New York Times demanda a OpenAI y Microsoft por usar sin permiso sus contenidos 
New York Times demanda a OpenAI y Microsoft por usar sin permiso sus contenidos 

New York Times demanda a OpenAI y Microsoft por usar sin permiso sus contenidos 

El diario norteamericano The New York Times presentó ayer, miércoles 27 de diciembre, una demanda contra OpenAI y Microsoft en el Tribunal Federal de Distrito de Manhattan por conculcación de los derechos de autor. El argumento principal de la misma es que las tecnologías de inteligencia artificial IA de esta asociación empresarial son entrenadas con el material publicado por el diario, sin, por supuesto, contar con la autorización del medio de comunicación.

Axel Springer se une a OpenAI para ofrecer contenidos a usuarios de ChatGPT

De esta manera no sólo se toman contenidos creados por otros, sino que, además, la oferta de tales contenidos a sus usuarios se convierte en una acción de competencia con respecto al propio creador de los mismos. En este caso, el propio diario. Con tales contenidos, las empresas desarrolladoras de la inteligencia artificial generativa hacen un uso comercial, sin que los beneficios repercutan de manera alguna en los creadores. 

New York Times OpenAI

Medios de comunicación considerados de calidad, como el propio The New York Times, se consideran especialmente perjudicados. Argumentan que el algoritmo desarrollado en la inteligencia artificial generativa de estas entidades da una preponderancia a los contenidos de los medios de calidad. De hecho, a modo de pruebas, la demanda presenta ejemplos de cómo el chatbot ofreció fragmentos textuales de artículos del diario, a los que sólo se puede llegar por suscripción de pago, a las solicitudes de información expuestas en los prompts o instrucciones.

Medios norteamericanos exigen a empresas de IA pagar por el contenido

Se trata de una situación que ya había sido denunciada públicamente por diversos medios de comunicación. Es más, a principios del mes pasado, la asociación de medios norteamericana News/Media Alliance publicaba un informe en el que, desde su propio título, subrayaba cómo la copia generalizada de obras expresivas para entrenar y alimentar sistemas de inteligencia artificial generativa se considera una infracción de derechos de autor y no un uso legítimo.

Entrenamiento con contenidos de medios

En el informe, se exigía una negociación para llegar a un acuerdo con los desarrolladores de inteligencia artificial generativa, que era la entrenada especialmente con los contenidos de los medios de comunicación de calidad. Según se declara en la propia demanda presentada por el diario neoyorkino, éste lleva intentando una solución negociada con los gestores de las empresas responsables ChatGPT desde el pasado mes de abril. Pero el acuerdo comercial amistoso no llegó. Sin embargo, se siguió utilizando sus contenidos para entrenar a la inteligencia artificial.

Cómo generar ingresos pasivos con criptomonedas

El que sí consiguió un acuerdo hace dos semanas con OpenAI fue el grupo editorial de origen alemán Alex Springer. Aun cuando los detalles del acuerdo no han trascendido, se anunció como un intercambio entre facilitación de permisos por parte del grupo editorial para que OpenAI alimentase de contenido el entrenamiento de su IA, por un lado; mientras que la desarrolladora tecnológica se comprometía a poner, en la información ofrecida a sus usuarios, los enlaces a los artículos originales de los que se obtuvo tal información.

Robo de esfuerzo y audiencia

La cuestión no es sólo que medios como The New York Times vean cómo su inversión y trabajo es aprovechado gratuitamente por otros, sino que temen que sus clientes se distancien de la relación directa con ellos, para establecerla con la oferta de estos desarrollos de inteligencia artificial generativa. Los medios establecen que no sólo se les roba el esfuerzo de su trabajo sino que se les roba audiencia con los productos de su propio trabajo. La sombra de lo que ocurrió con internet y cómo los buscadores ofrecían las noticias que los medios de comunicación elaboraban está muy presente. De hecho, el diario neoyorkino es de los pocos grandes medios que ha podido diseñar un modelo de negocio exitoso, sobreviviendo al tsunami de internet.

Con la demanda presentada en Manhattan, The New York Times se convierte en el primer gran medio que pasa de las quejas a la acción en los tribunales. En las exigencias, no se solicita una cantidad de dinero exacta por los daños y perjuicios sufridos. Ahora bien, se señala que los demandados son responsables de haber causado daños por miles de millones de dólares. Destaca, entre las exigencias incluidas en la demanda, la destrucción de los modelos de chatbot entrenados con material del diario protegido por los derechos de autor.

Comparte esto:
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola   
Privacidad