Reino Unido acoge la 1ª Cumbre Global sobre Seguridad de la IA
Reino Unido acoge la 1ª Cumbre Global sobre Seguridad de la IA

Reino Unido acoge la 1ª Cumbre Global sobre Seguridad de la IA

Reino Unido acogerá desde mañana «AI Safety Summit 2023», la primera Cumbre Global sobre seguridad de la IA. El evento, de dos día de duración, reunirá a gobiernos, compañías líderes de IA, investigadores y ciudadanos. El principal objetivo del encuentro, que se produce pocos días después de que el G7 acordara un código de conducta global sobre IA, es abordar los riesgos de los avances de la IAs más vanguardistas. El evento tendrá lugar en el condado de Buckinghamshire, a tan solo 80km de Londres, en el histórico edificio Bletchley Park.

Cumbre Global Seguridad IA

El gobierno británico asegura que las tecnologías de la IA están evolucionando a una velocidad sin precedentes. «Pronto es posible que se lancen modelos mucho más potentes que los disponibles actualmente. Las capacidades de estos modelos son muy difíciles de predecir (a veces incluso para quienes los construyen) y, por defecto, podrían ponerse a disposición de una amplia gama de actores, incluidos aquellos que podrían desear hacernos daño», afirma.

Reino Unido destina £100 millones al uso de IA para la salud

El ejecutivo de Rishi Sunak asegura que estamos en una encrucijada en la historia de la humanidad y que este ritmo de cambio significa que se necesitan medidas urgentes en materia de seguridad de la IA. Así, la cumbre se centrará, principalmente, en los tipos de IA que pueden plantear mayores riesgos. Es decir, los sistemas de IA más innovadores y con capacidades más potencialmente peligrosas.

Reino Unido, que ya trabaja en la investigación de los límites del desarrollo de la IA y las posibles direcciones en las que avanzará, asegura que dado el vertiginoso ritmo de desarrollo de esta tecnología, habrá modelos de IA mucho más potentes que los actuales en un breve periodo de tiempo. Por ello considera que es necesario un esfuerzo conjunto para discutir medidas urgentes en materia de seguridad de la IA.

Riesgos de la IA de vanguardia

En la Cumbre se abordarán dos tipos de riesgos de la IA: los atribuidos a uso indebido y los riesgos por pérdida de control. Los riesgos por uso indebido consisten en aplicaciones malintencionadas de la IA. Es decir, se podría hacer un mal uso de la IA que acabe en situaciones problemáticas importantes. Como ataques biológicos, cibernéticos o desarrollo de tecnologías peligrosas. Los riesgos por pérdida de control hacen referencia a la posibilidad de que la IA se vuelva incontrolable.

Reino Unido ya es el referente financiero de los criptoactivos

Además de los riesgos citados, Reino Unido, trabaja con los denominados riesgos sociales. En esta categoría se engloban desinformación o el potencial de automatización masiva.

Objetivos

Reino Unido espera que la Cumbre se convierta en lugar de entendimiento global para abordar los principales riesgos de los sistemas de IA de vanguardia. Para poder cumplir con los objetivos de la cumbre, la participación en los debates se reducirá a 100 personas. La organización de la cumbre ha tenido en cuenta las limitaciones del formato y realizó 4 talleres previos a la cumbre. En dichos talleres participaron importantes instituciones del país.

El ejecutivo de Sunak mantiene un firme compromiso con el desarrollo de la IA y confía en el potencial de esta tecnología para solucionar problemas que afectan a todos los ciudadanos del país. Como los relacionados con la salud. Ayer mismo, el gobierno británico anunció 100 millones de libras para acelerar el uso de la IA para tratamientos contra el cáncer o la demencia.

Reino Unido incluye Web3, IA y estrategia cuántica en presupuestos

El Gobierno de Reino Unido incluyó la IA en los presupuestos del periodo fiscal que comenzaron el pasado mes de abril. El ministro de Economía y Hacienda, Jeremy Hunt, prometió casi 3.500 millones de libras esterlinas para convertir Reino Unido en una superpotencia científica y tecnológica. Respecto a la IA, el ministro se comprometió a diseñar una regulación centrada en las aplicaciones, en lugar de establecer reglas rígidas para los productos. El Gobierno británico también se comprometió a elaborar  un Libro Blanco de IA y a lanzar un Sandbox de IA, que sirva como ventanilla única para probar cómo se podría aplicar la regulación al futuro de la IA.

 

Comparte esto:
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola    Ver
Privacidad