El Estado Red descentralizado que propone Balaji Srinivasan
El Estado Red descentralizado que propone Balaji Srinivasan

El Estado Red descentralizado que propone Balaji Srinivasan

El proyecto Network State (Estado Red) fue creado por el empresario e inversor Balaji Srinivasan. Anteriormente fue responsable tecnológico de Coinbase y socio de Andreessen Horowitz. Pues bien, Balaji define su Network State como una comunidad en línea, altamente vinculada, con capacidad para la acción colectiva que financia, a través de crowdfunding, territorios a lo largo del mundo y que aspira a obtener reconocimiento por los estados ya existentes.

Estado Red Balaji Srinivasan

La Network State Conference 2023  ha sido una de esas experiencias en las que se tiene la sensación de que hay algo importante que empieza. Sus más de siete horas de sucesión de intervenciones y contenidos tienen el aire ceremonial de la convicción profunda, con escuchas atentas. En el objetivo, la creación de una gran comunidad-nación, una especie de convocatoria para un gran proyecto. La energía del proyecto es tal vez lo que permite superar algunas intervenciones no especialmente excitantes.

Muchas más personas comunes de las que piensas usan criptomonedas

La definición deja un poco impasibles; en standby mode. De un término tan ambicioso se espera más. Pero tal vez ahí resida buena parte del éxito de la expectación despertada: suena bien; y engancha para seguir atentos a su evolución. Ha de subrayarse que la tecnología Blockchain tiene un especial protagonismo en el proyecto. Se considera una especie de trampolín que permitiría dar el paso desde la fundación de “nuevas sociedades” a la creación de naciones y estados digitales.

Contrato social y blockchain

Se trata de, en primer lugar, partir de esa especie de comunidad secundaria, utilizando el concepto de Walter Ong para las bases civilizatorias de la comunicación. Comunidades secundarias que derivan de sociedades individualizadas, en las que sus individuos se reconocen con autonomía. Ahora bien, comunidades secundarias con sus miembros vinculados digitalmente. La infraestructura es digital y, con mayor precisión, es digital con la lógica de Blockchain. Parece que en Blockchain residiría el contrato social del que nos hablaba Rousseau, el filósofo que arramblaba con las despensas y las paciencias de los grandes filósofos contemporáneos a los que visitaba. Que se lo cuenten al bienhumorado Hume.

Comunidades secundarias que, con una financiación de sus miembros que empezaría a tener cierto aire “autofiscal” en clave de crowdfounding, pasarían a convertirse en naciones digitales-estado. Porque el estado se encuentra al final del camino y las criptomonedas en el arranque. Paradójico que las criptomonedas, que nacieron frente al dinero de los estados y frente al estado en general, terminen por ser el pedestal en el que se erige el nuevo estado. Un estado que nacería con población, fiscalidad y una especie de poder hiperdemocrático, desdeñando el territorio unitario y continuo como un concepto viejuno, obsoleto en la modernidad digital.

Un estado descentralizado

¿Para qué crear un nuevo estado, con todos los que hay? Bajali Srinivasan no está muy satisfecho con el actual orden sociopolítico. La mayor parte de su libro, Network State, se dedica a mostrar tal desafección. Pero los estados-red, lo que recuerda el concepto de sociedad-red de nuestro exministro Manuel Castells, tienen la solución. Esperemos que el concepto de estado-red tenga mayor permanencia que el de sociedad-red y, sobre todo, mucha más permanencia de la que ha tenido nuestro albaceteño en la mayor parte de los cargos por los que ha pasado. Se ve que el talento es nómada, en todos sus aspectos.

La utopía cercana de un estado-red basado en blockchain, de Srinivasan

El núcleo de la respuesta de Srinivasan está en un estado descentralizado. El nuevo estado es descentralizado. Mientras que la sociedad actual se encuentra altamente descentralizada -teletrabajo a muchos kilómetros del centro empresarial operativo, viviendo en unas afueras cada vez más afuera- el poder político de los estados se halla más centralizado. En esta descentralización del poder, la visión e infraestructura que proporciona Blockchain y sus productos (formas de gobierno, criptomonedas, registro confiable y transparente…) son inevitables. Así, siguiendo sus términos, la red social es el nuevo Leviatán. Porque, siguiendo la concepción de Srinivasan, la gente necesita un Leviatán.

Vitalik Buterin

El estado por acuerdo libre de los individuos es una teoría en la que enraíza la filosofía moderna, desde Hobbes, el creador del concepto de Leviatán aplicado al estado. Pasa por Locke, y llega, con una larga cadena de expertos en Filosofía Política, hasta la actualidad. El propio Srinivasan, si quieren. La cuestión es la motivación para llevar a cabo el acuerdo: el miedo y la protección de la propiedad en Hobbes, la protección de los derechos civiles en Locke…. Y para qué en Srinivasan. Objetivos como obtener un saludable estilo de vida. En el caso de Vitalik Buterin, que parece simpatizar con el concepto de network state, porque se comparten valores.

Los movimientos geopolíticos del futuro pasarán por el metaverso (KPMG)

Tras su formación digital, el estado iría tomando tierra en el mundo real. Se iría constituyen como aglutinamiento de territorios, que serían pacíficamente reconocidos por el resto de estados. Dicho esto, subrayar que se trata de un proyecto a muy largo plazo. De aquí que un saludable estilo de vida sea más que razonable, para vivir muchos años. Es un proyecto a largo plazo. Parece que estamos dejando a un lado los giros lingüísticos o pragamatistas, para insertarnos en el giro largoplacista… todo a largo plazo y poco a poco, poniendo horizontes vitalmente inalcanzables por el bien de la eternidad de la colectividad.

Supervivencia del Estado

Largoplacista es la escuela filosófica liderada, desde Oxford, por William MacAskill, tan admirado por Elon Musk y Bill Gates. Una escuela que tiene la supervivencia de la Humanidad como horizonte, frente a los riesgos existenciales del cambio climático, la guerra nuclear, la inteligencia artificial o el ciego tropiezo de un gran asteroide. En el caso de Srinivasan es la supervivencia del estado. Eso sí, descentralizado.

Javier Callejo
Comparte esto:
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola   
Privacidad