Qué son las DApps y que papel juegan en el desarrollo del sector Web3
Qué son las DApps y que papel juegan en el desarrollo del sector Web3

Qué son las DApps y cuál es su papel en la construcción de la Web3

Las DApps (aplicaciones descentralizadas) están desplegada en una red blockchain, lo que les permite no depender de intermediarios para su funcionamiento. Estas aplicaciones, generalmente construidas con software de código abierto, ofrecen ventajas respecto a las aplicaciones de la Web2. La seguridad y la descentralización son las más importantes.

Tokenización blockchain de Materias Primas

Qué son las DApps

A diferencia de las aplicaciones tradicionales, las DApps tienen una lógica de backend (programación centrada en hacer que funcione la aplicación) y almacenamiento de datos diferentes. Esto se debe a que suelen almacenar datos de forma descentralizada y a que las interfaces que permiten su funcionamiento (nodos blockchain, APIs, servidores RPC, servidores Web Sockets) funcionan, en su mayoría, de forma descentralizada. Esto lleva a los desarrolladores a tener que adaptarse a todo un nuevo paradigma de programación y desarrollo.

Bitcoin, la primera Dapp del mundo

Puede parecerte raro, pero la primera DApp del mundo fue bitcoin, la famosa criptomoneda lanzada en 2009. Bitcoin es considerada como la primera aplicación descentralizada, ya que opera en una red blockchain, lo que significa que no está controlada por una entidad centralizada. Además, permite manejar dinero y programarlo de acuerdo a las capacidades del lenguaje de programación Bitcoin Script (lenguaje del tipo Turing Incompleto) y a las necesidades de sus usuarios.

Blockchain: La Clave para Fidelizar Clientes

En sus 14 años de existencia, bitcoin ha evolucionado y tiene sidechains que amplían aún más sus capacidades. Pero aunque Bitcoin es técnicamente una DApp, su enfoque principal es la criptomoneda y no ofrece las mismas funcionalidades y características que las DApps modernas basadas en Ethereum o las DApps construidas usando smart contracts del tipo Turing Completo.

Así, es tras el lanzamiento de Ethereum cuando surgen las primeras DApps tal y como las conocemos hoy en día en el mundo Web3. La primera DApp en tener usuarios reales en Ethereum fue un juego de coleccionables conocido como CryptoKitties, que fue lanzado en noviembre de 2017. Su éxito fue tal, que sus coleccionables siguen siendo atesorados y existen más de 2 millones de gatitos digitales, repartidos entre más de 140.000 usuarios en todo el mundo.

Principales características:

  1. Descentralización: las DApps operan en una red descentralizada, lo que significa que no están controladas por una entidad centralizada. En lugar de depender de servidores centralizados, utilizan una red peer-to-peer basada en blockchain para su funcionamiento.
  2. Propiedad y control: a diferencia de las aplicaciones web tradicionales, en las DApps no hay una única entidad o empresa que tenga el control sobre la aplicación. Esto permite una mayor transparencia y tomar decisiones democraticamente.
  3. Almacenamiento de datos: las DApps utilizan la blockchain para almacenar los datos. Esto garantiza la seguridad y la integridad de los datos, ya que la información se distribuye en la red y no se encuentra en un único servidor vulnerable a ataques.
  4. Interacción con usuarios: la interacción de los usuarios con las DApps es similar a la de las aplicaciones web tradicionales. Los usuarios pueden acceder a la interfaz de la aplicación a través de un navegador web y realizar acciones utilizando la aplicación. Sin embargo, las transacciones y las interacciones se realizan de forma descentralizada, sin intermediarios.
  5. Smart contracts: las DApps utilizan contratos inteligentes (smart contracts) escritos en lenguajes de programación como Solidity o Vyper para su lógica de backend. Los smart contracts son programas autónomos que se ejecutan automáticamente cuando se cumplen ciertas condiciones predefinidas. Esto permite la automatización de procesos y garantiza la transparencia en las transacciones. También pueden ser construidos en otros lenguajes como Rust (Solana), C++ (EOS), Haskell (Cardano), entre otros lenguajes y herramientas de desarrollo especializadas.

