La invasión rusa y el papel de las criptomonedas al servicio de los estados
La invasión rusa y el papel de las criptomonedas al servicio de los estados

La invasión rusa y el papel de las criptomonedas al servicio de los estados

La invasión rusa de Ucrania puede suponer la primera guerra en la que las criptomonedas tienen un papel fundamental. No hay que olvidar que ambos países aceptan su uso. Pocos días antes de la invasión, Ucrania institucionalizó y regularizó su uso, siendo uno de los países del mundo en el que, teniendo en cuenta su población y su PIB, mayor arraigo tiene el ecosistema cripto. En ello tiene que ver el peso que tiene su importante población emigrante, generando transacciones en criptomonedas con costes menores. El caso ruso es más oscuro, como casi todo lo que ocurre en este país. Así, una parte del uso de las criptomonedas aparece vinculado a la peor cara de las mismas, aquella que tiene que ver con el blanqueo de capitales y el fraude.

Las donaciones en criptomonedas a Ucrania alcanzan los $13,7 millones

La invasión rusa y las criptomonedas

En el 2021 Geography of Cryptocurrency Report, publicado por la empresa de análisis Chainalysis en octubre del año pasado, Ucrania ocupa el cuarto lugar del mundo en la adopción de criptomonedas. Un ranking construido a partir de la actividad privada con las criptomonedas en el país, ponderada por su capacidad de compra (PPP: purchasing power parity). Un puesto que ocupa tras Vietnam, India y Pakistan. El primer país hispanoparlante de este ranking es Venezuela, ocupando el séptimo lugar.

En el informe de Chainalysis, la Federación Rusa ocupa el puesto 18. Ahora bien, lo llamativo es que si nos fijamos en el volumen de las transacciones P2P en este país, se va hasta el puesto 122. Es decir, parece que las criptomonedas tienen una función distinta a la de intercambio entre particulares.

Europa quiere prohibir las criptomonedas basadas en PoW y la industria se moviliza

En el más reciente 2022 Crypto Crime Report , también de Chainalysis, Rusia ocupa un lugar protagonista en la categoría de Jurisdicciones de Alto Riesgo. Lo hace junto a Corea del Norte e Irán. Tres espacios que parecen configurarse a la manera que algunas islas del Caribe lo hacían con los piratas, durante los siglos XVII y XVIII, como refugios. Como las Bahamas, conocida en la época dorada de los piratas como la República pirata. No obstante, existe la sospecha que más que como piratas, algunas de estas actividades delictivas llevadas desde estos países se parecen más a las del corsario, llevadas a cabo bajo patrocinio estatal, ya que servían a los intereses bélicos de los estados que les daban protección.

Criminalidad y criptomonedas

Con respecto a Rusia, el informe señala que: “Individuos y grupos con base en Rusia -algunos de los cuales han sido sancionados por Estados Unidos recientemente- destacan por una desproporcional actividad en diversas formas de criminalidad basada en las criptomonedas”. Debido a la mezcla de buena formación en informática y bajas expectativas económicas, Rusia ha tendido a ser el albergue de buenos y habilidosos hackers.

Descubre la regulación de las criptomonedas en el mundo, según la región

No obstante, lo que llama la atención en este informe es el vínculo que se establece entre algunas de las organizaciones criminales con criptomonedas y el propio gobierno ruso. Es el caso de la organización criminal Evil Corp, especializada en la producción de ransonware, software malicioso dedicado especialmente para el secuestro de datos, liberados tras pagar el rescate impuesto por los criminales. Es más, el informe deja entrever el amparo gubernamental que tienen algunas actividades criptocriminales en la denominada CIS (Commonwealth of Independent States), formada por países de la antigua URSS.

Moscú, capital financiera del lavado de dinero

Una especialización en actividades criminales, con supuesta protección estatal, que ya venía apareciendo como una nube negra sobre Rusia. Pero que se ha convertido en sólida amenaza desde que el pasado miércoles Putin ordenara la invasión de Ucrania. Se teme una invasión de nuestros ordenadores desde Moscú, como apuntan los mensajes, consejos y llamadas a extremar la precaución que las distintas instituciones occidentales encargadas de velar por la ciberseguridad han realizado a sus ciudadanos, organismos públicos y empresas.

Brasil, mercado clave para Banco Santander, a punto de regular las criptomonedas

Por otro lado, se destaca también el papel protector ruso hacia el lavado de dinero con las criptomonedas. Al menos, Rusia aparece como el destino de operaciones altamente sospechosas. Es más, se da a Moscú el título de capital financiera del lavado de dinero, en la medida que esta ciudad alberga a distintas empresas que son el destino de operaciones que son altamente sospechosas de estar relacionadas con el lavado de dinero. Incluso, apunta a su concentración en un mismo complejo urbanístico, como son los rascacielos moscovitas con el nombre de Federation Tower. Las empresas radicadas en Moscú que prestan servicios de lavado de dinero son: Garantex, Buy-bitcoin, Bitzlato, Eggchange, Tetchange o Suex.

El Salvador y China: dos modelos para armar en la geopolítica bitcoin

Varios hechos resultan significativos. El más llamativo, la impunidad de estas actividades criminales, que vienen denunciándose desde otros países desde hace tiempo. Otro: mientras las autoridades del banco central ruso abogan por la prohibición de la minería en Rusia, el Presidente Vladimir Putin se ha mostrado un defensor de la misma. Pocas dudas quedan sobre quién manda en el país.

Crowdfounding de criptomonedas para Ucrania

En este contexto, la guerra. Ucrania está recibiendo fondos en criptomonedas, en una especie de crowdfounding, de activistas simpatizantes con la posición ucraniana. Un apoyo más directo, ágil y rápido que el proporcionado por los bancos. Por lo tanto, las criptomonedas se convierten en fuente para financiar la guerra. Además, algunas empresas de minería, como Flexpool, ha dejado de prestar servicios a los usuarios rusos, en solidaridad con Ucrania.

Las criptomonedas se deshacen de su representación como mundo salvaje

Además del uso directamente bélico que Rusia pudiera hacer de la promoción de la actividad ransomware, el uso de las criptomonedas podría ser una vía para que el país euroasiático pueda superar el bloqueo financiero que contemplan algunas sanciones desde Occidente. De hecho, esta posibilidad preocupa especialmente a las autoridades estadounidenses, poniendo a expertos e incluso empresas a trabajar en cómo atajar esta posibilidad.

Las criptomonedas como palanca para la globalización económica 

La invasión de las criptomonedas

La invasión rusa de Ucrania parece haber traído la invasión bélica de las criptomonedas. ¿Quién lo iba a decir cuando pacíficamente nació bitcoin hace apenas poco más de una docena de años? Es el paso de las criptomonedas al servicio de la sociedad, al de las naciones y los estados.

Foto de Pixabay

También puedes seguirnos en nuestros canales de Telegram Twitter

Javier Callejo
Comparte esto:
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola    Ver
Privacidad