Vitalik Buterin certifica que la IA es una "mierda seria"
Vitalik Buterin certifica que la IA es una "mierda seria"

Vitalik Buterin certifica que la IA es una «mierda seria»

Vitalik Buterin, cofundador de Ethereum y una de las voces con mayor eco en el ecosistema cripto, ha confirmado que GPT-4 (Generative Pre-trained Transformed 4), el modelo de IA generativa (GAI, por sus siglas en inglés) de OpenAI, ha superado el Test de Turing.

EL DÍA QUE LA IA DECIDA LAS GUERRAS, ESE DÍA SERÁ LA ÚLTIMA GUERRA

Manifestación subrayada con una especie de: esto nos confirma que la IA (inteligencia artificial) es una “mierda seria”. Una manifestación que puede leerse desde varias perspectivas. Tal vez la más profunda, aunque también sea la más obvia: el desarrollo de los modelos de GAI está alcanzando una velocidad de crucero que empieza a asustar, donde parece que ya sean difíciles las posibilidades de frenar, si es que alguna vez se consideraron seriamente tales posibilidades.

Vitalik Buterin IA

Otra más secundaria: el hecho de que Buterin, tal vez la figura con mayor autoridad en el ecosistema cripto, haga tales manifestaciones es también la certificación de la necesidad de que Blockchain se articule con la IA, ya que ésta ha pasado a ser la columna vertebral de la innovación. Como dice Buterin en clave retórica y escatológica en la red social Warpcast, la IA es una mierda seria. Al fin y al cabo, lo del Test de Turing tiene algo de paso del Rubicón en el imaginario de los expertos en IA en particular y en procesos de innovación en general. ¡Alea iacta est!

Como suele ser habitual, el canal utilizado por Vitalik Buterin ha sido el de las redes sociales. En un hilo de conversación en la red social Warpcast, publicó inicialmente un sucinto, pero, a la vez, rotundo mensaje: “Para mí, esto cuenta como que GPT-4 pasa el Test de Turing. Es una actualización importante que hizo que GPT-4 llegase hasta aquí”. El hilo versaba precisamente sobre el resultado de una investigación llevada a cabo en la Universidad de California San Diego.

DEBEMOS APRENDER A HABLAR CON LA IA PARA EVITAR LA ESTANDARIZACIÓN

La IA ahora es una mierda seria

Resultados que, publicados en un paper online, afirmaban que la gente no podía distinguir GPT-4 de un humano en un Test de Turing. En la investigación, el test fue realizado por 500 participantes. En un 56% de las ocasiones, los participantes atribuyeron como respuestas del humano las que eran de la máquina. Algo que le permitió añadir a Buterin: “¡Significa que la capacidad de las personas para saber si es un humano o un robot es básicamente como lanzar una moneda al aire!”.

La afirmación de Buterin que nos sitúa en clave de cruce del Rubicón es añadida después: “Con diferencia, el hito más famoso socialmente aceptado es el de que ‘la IA ahora es una mierda seria’. Por eso es bueno recordarnos que ya se ha superado el hito”. El hito es la superación del Test de Turing.

LA CAJA NEGRA DE LA IA NECESITA LA TRANSPARENCIA DE BLOCKCHAIN

Las pruebas catalogadas como Test de Turing son las destinadas a determinar si el comportamiento de una máquina es indistinguible del de un ser humano. Es decir, una máquina supera este test si, durante una prueba que cumple las altas exigencias del diseño experimental, obtiene como resultado que una mayoría de los participantes mantiene que las interacciones llevadas a cabo tanto con una máquina, como con un ser humano, son indistinguibles. El participante desconoce inicialmente, si el experimento está bien diseñado, si las respuestas o comportamientos observados vienen de la máquina o del ser humano.

Blade Runner

Por supuesto, el nombre del test es en honor del matemático británico Alan Turing, quien la propuso a mediados del siglo pasado. Una prueba que ha generado muchos debates de profundo cariz filosófico. También una interesante literatura, especialmente en el género de la ciencia ficción. Véase, por ejemplo, la magnífica ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?, de Philip K. Dick, sobre la que se apoya la popular película Blade Runner.

La mayor parte de los diseños de esta prueba a la máquina consisten en preguntas que un humano hace tanto a la máquina, que es la que está pasando la prueba, como a un ser humano. Aunque, reconozcámoslo, quien realmente está pasando la prueba es el ser humano como especie. Es una prueba a su capacidad creativa, casi divina. Por un lado, mostrando que puede crear cosas que son tan como el ser humano, como sí mismo, que se confunden.

EUROPA TIENE EL 1º TRATADO PARA QUE LA IA RESPETE LOS DERECHOS DE LAS PERSONA

Es aquí donde puede entrar el primer temblor de piernas filosófico, pues, al fin y al cabo plantea qué es un ser humano y dónde reside el core de lo que consideramos humanidad. En segundo lugar, como juez que decide si su propia creación alcanza ese nivel de humanidad. Es el reconocimiento del ser humano, a partir del reconocimiento de la capacidad de la máquina. Y como en esto de las matemáticas y la lógica siempre es posible encontrar paradojas, constátese que tales reconocimientos parten de la falta de reconocimiento de la distinción máquina-hombre.

Más competentes y eficientes

En el Test de Turing, como en Blade Runner, se trata de hombres que dirimen sobre si una máquina es tan buena como un ser humano. Buena más en el sentido de la competencia y la eficacia, que en el moral. Tal vez un paso necesario antes de que sean las máquinas, especialmente aquellas que han superado sobradamente el Test de Turing, las que evalúen si un ser humano concreto es tan bueno como una máquina.

De hecho, ya se está empezando a hacer, tal vez implícitamente, para algunas tareas. Se sustituyen seres humanos por máquinas inteligentes por la simple razón de que son más competentes y eficientes, además de tener menores costes y una amortización programada. Pero, también, cuando máquinas fundadas sobre la IA seleccionan a seres humanos para ocupar determinados empleos. Es posible que la escatología expresiva del mensaje de Buterin vaya más allá de una cuestión retórica.

Javier Callejo
Comparte esto:
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola    Ver
Privacidad