Diferencias entre una DApp Web3 y una aplicación de Web tradicional

Las principales diferencias entre una DApp de la Web3 y una aplicación tradicional de la Web2 tienen que ver con la propiedad, el almacenamiento de datos y la manera en que los usuarios interactúan con ellas. En Web3, las aplicaciones descentralizadas (DApps) operan en una red blockchain y no dependen de intermediarios para funcionar. En lugar de ser controladas por una empresa o entidad centralizada, las DApps son propiedad y controladas de manera descentralizada.

Así funciona JPM Coin, la criptomoneda milmillonaria de JP Morgan

Además, las DApps utilizan contratos inteligentes escritos en lenguajes de alto nivel como Solidity o Vyper para la programación del backend. El desarrollo frontend es similar al de las aplicaciones web tradicionales, pero escalar las DApps puede ser difícil debido a los altos costes asociados con cada transacción en la cadena de bloques Ethereum. Además, se requiere una solución de almacenamiento descentralizada fuera de la cadena, como IPFS o Swarm, para mitigar los altos costes de almacenar todo en la cadena de bloques.

Su papel en el desarrollo Web3

Las DApps desempeñan un papel fundamental en el desarrollo de la Web3. En primer lugar, tienen el potencial de revolucionar muchos sectores, como el de las finanzas, la salud o la educación. Por ejemplo, las DApps financieras conocidas como DeFi (Finanzas Descentralizadas) permiten, tanto a personas bancarizadas como desbancarizadas, acceder a servicios financieros sin necesidad de un banco o un intermediario.

Beneficios de las DApps para la construcción de la Web3:

  1. Seguridad: al no estar controladas por un solo ente, las DApps son más seguras que las aplicaciones tradicionales, lo que las hace menos vulnerables a ataques cibernéticos.
  2. Transparencia: son transparentes porque su código está disponible para que cualquiera lo revise. Esto ayuda a garantizar que las DApps sean justas y equitativas.
  3. Eficiencia: son más eficientes que las aplicaciones tradicionales porque no requieren la intermediación de un tercero. Esto puede reducir los costes y mejorar la experiencia del usuario.

Las DApps son una tecnología prometedora que tiene el potencial de transformar el desarrollo de Web3. Las DApps desempeñarán un papel cada vez más relevante en nuestra vida cotidiana a medida que sigan desarrollándose.

Ejemplos de cómo las DApps se utilizan en la actualidad en Web3:

  1. Finanzas descentralizadas (DeFi): las DApps DeFi permiten a las personas realizar transacciones financieras sin necesidad de un banco. Esto incluye servicios como préstamos, intercambios y préstamos. Aplicaciones como Uniswap, Compound o Curve son ejemplos de este tipo de aplicaciones.
  2. Organizaciones autónomas descentralizadas (DAO): son organizaciones que no están controladas por un solo individuo o grupo. Se basan en la gobernanza descentralizada, lo que significa que las decisiones se toman por consenso. Un buen ejemplo de este tipo de DApps es MakerDAO, la DAO que controla el ecosistema de la stablecoin DAI.
  3. Arte y entretenimiento: las DApps se están utilizando para crear nuevos formatos de arte y entretenimiento. Por ejemplo, las DApps se utilizan para crear juegos, música y obras de arte que son únicas e imposibles de replicar. Un buen ejemplo en este caso lo podemos ver en Theta Network y su ecosistema, centrado en ofrecer una experiencia de arte y entretenimiento integrada con el mundo Web3 y las DApps.
  4. Internet de las cosas (IoT): Las DApps se están utilizando para conectar dispositivos IoT. Esto permite a los dispositivos comunicarse y compartir datos de forma segura y eficiente. Ejemplo de este tipo de aplicaciones lo podemos ver en IOTA y Helium (Solana).

A medida que Web3 continúe su desarrollo, es probable que veamos más casos de uso innovadores para las DApps, amplificando su alcance dentro del ecosistema y convirtiéndose en una forma de interactuar con el mundo digital.

 

José Maldonado
Comparte esto:
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola   
Privacidad