Las elecciones de EEUU marcarán el rumbo de las criptomonedas
Las elecciones de EEUU marcarán el rumbo de las criptomonedas

Las elecciones de EEUU marcarán el rumbo de las criptomonedas

Los resultados de las sexagésimas elecciones presidenciales en EEUU marcarán el rumbo del mundo, incluyendo las criptomonedas. Salvo grandes sorpresas en las nominaciones finales, el próximo martes 5 de noviembre volverán a enfrentarse Biden y Trump por la Presidencia de Estados Unidos. A ambos les une esa fecha y su avanzada edad. Ahora bien, les separa casi todo lo demás. También la concepción de las criptomonedas y el papel de las mismas en la nueva economía.

Así, poco a poco, las criptomonedas se van colando en la campaña electoral que ya se vive en muchas calles y localidades estadounidenses. Pero, sobre todo, en los medios de comunicación, donde la vida del país norteamericano es contada en esa clave. En clave de campaña electoral. En seguimiento continuo de los precandidatos en declaraciones de personajes próximos a uno u otro. Una campaña que esta vez parece más articulada por la economía, con la inflación como protagonista, que por dimensiones de identidad o liderazgo mundial.

Elecciones EEUU criptomonedas

Con relación a las cripto, la oposición entre precandidatos puede calificarse de clara. Eso sí, a partir de un mínimo consenso de partida. Ambos han puesto de manifiesto su preocupación por el hecho de que con las criptomonedas puedan estar financiándose actividades que, en primer lugar, lleven a defraudar a mucha gente e incluso generar inestabilidad en el sistema financiero. Y, en segundo lugar, por el hecho de que puedan estar financiándose actividades vinculadas al terrorismo. Tales preocupaciones son compartidas por ambos precandidatos. Otra cuestión es la manera de llevarlas a la práctica.

EEUU APRUEBA EN LA CÁMARA PROYECTO DE LEY CRIPTO FIT21

Bien es cierto que después, la homogeneidad interna de cada partido a la cuestión no es total. No faltan demócratas que se declaran favorables a impulsar la industria cripto y, al revés, republicanos de corte tradicionalista que presentan objeciones morales. Pero, dado el carácter presidencialista del sistema político estadounidense, son los respectivos cabezas de partido los que marcan la política.

Joe Biden ha ido dejando perlas de que esto de las criptomonedas no le acaba de gustar. En general, mantiene una concepción regulacionista. Bajo el síndrome del caso SBF (Sam Bankman-Fried), antepone regulación centrada en la protección de los usuarios y en la recaudación fiscal. Las criptomonedas pueden ser malas; pero, si generan beneficios, estos beneficios han de pasar por la Caja del Estado.

Biden

Puede decirse que Biden ha ido pasando de poner el acento en la protección de los consumidores a la cuestión recaudadora. Sobre todo, en clave de propuestas, se hace hincapié en aumentar las exigencias de solicitud de información de las transacciones de cripto por parte del IRS (Internal Revenue Service), como nuestra Agencia Tributaria, la institución encargada de la recaudación de impuestos. De hecho, en la Ley de Infraestructuras (Infraestructure Bill) de 2021 ya se dieron pasos en este sentido.

En esta línea de mayor recaudación fiscal proveniente de las criptomonedas, Biden ha subrayado que hará esfuerzos para cerrar las lagunas en la reglamentación fiscal, que permite a los inversores en criptomonedas evitar las cargas fiscales sobre sus ganancias.

TRUMP ACEPTA CRIPTOMONEDAS PARA FINANCIAR LA CAMPAÑA PRESIDENCIAL

De cara a su potencial reelección, Biden plantea más regulación a la industria de las criptomonedas. Bien es cierto que con el sentido de proveer un marco legal más claro y explícito, a partir de una definición consensuada de lo que son las criptomonedas, los tokens y otros activos digitales. Una regulación que aparece destinada a coordinar las distintas normas e instrucciones de actuación de distintas instituciones, como la SEC (Securities and Exchange Commission), la CFTC (Commodity Futures Trading Commission) y el Departamento del Tesoro.

Marco regulatorio común

Aun cuando sin ese marco legal general que ahora integra las propuestas electorales, durante la actual presidencia de Biden, la SEC y la CFTC han sido mucho más activas. De ellas ha partido la propia propuesta de leyes. Pero, sobre todo, han sido activas abriendo expedientes y sancionando a importantes actores y operadores de la industria de las criptomonedas.

