Vitalik Bueterin, Ethereum


Ethereum cada vez se parece más a un soldado herido en medio de una guerra voraz por liderar la industria de las aplicaciones descentralizadas de la Web3. La expresión puede resultar un poco extremista para representar el estado actual de la segunda red de criptomonedas en todo el mundo. Pero lo que está claro es que Ethereum necesita atención urgente para afrontar con éxito las heridas de la competencia.

Cuando Vitalik Buterin inicio su proyecto, buena parte de la comunidad cripto percibió estar frente a un «Bitcoin-killer». Es decir,  que Ethereum era la promesa de todo aquello que parecía estar lejos de Bitcoin, especialmente sus avanzadas capacidades para la generación de smart contracts. Unas competencias que hoy día nos llevan en volandas a la Web3, los NTFTs, las DAOs, los metaversos y mucho más. Sin embargo, pese a los años transcurridos, aún muchas personas consideran que Ethereum aún no ha podido sobrepasar a Bitcoin.

NFT, Web3, metaverso, DAO y POAP, las cinco palabras cripto de 2021

Ethereum y la Web3

En la actualidad, el halo de luminosidad de Ethereum parece haber languidecido, presentándose ante el mundo con un aire de derrota. Cuando nació, Ethereum era único. Sus smart contracts y su capacidad para desarrollar dApps eran prácticamente inalcanzables. Era como el típico superhéroe de Hollywood que nos muestran las películas y que vienen para a salvar el mundo y  mostrarnos el camino correcto. La aparente superioridad de Ethereum comenzó a ser disputado hace un par de años. La primera línea de disputa surgió del lado de Bitcoin, con sus sidechains avanzadas. Casos como los de RSK y Stacks permiten a Bitcoin hablar de tú a Ethereum en cuanto a las capacidades de smart contracts.

Qué es Bluesky? El Twitter para crear el estándar de las redes sociales Web3

Más tarde, la llegada de redes como Polygon (MATIC), Binance Smart Chain (BSC), Algorand, Solana, Terra, Polkadot, Kusama o Cosmos empezaron a ejercer más presión sobre Ethereum. En la actualidad, la batalla por «la blockchain de la Web3» se ha recrudecido y Ethereum no parece estar en las mejores condiciones para afrontarla. Sus altas comisiones, transacciones que pueden quedarse horas en la red o, incluso, ser devueltas, han llevado a muchos proyectos a migrar a otras redes. Cada vez son más las compañías que eligen redes con mayor escalabilidad, velocidad y mejores comisiones que Ethereum para empezar a desplegar sus servicios Web3.

Pese a su todavía fortaleza, Ethereum sabe de su debilidad. Vitalik es consciente del enorme problema que representan los costes  sin control que pueden llegar a alcanzar las transacciones en Ethereum. En ese sentido, sus esfuerzos se concentraron en el lanzamiento del EIP-1559, una mejora que buscaba abaratar el gasto total de gas en Ethereum.

Pese a caer 2 veces en 4 meses, Solana sigue pisando los talones a Ethereum

EIP-1559 y su incompleta solución a las comisiones en Ethereum

Sin embargo, parece una solución incompleta para el problema. En el paper «Transaction Fees on a Honeymoon: Ethereum’s EIP-1559 One Month Later», disponible en la plataforma científica Arxiv, hay una imagen que nos dice que el impacto del EIP-1559 ha sido mínimo. Por no decir prácticamente inexistente en el coste promedio de las transacciones en Ethereum.

Salvando al soldado Ethereum

Una realidad palpable en el día a día

En cualquier caso no hace falta recurrir a un estudio científico para constatar que las altas comisiones en Ethereum siguen siendo  un problema. Por ejemplo, en Etherscan podemos ver que una operación sencilla, como mover un ETH o un ERC-20, podría costar una media de 15 $.

Salvando al soldado Ethereum

El coste se incrementa si operamos con NFTs o si queremos hacer uso de DEX, como Uniswap, donde en función de la operación el coste puede oscilar entre los 40 y 120 $, sin contar la comisión del DEX y el slippeage del intercambio. En este sentido, Bitcoin, la red más vilipendiada por el coste de sus comisiones, es ahora una de las más económicas para usar en el mundo cripto.

Qué es la Web 3 y cómo Blockchain está devolviendo la propiedad de internet a sus usuarios

Comisiones en la red Bitcoin

ETH 2.0, la larga deuda con la comunidad

El siguiente intento por salvar a Ethereum fue Ethereum 2.0, el prometido salto tecnológico que llevaría a Ethereum a convertirse en una red del tipo Proof of Stake, dejando atrás Proof of Work. El cambio aceleraría la velocidad de Ethereum y la haría más eco-amigable.

