Parece que convencer a los ciudadanos chinos de usar el DCEP o yuan digital será más complicado de lo esperado para el PboC

China deberá incentivar el uso del yuan digital en el país para destronar a Alipay y WeChat, líderes de los pagos electrónicos en el país asiático. Desde pruebas internas hasta yuanes digitales como regalo, China ha hecho de todo para probar e impulsar su moneda digital DCEP, o yuan digital. Pero parece que convencer a sus ciudadanos de adoptar masivamente la nueva moneda digital será más difícil y complicado de lo que se pensaba. 

China, el gigante tecnológico de Asia, es una nación que desde hace años adoptó los pagos electrónicos, dejando de lado el uso del efectivo. Los ciudadanos chinos están tan acostumbrados a los pagos móviles, que incluso están dejando de lado el pago con tarjetas de débito o crédito. Los modernos pagos móviles en China, a través de códigos QR, están totalmente normalizados entre sus ciudadanos. De hecho, estos métodos de pagos están en manos de empresas privadas. 

Alipay y WeChat, dos gigantes para el yuan digital

Los mayores proveedores de pagos electrónicos en China son Alipay y WeChat. Dos gigantes de la industria para quienes multinacionales como Visa o Paypal son apenas una pequeña competencia. Alipay, con más de 1.200 millones de usuarios activos al mes, es el equivalente al Amazon estadounidense de AliBaba Group. Mientras que el servicio de WeChat, que abarca 1.150 millones de usuarios activos, es el WhatsApp de China creado por Tencent Holdings. Que además incorpora su función de pago conocida como WeChat Pay. La popularidad de estos sistemas de pago, incluso fuera de las fronteras de China, se debe a su efectividad y bajas comisiones. 

Alipay, por ejemplo, ofrece comisiones por transacción gratuitas para los nuevos usuarios y usuarios menos frecuentes. Mientras que los usuarios fieles deben pagar una tarifa de comisión bastante baja. WeChat, por su parte, es una súper aplicación que no solo permite comunicarse, sino también realizar una gran variedad de funciones. Entre sus características más notorias, WeChat permite comprar pasajes de avión, reservar restaurantes, pedir un taxi, pagar facturas, pedir comida a domiciñio y mucho más. Todo desde una misma app. Resolviendo el problema de los usuarios de tener que descargar una aplicación diferente para solicitar cada producto o servicio. La comodidad que estas dos corporaciones brindan con sus servicios, facilita el día a día de una sociedad en constante actividad y movimiento. 

Un gran desafío para el PboC

Así, el impacto que los sistemas de estos dos gigantes provoca en China motiva a compañías de la envergadura de Apple a querer copiarlos. Alipay y WeChat se han convertido en gigantes que anidan soluciones prácticas para satisfacer todas las necesidades de sus clientes y usuarios. Por lo que el trabajo y la misión del Banco Popular de China (PboC) para incentivar el uso de su DCEP es titánica. 

También te puede interesar: China reparte yuanes digitales entre sus ciudadanos para comprar con ellos

Aunque la prueba pública del DCEP, realizada recientemente en Shenzhen se catalogó como exitosa, según reporta el gobierno de la ciudad, China aún tiene mucho trabajo por hacer. El sorteo en Shenzhen repartió 10 millones de yuanes digitales entre 50.000 beneficiarios. Por lo que cada ciudadano recibió 200 yuanes, aproximadamente 30 dólares, en la moneda digital DCEP. Este obsequio del estado podía ser gastado para la compra de productos varios en más de 3.380 comercios, como informó este medio anteriormente. 

La reacción de los usuarios chinos

Ahora bien, cerca del 95,1% de los ciudadanos gastaron el paquete rojo con los yuanes digitales. Alrededor de 47.573 personas de los 50.000 ganadores. Sin embargo, muchos expresaron no estar sorprendidos con las funcionalidades de la nueva moneda digital. Ya que Alipay y WeChat brindan excelentes opciones para realizar diversas funciones desde un mismo lugar. Además, otros ciudadanos están expresando que ya están acostumbrados a estas aplicaciones, y que el DCEP llega un poco tarde. 

