Justin Sun DLive

El Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes de Estados Unidos analizará mañana, entre otros asuntos, el papel de la plataforma DLive, propiedad de Justin Sun, en el asalto al Capitolio. El documento lleva por título: “Dólares contra la democracia: Financiamiento interno del terrorismo después de la insurrección”.

El documento refleja como los extremistas más prominentes excluidos de las redes sociales se han trasladado a plataformas de transmisión alternativas. Como es el caso de DLive, propiedad de Tron, dueña también de BitTorrent. El documento indica que BitTorrent ha pagado “cientos de miles de dólares a los extremistas desde su fundación, principalmente a través de donaciones de criptomonedas integradas en un servicio proporcionado por el sitio”.

Crowdfunding y sitios cristianos para recaudar fondos

El documento indica que los grupos violentos, como se vio en el ataque del 6 de enero, eligen formas de financiación no tradicionales para apoyar sus actividades. Entre ellas, el crowdfunding. Los mismos sitios que se utilizan para solicitar donaciones para gastos médicos o ayudar a las víctimas de un desastre natural están siendo utilizados para apoyar a los terroristas y sus causas.

Bitfinex y Tether engañaron a los clientes y no podrán operar en Nueva York

Antes del 6 de enero, GiveSendGo.com, el sitio de financiación colectiva cristiano número uno, organizó campañas para recaudar fondos para los gastos de la manifestación “Stop the Steal”. Este movimiento defiende que Trump ganó  las elecciones. “Stop the Steal” está promovido por el activista de extrema derecha, Ali Alexander. GiveSendGo.com también organizó campañas para financiar el equipo de protección y los costes de los viajes relacionados con la manifestación. Este sitio recaudó más de $ 100.000 para la defensa legal de Enrique Tarrio, líder del grupo terrorista Proud Boys, arrestado en Washington antes del mitin.

PayPal y GiveSendGo

De manera similar, dice el documento, el grupo de milicias terroristas de extrema derecha, Oath Keepers, organizó una campaña en RallyPay.com para financiar la defensa de Jessica Watkins. Una mujer acusada de conspiración sediciosa y otros presuntos delitos relacionados con su participación en los eventos del 6 de enero.

GiveSendGo.com también alojó dos campañas de Gateway Pundit, un sitio web de desinformación de extrema derecha. Recaudó más de $ 135.000 para financiar una investigación de fraude electoral y para combatir la censura de las voces conservadoras. PayPal terminó su relación con GiveGoSend.com después del 6 de enero, “pero algunos sienten que debería haber ocurrido antes, dada la cantidad de campañas extremistas y dólares que han pasado por las cuentas de los usuarios”, indica el documento.

El papel de las criptomonedas

Respecto al papel de las criptomonedas en la financiación de grupos violentos, el informe destaca que los extremistas están recurriendo a ellas a medida que aumenta el escrutinio a los bancos tradicionales y plataformas de pago. El aumento es proporcional al aumento general de la popularidad de las criptomonedas.

Los redactores de la carta indican que aunque se han producido algunas transferencias de alto valor a billeteras de criptomonedas relacionadas con la derecha alternativa conocida, se desconoce si los fondos fueron utilizados para el mitin de Trump del 6 de enero o para la posterior insurrección del Capitolio. No obstante, señala que cada ves es más común encontrar direcciones de billeteras de criptomonedas en sitios web extremistas. Por lo que señala a las criptomonedas como “fuente potencial y creciente de fondos para extremistas nacionales”.

Organizaciones benéficas

El documento también se refiere a las denominadas organizaciones benéficas como potencial fuente de financiación de los violentos. Muchos de los grupos y movimientos vistos en el ataque del 6 de enero mantienen organizaciones benéficas para recaudar fondos y concienciar. “This Is Texas Freedom Force”, identificado por el FBI en los documentos de acusación del 6 de enero como “grupo de milicia extremista”, administra una organización benéfica clasificada como organización de “Arte, cultura y humanidades”

Registradas como organizaciones sin ánimo de lucro, estos grupos extremistas están legitimados para realizar campañas de recaudación de fondos. Pero también pueden utilizar servicios diseñados para ayudar a las ONGs a organizarse y crecer. En este sentido, el documento precisa tras los sucesos del 6 de enero, AmazonSmile, un programa que permite a los clientes de Amazon donar un porcentaje de sus compras organizaciones benéficas, eliminó cinco de estos grupos de su directorio.

DLive, propiedad de Justin Sun

El documento también se refiere al papel de redes sociales como Facebook, Instagram, TikTok, YouTube o Twitch. Después de permitir que figuras de alto perfil de extrema derecha, conspiracionistas y supremacistas blancos moneticen sus puntos de vista extremistas durante años, muchas de estas plataformas han prohibido sus cuentas, indica.

Los extremistas más prominentes excluidos de dichas redes sociales se han trasladado a otras plataformas de transmisión alternativas. Como DLive, propiedad del servicio de intercambio de archivos entre pares BitTorrent. El documento indica que BitTorrent ha pagado “cientos de miles de dólares a los extremistas desde su fundación. Principalmente a través de donaciones de criptomonedas integradas en un servicio proporcionado por el sitio”.

Donaciones a un neonazi

BitTorrent es propiedad de la Fundación Tron, que adquirió la compañía en julio de 2018 por un valor de 140 millones de dólares. En 2019 lanzó su propio token, BTT. Tron es una blockchain y una criptomoneda (TRX). Fue creada por Justin Sun en 2017 para revolucionar con blockchain el sector de los videojuegos, casinos y otras áreas del entretenimiento

Tim Gionet, neonazi declarado y conocido como “Baked Alaska”, transmitió en vivo su participación en los eventos del 6 de enero a más de 5.100 espectadores en DLive. El blog Hatewatch, del Southern Poverty Law Center, estima que los usuarios de DLive “dieron propina” a Gionet. Lo hicieron al menos 229 veces a través de lemons, una moneda del juego del mismo nombre y por un mínimo de $ 222. Al igual que otras plataformas de transmisión, DLive se beneficia a través de publicidad, tarifas de transacción y reteniendo el 25% de cada donación.

Supremacia blanca

El documento recuerda que el 6 enero, todos los miembros del Congreso y su personal fueron puestos en grave peligro por una turba extremista violenta. Los redactores indican que la insurrección fue incitada por el expresidente Trump y forma parte de una historia de extremismo interno y terrorismo que hunde sus raíces en la supremacía blanca de Estados Unidos.

Foto de Olichel, en Pixabay

También puedes seguirnos en nuestros canales de Telegram y Twitter

Por Covadonga Fernandez

Directora de Observatorio Blockchain

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • bitcoinBitcoin (BTC) $ 34,229.00
  • ethereumEthereum (ETH) $ 2,155.18
  • tetherTether (USDT) $ 1.00
  • cardanoCardano (ADA) $ 1.22
  • bitcoin-cashBitcoin Cash (BCH) $ 450.88
  • litecoinLitecoin (LTC) $ 124.85
  • chainlinkChainlink (LINK) $ 16.58
  • stellarStellar (XLM) $ 0.261146
  • moneroMonero (XMR) $ 206.99
  • eosEOS (EOS) $ 3.64
  • tezosTezos (XTZ) $ 2.85
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola    Ver
Privacidad