sindicatos metaverso


Proteger a los consumidores en el metaverso aparece como una de las primeras intervenciones necesarias en este nuevo espacio. Se proponía desde el Banco de Inglaterra. Parece lógico pensar primero en los consumidores, ya que el metaverso se está configurando especialmente como un campo para el consumo. Pero la propia señalización de la intervención para la protección nos señala la necesidad de reflexionar sobre las proyecciones morales en este espacio. Se trata de un espacio de acceso universal: desde cualquier lugar, desde cualquier cultura, siempre que se paguen los peajes cognitivos, técnicos y seguramente económicos. Un espacio universal que plantea un reto que está en el corazón de la Ilustración: la existencia de una moral universal.

Criptoagosto: Banco de Inglaterra plantea la protección del consumidor en el metaverso

Aunque en el metaverso domine la lógica del consumo, también hay trabajadores. Trabajadores al servicio de marcas, destinados principalmente a impulsar las compras de los avatares consumidores. Y es con respecto a los avatares trabajadores que se abre otra brecha reflexiva para la configuración autónoma del metaverso. Claro está, los avatares trabajadores conllevan el esfuerzo de trabajadores: ¿tendrán derechos especiales los avatares trabajadores? ¿se proyectarán en el uso del metaverso los derechos laborales existentes en el mundo físico?

Sindicatos metaverso

Pongamos el caso que empiezan a aparecer resultados de investigaciones sobre la salud, que desaconsejan la inmersiva estancia en el metaverso por un tiempo superior a las dos horas: ¿se proyectará esto en los avatares trabajadores? ¿habrá un mismo avatar trabajador que va representando sucesivamente a varios trabajadores offline? ¿habrá negociación colectiva? ¿como avatares? ¿Cómo trabajadores que “mueven” avatares? ¿lucharán los avatares trabajadores por las reivindicaciones de sus sombras o serán estas sombras las que lucharán por las reivindicaciones de los avatares?

Criptoagosto: un internet del que huir, un internet por construir en web3

¿habrá sindicatos de avatares en el metaverso? ¿los sindicatos tradicionales generarán secciones en el metaverso? ¿se limitarán los sindicatos tradicionales a crear prolongaciones metaversianas de sus distintas secciones: comercio, química, metal, transporte, banca….? ¿tendrán estos avatares trabajadores estrictas, estandarizadas y vigiladas formas de comportamiento, que pudieran ser llevadas a cabo por robots, o dominará el avatar trabajador con flexibilidad e incluso espíritu libre y creador? ¿si se tratase de robots, no podríamos replicar las mismas preguntas anteriores poniendo como protagonista los derechos de los robots?

Las marcas están construyendo al metaconsumidor del metaverso

Tal vez sea con relación al trabajo, más que con relación al consumo, que la dimensión moral toma fuerza. En esto, vivimos en una tradición de siglos. La carga normativa (moral) que la antropología de Marx pone en el trabajo lo sitúa como columna vertebral de la afirmación personal y, a la vez, de la alienación y fuente de las alienaciones posteriores. Son las dos caras de la dimensión moral del trabajo.

El trabajo de los avatares

Una doble cara que se representa en la oposición entre el artesano, cuyo producto es visto como su espejo, directo producto de su personalidad; y el obrero industrial, cuyo producto está marcado y apropiado por el capitalista. El avatar parece, en principio, alienación en sí mismo. Es algo, un icono, que actúa en representación de alguien. Alguien se convierte en algo (relativamente) ajeno a sí mismo ¿Habría que hablar de alienación de los ya alienados? ¿qué mundo del trabajo se perfila para los avatares, que ya son alienación, o para sus sombras, que viven de su alienación en avatares?

Los NFT de Bored Ape Yacht Club muestran cómo será el consumo en los metaversos

Preguntas y dudas de las transiciones hacia nuevas fases. Trabajo agrario con la naturaleza, el trabajo creativo del artesano (idealizado por el propio Marx), el trabajo alineado en la cadena de montaje industrial y ahora el trabajo virtual de los avatares, donde nos preguntamos ¿quién trabaja? ¿el avatar o su sombra?.

*Foto de internet

También puedes seguirnos en nuestros canales de Telegram Twitter

Por Javier Callejo

Catedrático de Sociología en la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED). Licenciaturas en Periodismo y Derecho

Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola    Ver
Privacidad