“Alipay y WeChat Pay han estado fuera durante mucho tiempo. La moneda digital es similar a esas, por lo que es bastante tarde para comenzar la prueba”, afirmó un usuario de apellido Zhong. 

Recordemos que la moneda digital de China lleva en planificación, diseño y pruebas más de 6 años. Por lo que muchos manifestaron que si las funciones del DCEP son similares a las de app conocidas, entonces no volverán a usar la moneda. A no ser que llegue en forma de regalo nuevamente. En relación a esto, Raymond Yeung, economista jefe para China de ANZ, afirmó que los beneficios e incentivos que brinde el PboC para sus usuarios, es lo que realmente impulsará el uso del DCEP.

“Todo se reduce a incentivos, y qué ‘proveedor’ te da más motivación para usarlo”.

Analistas y observadores internacionales

Pero no todo es malo ni está perdido en la confrontación del yuan digital con Alipay y WeChat. Del otro lado de la balanza, un grupo de ciudadanos mostró interés por esta moneda digital. Los resultados que reveló el gobierno señalan que 8,7 millones de yuanes digitales se consumieron en compras. Mientras que 901.000 yuanes digitales se consumieron en recargas en monederos digitales. Un hecho que demuestra el interés y la confianza que puede llegar a tener esta moneda digital entre los ciudadanos. Incluso el mismo usuario de apellido Zhong afirmó que podría considerar cambiar a la nueva moneda digital en el futuro. De acuerdo a los beneficios convenientes que implemente el banco y de lo seguro que se sienta usando el DCEP.

Así, a pesar del uso que los ciudadanos le dieron al DCEP en esta prueba, la entidad central de la nación debe idearse y crearse nuevas estrategias que incentiven el uso real de esta moneda digital. Considerando que muchos gastaron la moneda por tratarse de un regalo del gobierno. El diseño de nuevas y atractivas estrategias son necesarias si el PboC realmente quiere competir con las grandes corporaciones que manejan los pagos digitales en el país.

Por otra parte, los analistas se mostraron bastante impresionados con la facilidad de uso de la nueva moneda digital. Wang Shibin, cofundador de la plataforma de comercio de criptomonedas HKbitEX, afirmó que: “El evento de la semana pasada realmente significa que el yuan digital ya pasó de las pruebas internas teóricas a la práctica del mundo real”. Haciendo referencia a que el DCEP estaba cada vez más cerca a convertirse en la primera moneda digital del Banco Central emitida en el mundo. 

Las Bahamas ganan la carrera ante China

Aunque el proyecto de moneda digital de China se encuentra bastante avanzado, en comparación con otras naciones, como Japón, Corea del Sur y Estados Unidos, parece que no logró la carrera de ser la primera CBDC del mundo. El día de ayer, el Banco Central de las Bahamas anunció la emisión de su CBDC para el “Sand Dollar”. La moneda digital del estado está disponible desde ayer 20 de octubre, para los 393.000 residentes de las Bahamas. Según informa una publicación emitida por el Banco Central del país en su cuenta oficial de Facebook. 

También puedes seguirnos en nuestros canales de Telegram y Twitter

Avatar

Por Jennifer Maldonado

Ingeniera de profesión y redactora de contenidos digitales. Apasionada por el desarrollo de las nuevas tecnologías y las criptomonedas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • bitcoinBitcoin (BTC) $ 18,917.37
  • ethereumEthereum (ETH) $ 591.87
  • rippleXRP (XRP) $ 0.624469
  • tetherTether (USDT) $ 0.999328
  • litecoinLitecoin (LTC) $ 88.25
  • bitcoin-cashBitcoin Cash (BCH) $ 293.05
  • chainlinkChainlink (LINK) $ 13.65
  • cardanoCardano (ADA) $ 0.156381
  • binancecoinBinance Coin (BNB) $ 30.10
  • stellarStellar (XLM) $ 0.186636
  • eosEOS (EOS) $ 3.05
  • moneroMonero (XMR) $ 126.66
  • tezosTezos (XTZ) $ 2.33
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola    Ver
Privacidad
Optimized with PageSpeed Ninja