qué es bluesky twitter

Bluesky es el Twitter descentralizado que promete devolver a los usuarios el control de sus experiencias en las redes sociales. La iniciativa Bluesky fue anunciada por Jack Dorsey, fundador y ex CEO de Twitter, en diciembre de 2019. Dorsey dijo entonces que su idea era construir un Twitter descentralizado. En la actualidad, son las compañías las que determinan a través de sus algoritmos qué contenidos son adecuados para los usuarios. El objetivo de Bluesky es todo lo contrario: que las personas decidan qué contenidos desean ver al utilizar una red social.

Qué es Bluesky, twitter

Dorsey quiere hacer de Bluesky el estándar para la descentralización en el que se basen las nuevas redes sociales, apuntando hacia la construcción de una internet libre y abierta. Actualmente, corporaciones como Google,  Facebook o Twitter deciden el tipo de contenido que los usuarios pueden ver. La tarea de Dorsey es compleja, pues pese a que se habla mucho de la descentralización de las redes sociales a través de la tecnología blockchain, ninguna compañía lo ha conseguido todavía.

Volver a la descentralización

En el momento que Dorsey anunció la idea de crear Bluesky, reconoció que cuando se fundó Twitter, mucha gente vio el potencial que tenía para convertirse en estándar del internet descentralizado. Sin embargo, poco a poco, el equipo directivo de la red social, en el que Dorsey se incluye, fue centralizando la red cada vez más. Dorsey justifica que tomaron la decisión adecuada en su momento, pero que los cambios acontecidos en los últimos años hacen necesaria una transformación de las redes sociales, para volver a dar el poder al usuario.

Twitter ya permite hacer pagos con bitcoin y te mostramos cómo hacerlo

En este sentido, Dorsey dio 4 razones principales por las que es necesaria dicha transformación. En primer lugar, porque ahora las redes sociales se enfrentan a desafíos completamente nuevos, que las soluciones centralizadas no pueden cumplir. Por ejemplo, es difícil que una aplicación centralizada pueda abordar el abuso y la información engañosa, sin imponer demasiada carga a las personas. En segundo lugar, porque el valor de las redes sociales se está alejando de la creación y eliminación de contenido y se está depositando en los algoritmos de recomendación que dirigen la atención. Algoritmos en manos de unos pocos y que no permiten elegir ni crear alternativas.

Contenidos útiles y la tecnología Blockchain

En tercer lugar, Dorsey señala que los incentivos existentes en las redes sociales hacen que la atención se centre en contenidos que generan controversia e indignación, en lugar de contenidos que informen de verdad. Y en último lugar, y el más importante, es que han aparecido nuevas tecnologías que permiten solucionar estos problemas. En este caso, la tecnología blockchain ofrece una serie de soluciones descentralizadas para el alojamiento, la gobernanza e incluso la monetización abierta y duradera.

La opción de Twitter con los NFTs y sus efectos para la propiedad intelectual

El objetivo de Bluesky es crear una red social que, además de solucionar todos estos problemas, sirva de estándar para el resto de redes sociales. La intención del equipo de Bluesky es construir un nuevo estándar de código abierto desde cero, que pueda ser utilizado para construir aplicaciones descentralizadas.

Jay Graber, nominada por Dorsey desarrolladora responsable de Bluesky el pasado mes de agosto, subraya en un reciente artículo la importancia de los protocolos de auotocertificación construidos con la tecnología blockchain, en la construcción de Web3.

La importancia de los protocolos de autocertificación

Graber define Web3 como «una autoridad generada por el usuario, habilitada por protocolos web de autocertificación». Argumenta que dichos protocolo son un superconjunto de tecnologías que incluyen cadenas de bloques, pero no se limitan a ellas.

«La autoridad en la web establece quién tiene el control final sobre el contenido. En la etapa más temprana de la web, por lo general no había una separación entre los «usuarios» y los anfitriones web: quien alojaba un sitio web también colocaba el contenido allí. En el cambio conocido como “Web 2.0”, se hicieron populares los sitios que daban cuentas a los usuarios para crear contenido, pero los anfitriones del sitio aún tenían la última palabra y podían cambiar unilateralmente cualquier cosa que quisieran. Así es principalmente como funciona la web ahora. En la evolución de la web que llamo Web3, los usuarios pueden afirmar criptográficamente su identidad y publicar contenido verificable, y los sitios que alojan contenido no tienen la autoridad para cambiarlo, porque la raíz de la confianza está en los datos mismos, no en donde se encuentra», explica Graber.

Sin crear cuenta de usuario

La responsable de Bluesky explica que en la Web3 está surgiendo un modelo en el que las personas no tienen que alojar un servidor o crear una cuenta de usuario en la base de datos de otra persona para crear contenido. «Los servidores pueden elegir si alojan o no la cuenta o el contenido de alguien, pero no tienen la autoridad final sobre ello. Las tecnologías que permiten esto son los protocolos de autocertificación», señala Graber.

Un protocolo de autocertificación es aquel que permite probar la autoría del contenido directamente a través de claves de usuario y direccionamiento de contenido.  ​​Los datos de autocertificación permiten que la confianza resida en los datos en sí, no en donde se encuentran, lo que permite que las aplicaciones se alejen de las arquitecturas cliente-servidor.

Las redes sociales en la Web3

En este sentido, Graber destacaba la importancia de devolver el poder al usuario y da pistas sobre lo que puede ser Bluesky. «En lugar de centrarnos en los términos, tratemos de centrar nuestra energía en qué propiedades y características son importantes a medida que evoluciona Internet. Quiero una web más centrada en el usuario, donde las personas puedan generar su propia autoridad para crear contenido sin encerrarse en un servicio centralizado», destaca Graber.

Lo que parece claro es que Twitter quiere liderar el futuro de la nueva generación de redes sociales descentralizadas. Pocos días después de que Graber publicará su artículo, Tess Rinearson, responsable de cripto en Twitter, informaba en un tuit de una oferta de trabajo para el área cripto de la red social. En ella se detalla que Twitter Crypto es un nuevo equipo que explora tecnologías descentralizadas: blockchains, criptomonedas y web3. «Esta es una oportunidad para ayudar a llevar las criptomonedas a una audiencia más general: ¡estamos conectando web2 y web3!», dice la oferta laboral.

Twitter quiere explorar NFTs y DAOs

En la propuesta, la compañía deja claro su interés en la monetización de los creadores. Así, explica que la persona elegida deberá explorar los NFT, los tokens de membresía o las DAO. Igualmente, la persona seleccionada deberá colaborar con el equipo de Bluesky para dar forma al futuro de las redes sociales descentralizadas.

 

También puedes seguirnos en nuestros canales de Telegram Twitter

Por Guillermo Callejo

COO de Observatorio Blockchain, economista, y apasionado de las criptomonedas y sus aplicaciones financieras

Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola    Ver
Privacidad