Las empresas ante el reto de pasar de las redes sociales a la Web3

Las empresas de todo el mundo se encuentran ante el gran reto de dar el salto de las redes sociales a la Web3, un espacio tecnológico en pleno desarrollo donde muchas compañías están creando nuevos productos y servicios para generar nuevos mercados. La Web3 significa descentralización, blockchain, IA y nuevas experiencias semánticas para los usuarios. Se trata de conceptos complejos de implementar y lograr, pero que se convertirán en el futuro de los servicios Web a los que estamos acostumbrados.

2022: el criptoinvierno en el que grandes tecnológicas y compañías abrazaron Web3

Empresas Web3 redes sociales

Respecto a la irrupción de las empresas en la Web3, Jordi Baylina, Technical Lead de Polygon zkEVM, explicó hace unos días en Observatorio Blockchain que se trata de una evolución lógica. Para las empresas, decidir si quieren estar o no en la Web3 es exactamente lo mismo que en su día hicieron cuando pasaron de la Web1 a la Web2 de las redes sociales, indicó Baylina. Sobre las empresas que ya están ofreciendo servicios en Web3, indicó que lo que están haciendo es utilizar un protocolo de la Web3 para una empresa que da valor en la Web2.

Qué es CultDAO, la DAO para erradicar el poder de los más ricos en estas organizaciones

La evolución de la Web y su impacto en las empresas es indudable. En sus inicios, muchas personas veían la Web como algo innecesario y pensaban que moriría al poco tiempo. Como es obvio, su visión catastrófica no se cumplió e internet se ha convertido en una herramienta imprescindible en nuestro día a día.

¿Quiere hablar con sus nietos? seguro que usa Whatsapp para ello. ¿Tiene una enorme colección de fotos compartida con la familia? Probablemente utilice Google Photos para ello. ¿Gestiona sus ahorros e inversiones entre distintas empresas desde la comodidad de su casa? Seguramente se trata de un servicio Web el que le permite hacerlo. La Web se han convertido en una  parte esencial de nuestra vida diaria. De hecho, puede leer estas líneas gracias a internet.

Enfrentando una evolución tecnológica indetenible

Sin embargo, la Web evoluciona y las empresas deben amoldarse a dicha evolución. La Web de principios de los 90 se parecía poco a la de principios del 2000 y mucho menos a la actual. Nombres como Web1.0 y Web2.0 son un ejemplo de dicha evolución. La primera ofrecía servicios sin capacidad para interactuar con los lectores. De ahí, pasamos a la Web2.0, caracterizada por facilitar la interacción.

Las DAO, un atractor para politólogos

Las empresas que empezaron a experimentar en la Web tuvieron que ir adaptándose a la evolución de internet para no desaparecer. Con la Web3 sucederá lo mismo. En la actualidad, asistimos a una carrera entre compañías para ver cuál llega antes a la Web3, pero el camino no es fácil. Existen monstruos como Youtube o Twitter, que han obtenido logros importantísimos a la hora de ofrecer visibilidad a las compañías. La pregunta es si la Web3 es capaz de ofrecer herramientas para superar las propuestas de estos gigantes. Todo parece indicar que sí, ya que la Web3, además de facilitar que la interacción entre los servicios y los usuarios sea directa, permite nuevos esquemas de monetización para los usuarios. Una cuestión fundamental para mantener los servicios Web en funcionamiento.

Qué es la Web 3 y cómo Blockchain está devolviendo la propiedad de internet a sus usuarios

YouTube monetiza todos los recursos que utiliza mediante la publicidad y Twitter hace más o menos lo mismo. Sin embargo, la publicidad no es bien recibida por los usuarios, que utilizan bloqueadores para evitar su presencia, reduciendo las ganancias para todos: anunciantes y redes sociales. La Web3 puede solucionar este problema mediante la tokenización y la generación de nuevos esquemas de monetización, donde empresas y usuarios pueden generar relaciones positivas. Sin embargo, llevar esto a la práctica no resulta sencillo. Muchas empresas se han dedicado a buscar el éxito con este tipo de esquemas y todavía son pocas las que han logrado cosechar éxitos. En el mundo de los negocios todas las decisiones conllevan un riesgo. Entenderlo así es fundamental para afrontar el complejo camino hacia la Web3.

