un empresario autónomo. Su credibilidad ha sido tan baja, que el jurado apenas tardó cinco horas en alcanzar el veredicto.

Ellison, Singh y Wang, también culpables

Los otros acusados en el juicio por su implicación en la quiebra fraudulenta de FTX también fueron declarados culpables y, al igual que Bankman-Fried, esperan sentencia. El hecho de que colaborasen con la justicia y que sus juicios hayan sido especialmente determinantes para explicar la rapidez con la que se ha condenado a Bankman-Fried, no les librará tampoco de una buena temporada en la cárcel.

Se trata de Caroline Ellison, exnovia de Sam y CEO de Alameda Research, la firma hermana de FTX y que colaboró en el flujo de fondos, Nishad Singh, director de ingeniería de FTX, y Gary Wang, director técnico de la empresa. Sobre la primera también se encuentra una potencial sentencia a más de cien años de prisión. Para los otros dos, 75 y 50 años respectivamente. No obstante, el papel que ha podido tener su colaboración cabe ser tenido en cuenta por el juez para que, al menos en el caso de ellos dos, evitar que ingresen en prisión. En contra de esto se encuentra la gran suma de dinero defraudada.

Superado por Maddof

Como ocurre en la mayor parte de los actos judiciales, el veredicto tiene un carácter performativo. Solo con su sostén, Sam Bankman-Fried ya ha pasado a ser uno de los más grandes defraudadores financieros en toda la historia de Estados Unidos y, por lógica extensión por ser el centro financiero planetario, del mundo.

Tokenización y estilo de vida de las nuevas clases medias globales

Superado por Maddof, quien falleció en prisión en 2021, tras ser condenado por la mayor estafa piramidal de la historia, arrastrando 65 mil millones de dólares estadounidenses. El fraude existente tras la quiebra de Enron, con nombres como el de Kenneth Lay, seguramente ocupa el segundo lugar. Después los hay muy distantes en la lista, bastante por debajo del puesto que ahora ocupa Bankman-Fried, pero cuyo ingenio puede llegar a resultar más audaz y hasta simpático, como George C. Parker que vendía la Estatua de la Libertad o el Puente de Brooklyn.

 

Javier Callejo
Comparte esto:
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola    Ver
Privacidad