Barbados abre la pregunta sobre la soberanía en el metaverso 

Si bien todo esto es cierto, ETH 2.0 es lo que muchos en la comunidad conocen como «la promesa que nunca termina de hacerse realidad». El desarrollo de ETH 2.0 comenzó en 2018, momento que vimos nacer proyectos derivados como PoA Network (un fork de Ethereum basado en Proof of Authority). Binance Smart Chain, que es un derivado de Ethereum, está usando desde su lanzamiento el sistema de Proof of Stake Authority (PoSA), un mecanismo muy parecido al PoS que busca usar ETH 2.0. Incluso Polygon, siendo todo lo sidechain que es, utiliza el protocolo Proof of Stake, con una implementación de la EVM full-compatible con Ethereum, demostrando un enorme potencial.

Hablamos de redes que se usan en producción en este momento, que iniciaron su desarrollo de forma derivada a Ethereum y que han presentado una solución completa para hacer frente a Ethereum 1.0 y sus limitaciones. Aunque Ethereum 2.0, el desarrollo bajo el amparo de Vitalik y sus cientos de desarrolladores aún no tiene fecha oficial para salir a la luz, ya comenzó su despliegue.

Polygon, la red favorita para crear NFT en OpenSea y evitar las altas tarifas de Ethereum

Un desarrollo por partes y con retrasos

El 1 de diciembre de 2020 comenzó a funcionar al Beacon Chain de ETH 2.0, la que se convertirá en la red mainnet una vez ETH 2.0 salga completamente. El problema es que es una red donde solo unos pocos técnicamente dotados pueden participar. Crear un nodo en la red requiere un procedimiento que los usuarios más novatos no pueden realizar. Además, la cuota de 32 ETH para el staking del nodo, una vez colocada no se puede retirar.

Una vez que tomas los 32 ETH que pide como mínimo el sistema de staking nodes en ETH 2.0, no puedes retirarlos porque la red ETH 2.0 está aislada de todo.ETH 2.0 solo está allí escribiendo un historial vacío que ya ocupa más de 94,669 épocas (unos 3.029.405 de bloques).

Te contamos las diferencias entre los distintos tipos de metaversos

ETH 2.0, la enorme blockchain del historial vacío

Decir que Bitcoin usa su poder de minería en «nada» y ver a ETH 2.0 haciendo eso en todos los sentidos es también un plot twist que pocos están dispuestos a aceptar. Algunos dirán que PoS gasta menos energía, pero la realidad es que quien maneja el satking dentro de ETH 2.0 son unos monstruos ansiosos de energía en muchos sentidos.

ETH2.0 y su largo historial de "vacío"

Más allá de todas estas cuestiones, Vitalik prometió que ETH 2.0 comenzaría su Fase 1 en octubre de 2021 y que finalmente veríamos a ETH 2.0 funcionando como la mainnet de Ethereum. Pero no fue posible, anunciándose para diciembre de 2021. Sin embargo, el proyecto volvió a retrasarse hasta una fecha no definida de 2022. Así, el evento conocido como «The Merge», podría cumplirse entre los Q2 y Q3 de 2022, si no se presenta ningún nuevo retraso, dejando la última fase de Ethereum (el lanzamiento de sharding) para una fecha que muchos analistas colocan en 2024. Esto haría de ETH 2.0 uno de los proyectos más retrasados del criptomundo.

Qué es PleasrDAO, la DAO que está revolucionando el sector de la inversión

Una competencia que sigue tomando espacios

Mientras tanto, la competencia de Ethereum sigue conquistando posiciones. Polygon, por ejemplo, se ha convertido en unas de las redes de mayor crecimiento. De hecho, con su más de 3 millones de transacciones diarias (con picos de 12 millones), una  capitalización por encima de los 10.000 millones, más de 132 millones de direcciones activas, se muestra como un digno contrincante. Un contrincante que ha comenzado a desarrollar solucionar más allá de Ethereum.

¿Qué es un POAP y por qué puede ser muy importantes en el futuro para las organizaciones?

Afortunadamente, Ethereum mantiene un potencial que nadie podría pasar por alto. Pero como la «Operación: Salvar al soldado Ethereum» no se complete de manera exitosa, bien sea disminuyendo significativamente las comisiones ahora y acelerando la salida de ETH 2.0, Ethereum se verá en serios problemas.

También puedes seguirnos en nuestros canales de Telegram y Twitter

Por José Maldonado

Activista y bloguero de tecnología, software libre y blockchain. Liberal y pro-anarquista.

Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola    Ver
Privacidad