Medir el riesgo y la oportunidad

El riesgo es lo que impide a muchas empresas dar el paso hacia la Web3 ¿Cuánto riesgo y complejidad conlleva convertirse en una empresa con servicios Web3? Todo dependerá del tipo de servicios y usuarios a los que se dirija. Las empresas financieras, como bancos, asegurados, prestamistas o fondos de inversión, tienen el camino relativamente pavimentado, ya que la blockchain es una tecnología creada inicialmente con la idea de ofrecer servicios financieros. Por ello, el sector tiene medios y formas bien definidas para empezar y destacar. Cada vez más empresas tradicionales se asoman al mundo de las finanzas descentralizadas (DeFi) para dejar su huella como early adopters de esta tecnología.

Cómo dar los primeros pasos hacia Web3, el internet de blockchain

¿Y si mi empresa se dedica al sector de la música por suscripción? ¿Un Spotify Web3 es posible? La respuesta en este caso es un poco más compleja. Tecnológicamente es posible, porque blockchain y su capacidad para tokenizar posibilitarían la generación de servicios similares a Spotify. Servicios que funcionarían de forma descentralizada y con medios para autosostenerse económicamente, tanto la plataforma como los artistas. El problema es que no existe una propuesta lo suficientemente atractiva para generar una plataforma que pueda medirse de tu-a-tu con Spotify o con plataformas similares.  Ahí es donde las nuevas empresas tienen el potencial de crear un producto desde 0 y transformar el sector, aunque no sea  fácil.

Entrando en el mundo Web3: un pequeño ejemplo del camino

Siguiendo el ejemplo de nuestra Spotify Web3, a la que llamaremos B3ats ¿Cuál sería el primer paso para conquistar el mundo Web3 con un servicio dedicado al streaming de música?¿Cómo podemos obtener beneficios y ofrecer beneficios a los artistas y usuarios de la plataforma? Podemos empezar por realizar una investigación que nos permita reunir todas las piezas para armar nuestro puzzle y ofrecer el servicio que deseamos.

Casos de uso de las empresas en la Web3

En un primer paso, por ejemplo, podemos usar plataformas como Polygon y sus smart contracts compatibles con la EVM, para desplegar toda la lógica blockchain de nuestro servicio. Es decir, generamos todos los smart contracts que se encargarán de hacer funcionar nuestra plataforma y los desplegamos en Polygon.

Esto incluye los smart contracts para tokenizar la música, los NFTs que puedan estar asociados a la misma (ej: un disco es representado por un NFT y un conjunto de obras adicionales que le complementan). Los contratos entres las partes (los contratos de los artistas con la plataforma pasarían a ser smart contracts con condiciones claras y conocidas). También podrían generarse las dinámicas que permitan vender cosas especiales por parte de los artistas. Como acceso VIP, música o beats personalizados. Todo ello de forma tokenizada y aceptando pagos en criptomonedas y en dinero tradicional.

Blockchain y la Web3 hacia un mercado masivo en 2023

Asimismo, podemos generar la lógica de las reproducciones. Con el consiguiente impacto que dichas reproducciones puedan tener en las recompensas obtenidas por los artistas: a más reproducciones, mayores recompensas. También podemos crear  una experiencia semántica más personalizada y privada, dado que los datos de los usuarios están almacenados en sus respectivos dispositivos y las interacciones con la plataforma le indican a su IA cuales son sus gustos. En este aspecto, la empresa tiene una libertad creativa enorme, porque los smart contracts permiten armar cualquier cosa que uno pueda imaginar.

Por supuesto, esto es solo en la lógica on-chain, lo que nos lleva a la lógica del lado del usuario. ¿Qué interfaz para el usuario es mejor? ¿Una versión Web con capacidad adaptativa para múltiples dispositivos y bien optimizada? ¿Una apuesta por la descentralización total con un software autónomo (standalone) para interactuar con la plataforma y apoyar al crecimiento de la red y siendo un nodo dentro de la misma? Aquí es donde empiezan las complicaciones técnicas y donde otros proyectos pueden darnos algunas lecciones.

Qué es la Web 3 y cómo Blockchain está devolviendo la propiedad de internet a sus usuarios

En este sentido, podemos crear B3ats utilizando servicios de blockchains centrados en ofrecer todo lo necesario para el consumo de streaming, como Theta Network. Este proyecto cuenta con una enorme red de nodos para hacer streaming, tienen alcance global, permite almacenamiento de datos redundante y cuentan con una potente API para desarrollar este tipo de productos. Son EVM compatibles y ya que estamos usando Polygon podemos crear un bridge fácilmente entre ambas redes. Una decisión win-win al elegir ambas redes para hacer realidad nuestro proyecto.

