las criptomonedas

En bastantes ocasiones, el ecosistema de las criptomonedas se nos aparece como una gran olla a punto de estallar e inundar el conjunto del sistema financiero, transformándolo. Nos llegan noticias de nuevas y potentes empresas y actores que se incorporan al mismo. Pero, a los pocos días, somos conscientes de que las personas de nuestro entorno que eran usuarios de las criptomonedas son las mismas, que apenas se ha añadido alguna más desde hace bastante tiempo.

Las criptomonedas

Los usuarios no aumentan o lo hacen a cuentagotas. El ecosistema de las criptomonedas no acaba de explotar por problemas para encontrar nuevos usuarios. Para lograrlos, primero ha de producir receptores del mensaje. Es decir, ha de transformar audiencias generales, las denominadas audiencias mainstream, en audiencias cripto, aunque ya no sean las originales, fieles y expertas audiencias cripto. A las nuevas audiencias cripto solo se les pide que estén atentas al mensaje de las criptomonedas. El ecosistema ha de producir audiencia transcripto, audiencias nuevas, tal vez dejando a un lado las audiencias originales, como si estas perteneciesen a una fase que hay que superar.

CriptoAgosto: Internet surgió del Estado y Blockchain de la sociedad

El transcripto no es un nuevo lenguaje. Tampoco un dialecto del sánscrito u otro interesante e histórico idioma. Es la fase que se quiere conseguir para multiplicar geométricamente el número de usuarios de las criptomonedas. Una fase en la que converge el deseo de transformación de las audiencias mainstream en audiencias interesadas por la información de las criptomonedas y, a la vez, salirse de comunicaciones que, dirigidas a los que ya están simbólicamente en el mundo cripto, pueden generar distancia con respecto a los que están fuera del mismo. Es la tarea de hacer lo cripto socialmente transversal.

Estrategia divulgativa

La tarea no es fácil. Cabe distinguir tres grandes estrategias. La primera y más extendida es la estrategia divulgativa. Está especialmente fomentada en medios de comunicación cripto que, así, intentan establecer puentes de integración hacia su entorno a las audiencias que pudieran acercarse por primera vez. Estas aproximaciones inciáticas suelen ser consecuencia de una especie de efecto rebote que se produce cuando, a los medios generalistas, llegan noticias como una importante subida en las cotizaciones de las criptomonedas.

Coca-Cola irrumpe en los NFTs con una fiesta de avatares en la azotea del metaverso

Su retórica dominante es simple. La definición de términos centrales en el ecosistema o la explicación de cómo funcionan los procesos básicos del mismo suelen ser su centro. Esta estrategia opta por la vía racional: fijar a la audiencia a partir de hacerla partícipe del conocimiento del ecosistema y, sobre todo, haciéndola ver lo fácil que es. Después, los exchanges, que son sus principales anunciantes, tendrán que confirmar tal facilidad.

Estrategia ejemplificante

La segunda estrategia es la ejemplificante. Se centra en presentar la trayectoria de triunfadores o héroes en el uso de las criptomonedas. Vamos, los primeros, que se han hecho millonarios. Aunque también funciona una potente versión alternativa: la de millonarios que se introducen en el mundo de las criptomonedas. Seguramente, para esa audiencia mainstream, el ejemplo paradigmático es el de Musk. El razonamiento es: si alguien que ha demostrado su talento empresarial y financiero acude a las criptomonedas, es porque algo bueno tendrán estas.

NFT y los mundos virtuales civilizados de blockchain que adelantó Baudrillard

La otra línea de esta estrategia es en la que se encuentran los héroes. Son principalmente los que han llevado la buena nueva de las criptomonedas a poblaciones que estaban excluidas del sistema financiero y, en especial, a los países en desarrollo. Las criptomonedas aparecen así como un instrumento de futuro para estas poblaciones, como un vínculo con la globalización económica del que se pueden aprovechar. Si los héroes no engañan a estas poblaciones, por qué me iban a engañar a mí.

Estrategia de desvincular las criptomonedas del imaginario de sus orígenes

La tercera estrategia puede considerarse de relativo menor calado que las otras dos anteriores, aunque esté evidentemente presente. Se trata de desvincular las criptomonedas del imaginario de sus orígenes. Desligarla de su halo inconformista, activista e incluso político. Así, nada que ver con hackers, anarquismo, anarcoliberalismo, antiestatalismo o incluso antibancos. Nada anti. Todo pro, salvo la propia estrategia anti-anti.

