Tendencias 2020: regreso al futuro con explosión de criptomonedas

ActualidadUltimas noticias

Written by:

Las tendencias para 2020 nos anuncian la definitiva explosión y legitimación de las criptomonedas. Sin lugar a dudas, el gran acontecimiento cripto/blockchain de 2019 ha sido el anuncio del lanzamiento de la criptodivisa de Facebook. Sin querer, libra ha supuesto una tremenda carambola para Bitcoin. Una carambola que nos ha devuelto al punto de partida: al corazón del dinero y de las finanzas.

De manera accidental, el anuncio de la red social  ha supuesto una bofetada de realidad para blockchain. Una palabra, que como me dijo en una ocasión Elizabeth Stark, CEO y cofundadora de Lightning Labs, se inventaron las grandes corporaciones que odiaban a Bitcoin.

No hay que olvidar que Bitcoin fue creado por Satoshi Nakamoto como una solución descentralzada a la crisis financiera de 2008, provocada, entre otras cuestiones, por una concentración excesiva del dinero.

Facebook y la legitimación de las criptomonedas

El deseo de la Bigtech de Mark Zuckerberg de crear una criptomoneda global para reinventar el dinero, derriba los muros preventivos de las grandes corporaciones y legitima a todas las criptomonedas del mundo. Como es sabido, pocos días después del anuncio de Facebook, bancos centrales, bancos comerciales, instituciones, gobiernos y hasta Estados, como el de la República Popular de China empezaron a hablar con total naturalidad de la creación de criptomonedas.

También te puede intesar: Bancos centrales, gobiernos y empresas competirán en 2020 por las criptomonedas

Así, la industria de las finanzas se prepara para emprender en 2020 una curva transformadora en toda su cadena de valor similar a la que los medios de comunicación vivieron en los años 90 con la llegada de internet. Tal y como escribió en su perfil de Twitter el responsable de Banca de Inversión Digital de Banco Santander, John Whelan, asistiremos a una explosión de criptomonedas lanzadas por los bancos.

Un ejemplo es la JPM Coin de JPMorgan. Se trata de un activo digital basado en blockchain que permite la transferencia instantánea de pagos entre clientes institucionales.

Santander y Ethereum

El Santander se convirtió en 2019 en el primer banco en utilizar una blockchain pública para gestionar todos los aspectos que conlleva la emisión de bonos. Este mismo mes, Whelan anunció que la entidad había canjeado el bono de 20 millones de dólares emitido en la blockchain de Ethereum el pasado mes de septiembre.

Otros bancos, como Societé Generale, también han emitido bonos ​​en blockchain, pero el banco español ha sido el primero que ha automatizado todo el proceso en una cadena blockchain pública.

En 2020, también asistiremos al boom de las finanzas descentralizadas (DeFi) y a la irrupción de los bancos centrales, bancos comerciales, entidades tradicionales, empresas tecnológicas y demás organizaciones en la industria cripto. Como consecuencia, en 2020 también veremos muchos desarrollos relacionados con identidad digital, protección de la privacidad y ciberseguridad.

Criptomonedas

Al parecer existen unas 182 monedas fiat, un número que viene siendo bastante estable a lo largo del tiempo. Siempre puede darse la sustitución de una moneda por otra o se puede vivir el histórico momento del inicio del euro, donde doce estados europeos dejaron sus monedas nacionales para adoptar la moneda común.

También te puede interesar: ¿Serán las finanzas cripto (DeFi) para los bancos lo mismo que la web para los medios?

En el contexto de las cripomonedas, desde que nació Bitcoin, el aumento de su número aparece como una línea que tiende al infinito ( y más allá). Solo en el año 2018, el incremento registrado fue del 55 por ciento.

Pues bien, el vaticinio para el 2020 parece consolidado y no merece la pena ahorrar en sustantivos. Así, como relato más arriba, cabe hablar de explosión de las criptomonedas. Un augurio fundamentado en múltiples signos y que no tiene casi nada de arriesgado.

Inversores institucionales

Por un lado, los grandes bancos llevan varios meses haciendo pruebas para lanzar sus particulares monedas virtuales. Se sospecha que varios de ellos ya lo tienen todo preparado; pero que la eterna prudencia bancaria, hermana gemela del eterno miedo del dinero, les ha llevado a una especie de sala de espera. En la que intentan hacer poco ruido para evitar la mirada inspectora de los bancos centrales.

Una encuesta de Fidelity Investment subraya que muchos inversores institucionales buscan invertir más en activos digitales en los próximos cinco años. Además, alrededor del 22 por ciento de los inversores institucionales ya tienen alguna exposición a los activos digitales.

La encuesta de Fidelity Investment también refleja que un 72 por ciento prefiere comprar productos de inversión que poseen activos digitales, el 57 por ciento prefiere comprar criptoactivos directamente y otro  57 por ciento prefiere comprar un producto de inversión que posee compañías de activos digitales. La muestra se llevó a cabo entre más de 400 inversores institucionales de EE. UU

Mientras, quedan a la expectativa de las pertinentes regulaciones. Pero está todo demasiado a punto para dejar que el plato de las criptomonedas de los bancos se socarre en el banco de la espera.

Bancos Centrales

Los bancos centrales no solo se reservan el exclusivo papel de vigilantes del sistema financiero, sino que ya han empezado a dar pasos en la creación de sus propias criptomonedas. Las criptomonedas de bancos centrales (CBCC) son, básicamente, tokens criptográficos creados y controlados por algún banco central. La principal diferencia con el resto de criptomonedas es que las de los bancos centrales se crean de manera regulada y centralizada.

