Tras los despidos, toca la redención económica y moral de las criptomonedas 
Tras los despidos, toca la redención económica y moral de las criptomonedas 

Tras despidos y repunte de bitcoin, toca redención económica y moral de las criptomonedas 

Los despidos masivos en la industria de las criptomonedas se han disparado en 2022. Consecuencia de un largo criptoinvierno que prácticamente ha atravesado todas las estaciones del año. Según los registros publicados por Bloomberg, alcanzan los siete mil puestos perdidos. Una cantidad importante, que duele. Ahora bien, si se ponen en relación con los casi veinte mil despidos anunciados por Amazon o los más de diez mil realizados por Meta, cabe relativizar la catástrofe. Todo esto sin olvidar el drástico adelgazamiento de recursos humanos que supuso la entrada de Elon Musk en Twitter. Puede hablarse de un empedrado y doloroso camino en los recientes pasos del conjunto de empresas tecnológicas. Pero, también, como una reestructuración para seguir caminando.

 Criptomonedas despidos

Según algunos analistas, el repunte de bitcoin hasta el valor de los 20.000 USD está indicando que ya ha tocado fondo. Por otro lado, la sucesión de despidos en la industria de las criptomonedas es el golpe radical para la vida cripto. Más de siete mil empleos perdidos en la industria cripto durante los últimos meses, según anuncia Bloomberg, afectados especialmente tras el caso FTX. También en ello toca remontar. Ambos signos parecen ir en sentidos opuestos. El mensaje optimista de la revalorización, frente a la triste corriente de despidos. Pero, también pueden leerse como manifestaciones de un latente proceso común de relanzamiento. Se ha tocado el fondo, ahora empieza la remontada, en términos económicos, y la redención, en clave simbólica.

Las criptomonedas crecen entre tópicos

La industria cripto ha sido vapuleada especialmente durante los últimos días del año 2022. A las cifras millonarias de capitales perdidos por las constantes bajadas en la cotización y los fraudes de algunos de sus más importantes actores, sucedieron los despidos y los ataques al significado de las propias criptomonedas. Algunos ya eran conocidos y se pronunciaban en clave de: «ya os lo había dicho», como los de Buffet y compañía. Otros, sobre todo, han intentando meter el dedo en la llaga moral de las criptomonedas, subrayando que los más afectados por su crisis son los que están al final de la cadena, los más débiles. Como si se tratase de una trófica en el que los últimos consumidores/usuarios/trabajadores son los que pagan con sus vidas el veneno acumulado a lo largo de la cadena.

Los despidos han superado los dos mil trabajadores en Crypto.com y Coinbase. Los mil en Kraken. Y así en un goteo continuo que prácticamente ha abarcado a todas las entidades con cierta relevancia. Puede decirse que ninguna se ha salvado. Como suele ocurrir en estas crisis, con independencia del sector económico del que se trate, han sido los últimos trabajadores contratados, los más jóvenes y los que menos formación específica tenían los más perjudicados.

14 años del bloque génesis de Bitcoin: origen del dinero libre y sin Estados

Los datos de despido pueden leerse como fijación de una realidad -crítica, en este caso- y como síntoma. Como realidad, parecen incontestables. Es como síntomas donde tiene cabida la interpretación. Síntomas de que la industria cripto se ha alimentado de amplias expectativas, que, a su vez, abrían la puerta a más y más recursos humanos. Durante un tiempo, los sueños cripto se impusieron a las realidades. Ahora, los mercados, parecen imponer realismo. Moderar las expectativas. Ahora bien, sin olvidar que los mercados también se hacen con el material de los sueños.

Vapuleo moral de las criptomonedas

Otra cosa es el vapuleo simbólico y moral de las criptomonedas. Más allá de los despidos, el último acontecimiento en este sentido ha venido del político estadounidense Jesús García. En el tono habitual que suele caracterizar al populismo victimológico dibuja las criptomonedas como una especie de complot contra la población negra y latina del país. Considera que ha sido la más afectada por el reciente funcionamiento de las criptomonedas.

Como en toda victimización, no se señalan los motivos por los que, en el caso de negros y latinos, se acercaron tan masivamente al mundo de las criptomonedas. Por supuesto, menos se señala cómo estas categorías sociales se han beneficiado, en su momento, de la industria. Cómo funcionan las criptomonedas en otros países donde las poblaciones negras o latinas son mayoría; ni que, además de estos grupos de población, han sido otros los afectados en las sucesivas crisis. Pero es lo que tiene el populismo. En esta ocasión, cargando moralmente contra las criptomonedas. Un marco moral que, en cualquier caso, está ahí.

Blockchain y la Web3 hacia un mercado masivo en 2023

Hay que recordar que las propias criptomonedas surgieron como respuesta moral frente a la inmoralidad atribuida a los bancos y un sistema financiero que estaba muy lejos de ser la representación de la justicia divina en la tierra. Tal vez ahora toca el momento de recuperar la fuerza moral. Imprescindible para recuperar la fuerza económica. La historia ha demostrado su paralela trayectoria.

También puedes seguirnos en nuestros canales de Telegram Twitter

Javier Callejo
Comparte esto:
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola   
Privacidad