Así, nuestra lógica blockchain estaría en Polygon en su mayoría y el resto (streaming y demás) en Theta. Lanzar nuestro producto de esta manera ahorra tiempo y dinero, pero nos queda una solución mucho más ambiciosa: hacer todo el trabajo desde 0 y realizar una solución a medida. La interfaz de la aplicación se puede trabajar en HTML5 (el estándar para las aplicaciones Web) o puede hacerlo en lenguajes tan variados como Flutter, con el que pueden crearse apps estéticamente llamativas y muy potentes, o elegir la herramienta que mejor se amolde a lo que uno bsuque.

Paso a paso: la mejor forma en que las empresas pueden conquistar la Web3

La mejor estrategia para acercarse a la Web3 es evaluar antes las necesidades del sector, generar una idea para entrar en el  mercado y hacerla realidad. La Web3 es un espacio en construcción al que no todas las personas quieren ir de momento. Esta situación no es nueva, en la transición de la Web 1.0 a la Web 2.0 se produjo una situación similar. De hecho, hubo empresas que tardaron años en adaptarse al cambio ofrecido por las nuevas tecnologías de la Web2.

¿Qué es Move to Earn?, ganar dinero por hacer ejercicio en DApps de Web3

A grandes rasgos, parece fácil identificar los pasos que una empresa debe seguir para entrar en la Web3:

  1. Identificar un espacio y necesidad, con el fin de desarrollar una idea que solucione dicha necesidad. Esto es esencial tanto en Web3 como en el resto de mercados tradicionales. El objetivo de una empresa es generar bienes y servicios que las personas necesitan o que aporten valor añadido a los que ya existen. Si estos bienes y servicios están en la Web3, l a empresa deberá adaptarse a ellos.
  2. Identificar los retos técnicos y tecnológicos que asociados a su proyecto Web3. Una puesta en situación que muchas veces pasa por lanzar proyectos pilotos para probar la tecnología, sus posibilidades, las dificultades de implementar una idea en el sector, las debilidades y toda una serie de factores que pueden beneficiar o amenazar el éxito de aquello que la empresa quiere construir.
  3. Tras las investigaciones realizadas, comienza a trazarse la hoja de ruta que lleve a la realización de un MVP (Minimum Viable Product o Producto Mínimo Viable). Es aquí donde comienzan a generarse las bases para la llegada a la Web3 de la empresa, generando la infraestructura que le permitirá ofrecer dichos servicios, expandirse y generar ingresos por ello. Esta es la parte difícil, la que más tiempo lleva realizar y donde es necesario hacer inversiones importantes, no solo a nivel de infraestructura tecnológica, sino de capacitación de sus empleados, marketing y más.

Reconocer el ritmo y las necesidades de cada sector es esencial

Cada sector tiene su propio ritmo y necesidades. Si lo que se quiere es generar un servicio de streaming Web3, es necesario  conocer cómo funciona la tokenización. También es vital saber cómo aprovechar las redes P2P para hacer que la red preste un servicio excelente de transmisión, lo que lleva a buscar soluciones propias. Conocer las posibilidades de la tecnología Web3, sus debilidades, fortalezas y desarrollos ofrece a las empresas una idea general de lo que necesitan para hacer realidad sus productos y servicios en Web3.

Lista de las empresas que saltaron a la Web3 en 2022

Analizar todas estas realidades lleva tiempo. Por ello, las grandes empresas del sector están dando pequeños pasos en la construcción de servicios dirigidos a la Web3. Por ejemplo, Amazon ha posibilitado la generación de redes blockchain enfocadas en Web3 sobre su cloud, brindando una interoperabilidad nativa con las herramientas ya presentes en su nube. Esto acelera los desarrollos y hace que ideas como la planteada de B3ats sean mucho más sencillas de construir, aunque con una experiencia Web3 limitada en cuanto a descentralización.  Aquí es donde es fundamental entender y reconocer las necesidades de cada sector y adaptarnos a las mismas.

*Esta información ha sido editada por Observatorio Blockchain

También puedes seguirnos en nuestros canales de Telegram Twitter

Por José Maldonado

Activista y bloguero de tecnología, software libre y blockchain. Liberal y pro-anarquista.

Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola    Ver
Privacidad