Blackrock, Bitcoin y las jubilaciones en la carta anual de Larry Fink
Blackrock, Bitcoin y las jubilaciones en la carta anual de Larry Fink

Blackrock, Bitcoin y las jubilaciones en la carta anual de Larry Fink

Larry Fink, presidente y CEO de la sociedad de inversiones estadounidense BlackRock, publica una carta todos los años, cuando estos se encuentran en los primeros meses. Como una especie de mensaje anual al estilo de los que hace el Papa en Año Nuevo o Cuaresma, o el del Jefe de Estado o Presidente de región por Navidad. Fink lo dirige principalmente a sus clientes, que, dadas las características de su negocio, son inversores. A través de su periódico mensaje, se convierte en una especie de portavoz del capitalismo. De hecho, presenta su carta como un canal para compartir su punto de vista sobre el papel de los mercados de capitales en la economía global. Un mercado de capitales en el que Bitcoin tiene un lugar preferente, especialmente desde que tiene su plaza entre los ETF (Exchange Traded Funds), los fondos cotizados en Bolsa.

BITCOIN ES UN ELEFANTE EN LA HABITACIÓN DE LA ECONOMÍA POLÍTICA

Larry Fink Bitcoin

Es un escrito realmente interesante. No sólo por el poder de quién habla, también por lo que dice y, sobre todo, intenta decirnos. Así parece querer convencernos de que las respectivas soluciones a la garantía de una jubilación digna en medio del envejecimiento de la población en los países desarrollados, la deuda fiscal de los estados y el cambio climático se encuentran conectadas, que casi es una misma solución que pasa por el mercado de capitales.

El mercado de capitales es lo que condensa el sintagma que se expresa en la carta: el poder del capitalismo. El esfuerzo en sí es loable. Pero cabe pensar también que el capitalismo no tiene tanto poder, tanta fuerza, cuando necesita de tales esfuerzos e inputs para hacernos creer en él. Que necesita portavoces, que ya no habla solo, a través de su producción de riqueza. Es decir, la propia carta puede interpretarse como un signo de debilidad del capitalismo, abogando por su fortaleza.

EL NEGACIONISMO DE BITCOIN, UN EJERCICIO DE HIPERREALISMO DEL BCE

Más allá de la puesta en práctica de una retorcida hermenéutica, el propio Fink reconoce que el mismo concepto de capitalismo se encuentra en la actualidad con menor respaldo social entre los jóvenes de los países desarrollados. Mucho menos apoyo cultural del que depositaron sus padres. Su padre, que tenía una tienda de zapatos, apoyó al capitalismo de la competencia y los mercados. Su madre, maestra, al capitalismo corporativo del estado de bienestar.

Capitalismo y Bitcoin

En el capitalismo que habla a través de Larry Fink se encuentra Bitcoin. La referencia en su carta a la criptomoneda se encuentra en el apartado titulado “Estrategia para un crecimiento a largo plazo”. Esto ya es significativo. Más cuando se incluye en un apartado en el que se presenta los ETF como una pieza clave de la tecnología financiera, que va más allá de hacer de la inversión algo más accesible. Con la tecnología ETF se ha podido obtener una mejor liquidez y precio de los mercados considerados más opacos. Y es aquí donde se sitúa Bitcoin como un reciente ejemplo, haciendo accesible la criptomoneda a la gente a través de los ETFs.

ESPAÑOLES SIN ESTUDIOS, LOS QUE MÁS CRIPTOMONEDAS DICEN TENER, SEGÚN FUNCAS

Es decir, Bitcoin está estratégicamente situado en la carta de Larry Fink, pues está en las estrategias de Blackrock cuyo principal producto y servicio es establecer estrategias. Es de donde nacen las principales estrategias del mundo. No en vano esta sociedad gestiona activos cuyo monto se encuentra sobre los diez billones de euros. Es la primera gestora del mundo.

En los ETFs, BlackRock es una entidad líder, habiendo generado 186 mil millones de dólares norteamericanos en ingresos netos durante 2023. Pues bien, el ETF en Bitcoin de BlackRock, IBIT (Ishares Bitcoin Trust), tiene ahora más de un cuarto de millón de BTC, lo que viene a significar a su precio actual más de 16 mil millones de euros. Por lo que se dice en la carta, la evolución de este fondo en Bitcoin ha sorprendido al CEO de BlackRock.

Bitcoin y jubilaciones

Puede haber una segunda interpretación de la presencia de Bitcoin en esta carta de Larry Fink, teniendo en cuenta que solo cita la criptomoneda una única vez. Un moderado protagonismo derivado especialmente de que BlackRock, como se enfatiza en la carta, trabaja para conseguir una digna jubilación para los trabajadores que invierten en los fondos que gestiona. Pone como ejemplo a sus padres, especialmente a su padre, que invirtió en el mercado de capitales para garantizar su jubilación. Tal vez no ha querido asustar a una parte sustancial de estos inversores-por-la-jubilación con una fuerte conexión entre BlackRock y Bitcoin.

TOKENIZACIÓN, EL TREN DE LA ECONOMÍA FINANCIERA

Esta segunda interpretación nos habla de la intención de no agitar demasiado el ruido de Bitcoin, para que no haga resonancia en los inversores más conservadores, que buscan fijar una jubilación. Tal vez, tampoco generar ruido en los gobiernos, teniendo en cuenta el carácter global de la actuación de esta entidad, y su necesaria interacción con las más altas esferas gubernamentales de una gran variedad de países. Gobiernos que no todos ven con buenos ojos a la criptomoneda.

Sea la interpretación que subraya el lugar estratégico de Bitcoin, sea la interpretación de una prudente presentación de la criptomoneda, sea otra potencial interpretación, ahí está Bitcoin, en la carta. Está como oportunidad de inversión para los ahorradores, aunque sean conservadores. Está como protagonista del mercado de capitales. Un mercado de capitales llamado a solucionar los principales retos del siglo XXI: la deuda pública de los estados, asegurar una jubilación digna en el contexto de pirámides demográficas envejecidas y el desarrollo de infraestructuras adaptadas al cambio climático.

Un capitalismo mejorable

Larry Fink asume la representatividad del capitalismo. En esto, también el documento es bien interesante, sin declaraciones vergonzantes u ocultas. Defensa del capitalismo como el mejor -si no, el único- sistema social y económico. Eso sí, un sistema mejorable. Como buen ejecutivo, es alguien que tiene las soluciones -BlackRock y el mercado de capitales- antes de los problemas.

LA TOKENIZACIÓN ES LA SEGUNDA REVOLUCIÓN DE LA PROPIEDAD

Por ello, hay que fijar problemas. Y ha de reconocerse que los que Fink plantea son de envergadura. Es tal la posición de poder de Link que no necesita inventar problemas para ofrecer su solución. Los problemas que señala son de tamaño descomunal y planetarios. Otra cosa es que su solución sea la solución. Pero él cumple sobradamente como ejecutivo. Si fuese un funcionario plantearía problemas donde hay soluciones. Por lo tanto, ahora es el turno de los funcionarios despiertos de contestar a la solución de Fink. Tal vez le contesten a lo Larra: ¡Vuelva usted mañana! Lo que actualizado se traduciría en un: ¿ha pedido usted cita en nuestra web, que, por cierto, no da citas hasta el próximo milenio?

Javier Callejo
Comparte esto:
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola    Ver
Privacidad