El énfasis de Biden en la regulación de las criptomonedas va más allá de las propias fronteras. Entre sus propuestas se encuentra la de trabajar con otros países para crear un marco regulatorio común que, además, sirva para el arbitraje en los casos que se encuentren presentes y enfrentadas regulaciones de distintos países.

LOS ETF DE ETHEREUM ENTRAN EN CAMPAÑA Y EL MERCADO CRIPTO SE DISPARA

Quizá lo más innovador en las propuestas del precandidato demócrata se encuentre en las propuestas educativas. De momento, hay que entenderlas como iniciativas destinadas a hacer llegar al público en general los riesgos y beneficios que conlleva la inversión en criptomonedas.

Importancia en la innovación

Para ser justos, hay que señalar que esa distancia simbólica con las criptomonedas y su tendencia regulatoria sobre las mismas, no llevan a Biden a ignorar la importancia que pueden tener en la innovación de los sectores tecnológico y financiero. Esto ha hecho que también sean incluidas en las medidas propuestas para generar lo que denomina desarrollo de un entorno competitivo que posibilite el crecimiento responsable y desarrollo de nuevas tecnologías. De hecho, no ha dudado en manifestar la necesidad de impulsar la investigación en Blockchain para asegurar el liderazgo estadounidense en innovación financiera.

Trump

La posición de Trump con respecto a las criptomonedas ha sido, hasta el momento, un tanto ambivalente. Tal ambivalencia puede resultar un rasgo extraño en personaje tan taxativo en sus manifestaciones. Pero he aquí que hemos dado con una piedra angular y conflictiva de lo que podríamos considerar su concepción económica. Y es que con respecto a las criptomonedas se cruzan sin ajustarse las visiones económica liberal y proteccionista que conviven en el precandidato republicano. Durante su mandato presidencial anterior (2016-2020), bajo el eslogan de “Volver a hacer América Grande”, dejó ver que las criptomonedas podían poner en peligro la hegemonía del dólar estadounidense en el mundo. Pero tampoco llevó a cabo medida relevante alguna con respecto a las criptomonedas. Posiblemente pesó más su lado liberal. Un lado casi siempre resistente a una excesiva regulación.

De cara a las elecciones de 2024, Trump parecía mantenerse en línea con su nacionalismo proteccionista original, con la defensa del “gran dólar” a la cabeza, sin ver con buenos ojos a las criptomonedas. Incluso se había mostrado contrario a las monedas digitales que no sean del Estado. Oposición a las que no estén controladas por el Estado. Ahora bien y a diferencia de Biden, no había propuesto regulación alguna. Su posición parecía responder más a una idea personal, que se mantiene enraizada en las amenazas para la “gran América”, que una visión sobre el papel que pueden llegar a tener las criptomonedas en una economía desarrollada e innovadora. Es decir, en una economía en competencia con otras economías.

Es cuando ha visto que las criptomonedas puedan jugar un papel importante en la economía financiera en el mundo, cuando parece haber cambiado el chip. A partir de aquí se ha mostrado muy favorable a esta nueva y floreciente industria. Eso sí y para que el cambio de posición no sea tan evidente, el argumento es que el país no puede conformarse con el “segundo puesto” en la industria cripto.

EL IMPACTO DE LAS CBDC EN LOS BANCOS COMERCIALES

La certificación de tal cambio se llevó a cabo el pasado 25 de mayo en TMTG (Trump Media and Technology Group), propiedad del precandidato. Dijo: “Soy muy positivo y abierto hacia las empresas de criptomonedas y todo lo relacionado con esta nueva y floreciente industria”. Cuatro días antes, Trump anunció que aceptaba donaciones en criptomonedas, a través de Coinbase Commerce, en la financiación de su campaña electoral.

Cartera grande de nuevo

El precandidato republicano acudió esta semana al Bronx, barrio neoyorkino históricamente más favorable a los demócratas. Y entre los asistentes a sus mítines pudo constatar el cambio de contexto, de lo político a lo económico. Del “Make America Great Again” al “Haz mi cartera grande de nuevo”, como se exhibía en algunas camisetas. Queda en su tejado cómo integrar las criptomonedas en matices tan importantes.

Seguramente, durante los seis meses que quedan se ajustarán las propuestas. Sobre la economía en general y sobre las cripto en particular. Estaremos atentos a lo que dicen los candidatos de cara a las sexagésimas elecciones presidenciales en Estados Unidos. Sus resultados marcarán el rumbo del mundo, incluyendo las criptomonedas.

Javier Callejo
Comparte esto:
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola    Ver
Privacidad