nuevos trabajos metaversos

Metaversos y NFT son dos de las palabras que más curiosidad han levantado en los últimos meses. La llegada de referentes comunitarios como Decentraland, The Sandbox o Bloktopia ha impulsado enormemente su desarrollo, utilizando tecnología blockchain y todos los elementos asociados a la misma. Es el el caso de los tokens no fungibles o NFTs. Un tipo de tecnología blockchain que se ha convertido en la columna vertebral para representar la propiedad en los metaversos. La estrecha relación entre NFTs y metaversos es tal que los metaversos descentralizados e interoperables son prácticamente imposibles de desarrollar sin NFTs.

¿Qué es el metaverso?

Hablar de metaverso implica dos vocablos:

  • meta que es todo aquello que “está más allá”
  • universo, todo aquello que nos rodea.

Entonces, podemos considerar un «metaverso» como “todo aquello que está más allá de nuestro universo”, un universo que está más allá del nuestro, pero que podemos crear e interactuar con él. La primera aparición del término metaverso se produce en el trabajo de Theodor Holm Nelson (Ted Nelson). Nelson produjo el Proyecto Xanadú en 1960, donde desarrollo el «docuverse», un metaverso de documentos interconectado. En este peculiar metaverso podíamos tener nuestra identidad digital, interactuar con él y dejar plasmada nuestra firma personal. De hecho, el «metaverso» de Ted es hoy día una realidad, porque su trabajo fue lo que nos entregó el hipertexto y lo que hoy conocemos como Internet. Se trataba de un espacio donde podíamos crear y tener una identidad propia, pero muchas limitaciones propias de la época.

Matrix y los metaversos

Nuestra percepción sobre los metaversos comenzó a cambiar por completo a raíz de las propuestas de ciencia-ficción y los cyberpunks, que son los ciudadanos del metaverso por antonomasia. Trabajos, como el del escritor Norman Spinrad y su novela “Songs from the Stars” (1980). O “Ghost in the Shell”, una de las mayores obras del anime/manga (1989), de Masamune Shirow;  y “Serial Experiments Lain” (1998), de Chiaki Konaka y Ryutaro Nakamura, fueron parte de esa transformación. Quizá la representación más actual de un metaverso es la que podemos encontrar en las películas “Matrix” (1999), de las hermanas Wachowski.

Metaversos y su conjunción con los NFT

Las marcas están construyendo al metaconsumidor del metaverso

NFT y metaversos

Ahora bien, un token no fungible o NFT es un tipo de token que funciona sobre blockchain y que tiene la capacidad de representar algo único e irrepetible. Es decir, los tokens NFT no pueden ser divididos. Son en todo momento una unidad, capaz de representar objetos del mundo real o digital, con todo el conjunto de características.

El estándar de NFT más conocido en el mundo cripto es el token ERC-721, de Ethereum. Se trata de un estándar que ha sido replicado en otras blockchains, como es el caso de Solana, Polygon, Binance Smart Chain o TRON. En todo caso, estos NFT, además de replicar objetos, también pueden replicar identidades digitales únicas. Un buen ejemplo de esta capacidad la vemos en Ethereum Name Service (ENS), donde podemos almacenar identidad digital y direcciones DNS únicas que están bajo nuestro control usando nuestros monederos cripto.

Las 5 blockchains de 2021: Solana, Cardano, Terra, Avalanche y Polygon

¿Qué son las Crypto City? Algunos ejemplos de las ciudades del futuro

Precisamente, son estas capacidades las que permiten la inclusión de los NFT en los metaversos. Por ejemplo, ¿Quieres una identidad única en un metaverso? Pues un NFT dentro de un smart contract del tipo ENS puede ofrecerte una identidad única y verificable de la misma. ¿Necesitas la representación única de un objeto valioso en dicho metaverso? Pues un NFT puede ser la representación perfecta para dicho objeto, ya que una vez creado, nadie podrá crear otro idéntico dentro de la blockchain. Incluso, este objeto puede ser intercambiado por otros objetos NFT dentro del universo. De esta manera, podemos generar la capacidad de crear una economía para los usuarios.

Vicox y Observatorio Blockchain se unen para acercar el metaverso a las empresas

Economías en los metaversos con NFTs

Si eres un gamer, sabes que los items (objetos del juego que otorgan alguna función concreta o algún tipo de propiedad) de los juegos pueden ser muy valiosos y que pueden ser intercambiados con otros jugadores. La economía de los juegos lleva tiempo entre nosotros y moviliza cientos de millones de euros en todo el mundo. Sin embargo, todas estas implementaciones tienen grandes problemas. Son centralizadas. Es decir, pertenecen a la compañía que las desarrolla, lo que significa que no pueden sacarse del juego. En segundo lugar, no son durables en el tiempo. Si desaparece el juego, desaparecen los items.

¿Qué es y cómo entrar en el metaverso Decentraland por primera vez?

Sin embargo, los metaversos pueden solucionar estos problemas gracias a los NFT. Los token no fungibles no solo pueden ser intercambiados a través de un mercado común, sino que pueden representar items de cualquier tipo y traspasar esos items a distintos espacios donde sean soportados. Imagina por un momento que estas en un metaverso del tipo Lineage y tienes un personaje e items únicos. Puedes tomar esos items y venderlos dentro del mercado del metaverso o los mercados fuera del mismo. Incluso, puedes hacer uso de tus valiosos items como garantía para préstamos en plataformas GameFi como Zone.

Las inmobiliarias se preparan para poner a cotizar sus propiedades en el metaverso

En todo caso, la capacidad de generar economías dinámicas en los metaversos pasa por los NFT, porque gracias a ellos se puede capturar y reflejar de mejor manera el valor dentro de los mismos. Y si a ello añadimos la capacidad de interoperar con otros metaversos y redes, entonces el potencial de la tecnología es infinito.

NFT y su conjunción con los metaversos.

Inmuebles protegidos

Otro gran uso de los NFT dentro de los metaversos son los inmuebles. Decentraland es un caso muy claro, ya que el terreno que se adquiere en dicho metaverso es un NFT. Lo mismo sucede con el resto de objetos que están en dicho mundo virtual. Esta estrategia se replica en Bloktopia, donde los espacios de ese edificio de 21 pisos son un NFT que puedes poseer. O también puedes poseer espacios para desplegar publicidad, entre otras experiencias únicas dentro de este futuro metaverso 3D y VR.

Todo esto nos lleva a concluir que los inmuebles y el concepto de propiedad privada digital en los metaversos alcanzan su máxima expresión con los NFTs.

Los inversores disparan el precio de la tierra de los metaversos

La llegada de las redes sociales ha transformado la manera en que nuestras sociedades realizan su vida diaria, interactúan, se informan o, incluso, se divierten. Las redes sociales son solo un reflejo de nuestra naturaleza auto-organizable en grupos. Pues lo mismo pasa con los metaversos, solo que en estos espacios virtuales las identidades pueden ser representadas por NFTs para evitar la duplicidad de las mismas.

Identidades y sociedades plenamente digitales

En Twitter, las personalidades de grandes nombres pueden ser suplantadas para enviar spam y scams. Pues bien, con identidades digitales NFT podemos crear un muro de contención contra ese tipo de acciones, ya que la identidad del NFT sería única para cada usuario. Es decir, podemos verificar en todo momento que la persona que nos habla en una red social o en un metaverso es  quien realmente dice ser.

MANA, el token del metaverso Decentraland, alcanza su precio máximo

Así, los avatares, nuestra representación en estos metaversos sería un NFT único e irrepetible. Un avatar que podemos ir adaptando visualmente, mientras en la blockchain queda un registro seguro e inalterable de todo el historial de cambios. Al final, toda esa información es imposible de duplicar, permitiéndonos crear verdaderas identidades únicas en dichos mundos virtuales. Bajo esta premisa, las organizaciones en de los metaversos  podrán ser más seguras y más fieles a los principios que desean  transmitir.

Las grandes redes sociales se arman para controlar el mercado de NFTs

El futuro del metaverso

Por todo lo dicho anteriormente, queda claro el importante papel que los NFTs están desempeñando en los metaversos descentralizados. De ellos depende en gran medida su construcción segura y también que sean capaces de mimetizar el mundo real. Aunque estamos empezando a crear estos mundos virtuales, las experiencias pasadas han resultado de gran ayuda para entender todo el potencial de estas tecnologías. Solo queda seguir madurándolas y ponerlas al alcance de todos. Tardará años en desarrollarse pero, probablemente, los metaversos serán una parte importante de nuestra vida digital en el futuro.

 

También puedes seguirnos en nuestros canales de Telegram y Twitter

Por José Maldonado

Activista y bloguero de tecnología, software libre y blockchain. Liberal y pro-anarquista.

Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola    Ver
Privacidad