Facebook pasa de la economía del “me gusta” a la economía del avatar

En esta tercera estrategia, hay un esfuerzo por borrar ese pasado y, sobre todo, la potencial conexión como actividades oscuras, como las delictivas, blanqueo de dinero y terrorismo. El mundo de las criptomonedas se deshace de su representación como un mundo salvaje. Se muestra como un mundo ordenado, seguro y que, además, demanda regulaciones institucionales. Estrategia de desvinculación que puede rozar, paradójicamente, a cierta desbitcoinización o toma de distancia con respecto al bitcoin, en cuanto origen del ecosistema.

Descriptomonetización y foco en Blockchain

Así, se hace hincapié en la gran variedad de criptomonedas. Pero, incluso, puede llegar a una especie de descriptomonetización latente, poniendo el foco en Blockchain, como una gran tecnología con un potencial que va mucho más allá de criptomonedas, siendo éstas una de sus muchas concreciones. Desde tal estrategia para atraer a audiencias mainstream, Blockchain es una especie de gran envoltura de futuro en la que, claro está, se encuentran las criptomonedas. De esta manera, entrar como usuario en las criptomonedas es entrar en Blockchain.

La ética del bien común, el espíritu de las criptomonedas y el criptomonetarismo

Las tres estrategias están, en mayor o menor medida, presentes en los medios cripto. Sobre todo, en aquellos que quieren dar el salto de pasar de tener una audiencia cripto a una audiencia mainstream. Por ello, algunos no tienen reparos en hacer olvidar los orígenes de la propia audiencia cripto. Hasta pueden encontrarse afanes de cierta revisión histórica de los mismos, como dar mayor protagonismos a personajes que llevan mucho tiempo en el ecosistema cripto, casi desde los inicios y estando en la cofundación de algunos de los más brillantes proyectos, con una coherente trayectoria e identidad empresarial desde tales principios. Figuras como Mark Andreessen, Jon Matonis, Joseph Lubin, etcétera.

Blockchain, primera tecnología sin territorio y cosmopolita

Las estrategias de los medios

¿Y qué hacen los medios mainstream ante las estrategias de los medios cripto? A pesar de las reconocidas dificultades económicas por las que pasa la industria de la comunicación, hay que reconocer que la mayor parte de estos medios mainstream ignoran el mundo de las criptomonedas. Se hacen eco, eso sí, de las altas cotizaciones que alcanzan, de los guiños de Facebook a las criptomonedas, y poco más y casi siempre reduciendo Blockchain a bitcoin.

El mercado y la tecnología cripto se están comiendo al Estado

Otros, más conscientes, se echan las manos a la cabeza por el flujo de ingresos publicitarios que pueden estar perdiéndose de una industria cripto en alza. No obstante, los más fuertes y algo tocados de soberbia, esperan sentados a que las grandes empresas cripto acudan a ellos en busca de esa audiencia mainstream y de normalización simbólica, de que el conjunto de la sociedad los vea como anunciantes normales, de empresas normales. El problema es que esperar demasiado tiempo no suele ser un buen consejo de actuación en nuestras aceleradas economías. Es bastante posible que cuando estas empresas cripto sean “normales”, los que no sean “normales” sean ellos.

Signos de cierta criptofilia

Otros medios mainstream menos cerrados, empiezan a dar signos de cierta criptofilia. Ofrecen periódicamente información sobre el mundo cripto y Blockchain. Son pocos. La mayoría de estos medios mainstream optan por una desbocada criptofobia. Es decir, llevan a sus lugares preferentes las noticias negativas, como las relacionadas con fraudes, ataques a la seguridad de plataformas de cripto bienes o el cierre de granjas de minería. Eso sí, subrayando la que consideran exclusiva correlación entre criptomonedas y blanqueo de dinero o terrorismo. Tal vez sea una especie de reacción inconsciente a la distancia que ya tienen con lo cripto. Habrá que consultar a Freud. De momento, la criptofobia conduce a estos medios lejos de la fase transcripto.

Imagen de Here and now, unfortunately, ends my journey on Pixabay en Pixabay

También puedes seguirnos en nuestros canales de Telegram Twitter

Por Javier Callejo

Catedrático de Sociología en la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), especializado en la observación empírica de los comportamientos de consumo y de la recepción mediática. Licenciaturas en Periodismo y Derecho

  • bitcoinBitcoin (BTC) $ 42,024.00
  • ethereumEthereum (ETH) $ 2,853.58
  • cardanoCardano (ADA) $ 2.22
  • tetherTether (USDT) $ 0.999095
  • chainlinkChainlink (LINK) $ 23.64
  • litecoinLitecoin (LTC) $ 146.72
  • bitcoin-cashBitcoin Cash (BCH) $ 502.59
  • stellarStellar (XLM) $ 0.271474
  • tezosTezos (XTZ) $ 6.84
  • moneroMonero (XMR) $ 230.25
  • eosEOS (EOS) $ 3.87
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola    Ver
Privacidad