También te puede interesar: los bancos alemanes abren el camino a la venta de bitcoin y otras criptomonedas

Los más adelantados son los bancos centrales de China, Francia y Suecia. El gobernador del Banco Central de Francia, François Villeroy de Galhau, avanzó este mismo mes el lanzamiento de varias iniciativas para desarrollar una moneda digital para las transacciones de cantidades altas.

A los proyectos de las entidades financieras, hay que sumar los de grandes empresas y corporaciones. La referencia aquí es la libra de Facebook y sus empresas asociadas. Pero no es la única. Ahora bien, la red social es la que puede llevar las monedas digitales al alcance de millones de personas. Si a esto se añade los referidos proyectos de entidades financieras, estamos en el trampolín de salida de la gran legitimación de este instrumento financiero.

Finanzas descentralizadas

Probablemente, en 2020 escuchemos hablar de finanzas descentralizadas (DeFi) tanto como oímos sobre ICOs en los años 2017 y 2018. Las DeFi son posibles gracias a plataformas como Bitcoin y Ethereum, que actúan como base o primera capa para que puedan operar.

Las finanzas descentralizadas irrumpieron con fuerza el año pasado en la blockchain de Ethereum. De hecho, Dapp.com acaba de publicar que las aplicaciones DeFi representan ya más del 50 por ciento del volumen de las Dapps desarrolladas en esta blockchain.

También te puede interesar: Maker Dao, líder del movimiento DeFi, apuesta por créditos descentralizados con blockchain

Las DeFi se ocupan de desarrollar productos financieros clásicos, como préstamos, en redes descentralizadas. Lo que significa que prescinden de entidades bancarias tradicionales. Por ejemplo, las DeFi permitirán que las personas desbancarizadas puedan acceder a servicios financieros tradicionales. Lo único que se necesita es una conexión a internet.

Según cifras de LoanScan, un software que monitorea y analiza las transacciones financieras en tiempo real en la blockchain de Ethereum, en el último año el volumen de préstamos originados en criptomonedas superó los 845 millones de dólares. Los reembolsos ascendieron a 763 millones de euros en el mismo periodo de tiempo.

Entre los servicios más populares ofertados por DeFi, se encuentran los préstamos descentralizados. De hecho, ya están disponibles varios protocolos que sirven de punto de encuentro entre prestamistas y prestadores, sin la necesidad de contar con intermediarios.

Las monedas más conocidas en el ecosistema DeFi son las denominadas estables, o stablecoins en inglés. Se trata de criptomonedas o tokens diseñados para mantener un precio estable, respaldado por otro activo, como puede ser el dólar, el oro, u otra criptomoneda. O también su propio sistema digital.

Este tipo de monedas no son siempre descentralizadas. Suelen estar respaldadas y controladas por empresas. Un ejemplo es la famosa Tether, equivalente a 1 dólar. Pero también se encuentran tokens como DAI, una stablecoin que funciona de forma descentralizada sobre Ethereum.

Custodia de criptoactivos

A lo largo de 2020 también veremos como cada vez más instituciones financieras tradicionales, como bancos u otras organizaciones, desarrollarán servicios para clientes con intereses en criptomonedas. A partir de enero, los bancos alemanes ya podrán vender y custodiar bitcoins y otras criptomonedas.

Esto es posible porque la ley alemana que implementa la Cuarta Directiva de Lavado de Dinero de la UE cambiará la prohibición de que que los bancos no puedan ofrecer criptomonedas a sus clientes. Las entidades de finanzas tradicionales también podrán experimentar en el negocio de la reventa de monedas estables a sus clientes.

También te puede interesar: Pelle Braendgaard: “Ethereum se esta convirtiendo en la blockchain de las finanzas

Una de las compañías pioneras en ofrecer servicios de custodia para criptoactivos ha sido el gigante estadounidense de inversiones Fidelity.  Esta firma, con 7.2 billones de dólares en activos de clientes, lanzó el año pasado Fidelity Digital Asset Services.

Fidelity y su estrategia de llevar bitcoin a los inversores

Se trata de una empresa destinada a ofrecer servicios de custodia y ejecución comercial de criptomonedas a inversores institucionales sofisticados. Entre los que se cuentan: fondos de cobertura, oficinas familiares o intermediarios de mercado.

El objetivo de Fidelity es conseguir que activos nativos digitalmente, como bitcoin, sean más accesibles para los inversores. Este mismo mes, Fidelity anunció la apertura de una sucursal en Reino Unido para ofrecer los mismos servicios a los inversores institucionales europeos.

Tal y como reconoce la compañía, el motivo de la apertura responde a la demanda que han visto de servicios de custodia de activos digitales y al interés de la comunidad institucional en este tipo de criptoactivos.

El banco holandés ING, según informó Reuters recientemente, también está desarrollando un servicio de custodia para titulares de criptomonedas. En julio de 2019, ING creó junto a otros bancos Fnality International, una plataforma de liquidación de comercio basada en blockchain. El objetivo es crear una red de infraestructuras descentralizadas del mercado financiero.

Síguenos en nuestro canal de Telegram y Twitter 

One Reply to “Tendencias 2020: regreso al futuro con explosión de criptomonedas”

  1. Fernando Natanael dice:

    Qué completo y concreto, me hizo sentirme familiarizado con lo que he venido siguiendo y encuentro aquí toda una verdadera fuente de información para complementar lo que estoy construyendo. Hacía falta en mí idioma un portavoz tan involucrado y genuino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *