descentralización blockchain

Poco a poco, hemos ido aprendiendo cómo funciona la tecnología Blockchain, de cómo es eso de bloques que se encadenan con otros bloques. Vemos cómo bitcoin se revaloriza sin parar y algunos sectores, como el de las DeFi, está revolucionando la relación que teníamos con el dinero. Sin embargo, si hay algo que caracteriza especialmente a Blockchain es la descentralización. Puede decirse que su core ideológico es la descentralización. Son ya montaña los libros que se escriben sobre Blockchain, pero prácticamente ninguno de ellos deja de poner la descentralización en la columna vertebral de esta tecnología. Puede decirse que es su horizonte político.

Se me dirá, incluso mencionando al propio Vitalik Buterin, que hay varios niveles de descentralización: lógico, arquitectónico y político. Pero la controvertida es la última, la que genera escenas parecidas a las de La Vida de Brian, de los Monty Python, donde el principal enemigo del Frente Popular de Judea es el Frente Judaico Popular. Es sobre la gobernanza concreta que plantea cada blockchain donde resurge la dinámica conflictiva entre puristas y posibilistas, con clara deslegitimación de los segundos.

En la centralización de internet nada es gratis

Así, Blockchain aparece como el internet que concreta incluso los ideales del internet pensado por Tim Berners-Lee; pero que fue usurpado por las grandes operadoras en la red. Muchos de nosotros, que ya éramos adultos cuando aconteció esta centralización de internet, apenas nos dimos cuenta. ¡Bastante maravillados estábamos con lo que se experimentaba! ¡Esa disponibilidad infinita de información! ¡mensajes y documentos que podíamos mandar a cualquier lugar del mundo en fracciones de segundo!

Sin embargo, a partir de entonces nos han venido avisando de los peligros que tenía esta centralización. Que nada es gratis y que, tras ella, se encontraba el gran negocio de nuestros datos, a partir de las huellas que dejamos en la red, y la subordinación a un orden político que aumentaba su control, como han apuntado Lanier o Zuboff, avisándonos del nacimiento de un nuevo Leviathan digital.

Horizontes de innovación ralentizados

Por otro lado, no han faltado voces que han señalado que la centralización de la web ha ralentizado su innovación y, sobre todo, los horizontes de tal innovación. Hoy en día, decir que ha ralentizado la innovación de la web es como decir que ha ralentizado la innovación en general, dada la relevancia que tiene la misma en nuestra vida social y económica.

También puedes leer: Blockchain, a la espera de su generación con la extensión de su uso en el ocio

Desde luego, los jóvenes –ya nativos digitales- parecen más sensibles a tales amenazas. Han crecido más allá del deslumbramiento original del uso que proponía el internet centralizado, siendo más conscientes de sus peligros y, por lo tanto, más abiertos a propuestas de internet descentralizadas. Ahora bien, entre la comprensible reacción a la mediación hipercentralizada de la actual internet y el desarrollo y funcionamiento cotidiano de organizaciones en la descentralización o, lo que es lo mismo, la concreción del modelo ideológico de Blockchain al día a día de la gobernanza de las organizaciones económicas parece quedar todavía un amplio trecho.

Recelo de los que mandan en las organizaciones ante las decisiones automatizadas

Y es aquí donde las organizaciones parecen que son más miedosas. Aceptan sin reparo utilidades como la trazabilidad de bienes, ponderando enormemente sus beneficios. Valoran la incorporación de eficiencia que Blockchain puede traer a sus procesos. Pero se ponen bastante nerviosas cuando se les plantea el horizonte de una organización descentralizada, con buena parte de sus decisiones automatizadas.

También te puede interesar: Vitalik Buterin ratifica el pacto de Ethereum con los servicios centralizados

La organización o, más exactamente, los que toman decisiones en la organización, se preguntan por el papel que les queda. Hay que tener en cuenta que se han formado entre marcos cognitivos centralizados, donde el control a través de líneas jerárquicas es la naturaleza de la entidad y el organigrama su esqueleto. Así, les es difícil entender cómo funcionarán las cosas descentralizadamente.

Descentralización de blockchain

Hasta en el caso de que comprendan –incluso valoren positivamente- un sistema automatizado de sanciones (recompensas y castigos), hay algo que dudan que pueda hacer automáticamente la organización descentralizada, como es el reconocimiento. Un reconocimiento en un doble sentido: del superior hacia el inferior; y del inferior al superior. Ambos se alimentan, como ya analizaba de manera insuperable Hegel en las páginas dedicadas a la dialéctica entre el amo y el esclavo en su Fenomenología del Espíritu.

La respuesta a estas dudas podría ser algo parecida a… Es que, entonces, no habría superiores, ni inferiores, volviendo a resaltar la ideología igualitaria de Blockchain. Pero no sé hasta qué punto esto les reconforta a quienes están en la parte de arriba de las organizaciones. Tampoco, a las propias organizaciones, que se ven diluidas como tales ¿Podremos vivir en la descentralización? Esta es la pregunta de los próximos años.

Fotografía de Free-Photos, en Pixabay

También nos puedes seguir en nuestros canales de Telegram Twitter

Por Javier Callejo

Catedrático de Sociología en la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), especializado en la observación empírica de los comportamientos de consumo y de la recepción mediática. Licenciaturas en Periodismo y Derecho

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • bitcoinBitcoin (BTC) $ 34,435.00
  • ethereumEthereum (ETH) $ 2,159.57
  • tetherTether (USDT) $ 1.00
  • cardanoCardano (ADA) $ 1.21
  • litecoinLitecoin (LTC) $ 125.60
  • bitcoin-cashBitcoin Cash (BCH) $ 445.22
  • chainlinkChainlink (LINK) $ 16.45
  • stellarStellar (XLM) $ 0.257228
  • moneroMonero (XMR) $ 212.63
  • eosEOS (EOS) $ 3.62
  • tezosTezos (XTZ) $ 2.77
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola    Ver
Privacidad