La tokenización como necesidad de las economías desarrolladas
La tokenización como necesidad de las economías desarrolladas

La tokenización como necesidad de las economías desarrolladas

El informe «Relevance of on-chain asset tokenization in ‘crypto winter» asume la tokenización como una subyacente necesidad de nuestras economías desarrolladas. Como una subyacente necesidad del sistema económico, capaz de convertir en líquido y accesible el gran universo de bienes ilíquidos. Es un informe patrocinado por la consultora especializada en estrategias empresariales BCG (Boston Consulting Group) y ADDX, una plataforma de Singapur que utiliza tecnología blockchain para tokenizar y fraccionar los mercados privados.

Tokenización y estilo de vida de las nuevas clases medias globales

Tokenización economías desarrolladas

Las cantidades expuestas en el informe son, en todo caso, importantes. Por ejemplo, en 2030 el 10% del PIB mundial estará tokenizado. Esto es una cantidad de dinero que casi escapa a nuestras percepciones cotidianas de legos contables: 16 billones de dólares norteamericanos. Una cifra con catorce dígitos. Claro está, el informe destaca la oportunidad que esto supone para las empresas. Donde aparecen tales cantidades, parece que hay para todos.

A pesar del criptoinvierno pasado, del importante bajón en el mercado del criptoarte protagonizado por los NFTs o tokens no fungibles, la tokenización de bienes u otros activos se ha mantenido. Tal vez más calladamente, ante tanto ruido. El ruido de las criptomonedas, que puede entenderse como la tokenización digital de ese gran token que son las distintas monedas que constituyen el dinero, prácticamente silencia el continuo trabajo de tokenización en los más diversos campos de la actividad económica.

La ambiciosa propuesta de tokenización de activos reales en Argentina

Es cierto que la tokenización ha tenido especial relevancia en esos bienes con menor liquidez: bienes raros o especiales, de lujo, mansiones, etc. Esos bienes que, habitualmente con una fuerte carga simbólica y significante, cuesta que funcionen en el mercado. Incluso, cuesta asignarles un valor dinerario, puesto que los otros valores también presentes -valor símbolo y valor signo- tienen un fuerte peso. Esos bienes a los que cuesta poner precio.

La conversión de bienes en mercancías

Pues bien, con la tokenización y la correspondiente cotización de los tokens se introducen en el mercado y queda expuesto públicamente su precio. Con la tokenización, los bienes se fraccionan, algo que puede decirse que se viene haciendo desde tiempo inmemorial, para facilitar su fluida circulación por los mercados y su accesibilidad. Son las dos caras protagonistas de la tokenización: liquidez y accesibilidad. Las dos caras de la mercantilización del mundo, de la conversión de bienes en mercancía. Algo que los marxistas no saben ver o reniegan de ello; pero la mercantilización es una apertura a la accesibilidad general de los bienes.

Por qué tokenizar activos del mundo real es la próxima gran industria

La tokenización actual, la que se lleva a cabo en blockchain, es una consecuencia de la digitalización. Pero, a la vez, la profundización en la digitalización del mundo será la principal consecuencia de la tokenización. Estamos hablando de la digitalización como un amplio e irreversible proceso que, con la tokenización, se resignifica.

Si acudimos al Diccionario de la lengua de nuestra querida RAE (Real Academia Española), el primer significado de digitalización que nos da es, como suele ocurrir cada vez que acudimos en su ayuda, un tanto frustrante: “acción y efecto de digitalizar”. Afortunadamente, la consulta online permite pinchar en “digitalizar” y nos lleva a: 1) Registrar datos en forma digital; 2) Convertir o codificar en números dígitos datos o informaciones de carácter continuo, como una imagen fotográfica, un documento o un libro.

Tokenización de bienes y la necesaria criptoculturización de las clases medias

Valor de cambio

Puede decirse que la RAE se encuentra en la primera fase de la digitalización, aquella que podemos definir como documental, informacional o referencial. Es decir, la fase en la que lo que se digitaliza -convirtiéndolo en un discontinuo soportado por bits– es información que antes se encontraba en soportes analógicos, continuos. Lo que cambia es el soporte de la información. En su versión más común, la información pasaba de estar en significantes en papel, a estar en números-conexiones que podían circular a gran velocidad por las redes de interconexión e interacción.

La transmisión de la información se hace prácticamente instantánea. De hecho, los productores y propietarios de la información -periódicos, músicos, escritores y un largo etcétera- vieron como ésta volaba de sus manos. Sin propiedad y sin valor de cambio, pues el valor de cambio está vinculado a la propiedad. Tuvieron que adoptar una tarea, en la que todavía están, de convertir la información en propiedad y servicio, en algo que tiene un valor de cambio.

Qué es la tokenización blockchain y por qué está transformando el mundo

La tokenización en blockchain parte de una propiedad que se registra digitalmente. Al poner el registro digital en el primer plano, asumida la circulación de la información, se da un paso trascendental. Ya no es sólo información que fluye sin valor económico, sino que se trata de propiedades registradas digitalmente, con su valor, que pueden fluir.

La propiedad adquiere la fluidez y liquidez que tuvo la información; pero sigue siendo propiedad. Esto permite entrar en los mercados a muchos bienes, a muchas propiedades, que no es fácil hacer circular en ellos de una manera completa, sólida, sin fragmentar. Ahora bien, tal vez lo más importante es que permite a muchos sectores de la sociedad acceder a esas propiedades, aun cuando sea fragmentariamente. Imbrica más extensamente a las sociedades en el mercado y a los mercados en la sociedad. La sociedad como la organización social basada en la diferenciación, cuyos miembros interactúan principalmente a través de las reglas de gobernanza que se dan -o que son impuestas- y el mercado. Y los mercados parten de la propiedad.

Por qué tokenizar activos del mundo real es la próxima gran industria

Nueva fase de la digitalización con IA

Cuando apenas ha empezado la tokenización como fase de la digitalización, ya se anuncia una nueva fase de la digitalización. La protagonizada por la IA (inteligencia artificial). La IA se alimenta principalmente de información digitalizada, formando parte del proceso de digitalización. No obstante, hay aspectos muy sensibles, puesto que la digitalización empieza a atravesar a los sujetos. Ya no sólo se trata de información documental, ni de bienes u objetos en propiedad. Con la IA, la digitalización apunta directamente a los sujetos. A los sujetos y sus relaciones de poder. Pero esto es otra cuestión. Ya no hablamos sólo del sistema económico y sus necesidades, sino del sistema político. 

 

Javier Callejo
Comparte esto:
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola    Ver
Privacidad