¿Qué será de la banca comercial si los bancos centrales emiten criptomonedas?

ActualidadHistoriasUltimas noticias

Written by:

La banca y las criptomonedas nunca se han llevado bien, pero ahora están condenadas a entenderse si ambas quieren sobrevivir. Al hilo de todo lo que está sucediendo en los últimos días en torno al dinero surgen varias preguntas ¿Qué papel asumirá la banca comercial si los bancos centrales, finalmente, emiten criptomonedas? ¿Están preparados los bancos comerciales para ser desintermediados por bancos centrales?

Todas estas preguntas flotan en el aire desde que los bancos centrales anunciasen su intención de lanzar una criptomoneda, como respuesta a la propuesta de Facebook y de otras grandes compañías de poner en circulación una propia criptodivisa. También el Gobierno de la República Popular de China está trabajando en el lanzamiento de su moneda digital centralizada.

Eliminación de bancos comerciales como intermediarios

En este sentido, este diario publicó recientemente que los bancos alemanes estaban abriendo el camino a la venta de bitcoin y otras criptomonedas. La información recogía que las entidades financieras germanas podrían vender y custodiar bitcoins y otras criptomonedas. Al parecer, la ley alemana que implementa la Cuarta Directiva de Lavado de Dinero de la UE cambiaría la prohibición de que que los bancos no puedan ofrecer criptomonedas a sus clientes.

También te puede interesar: Los bancos alemanes abren el camino a la venta de bitcoin y otras criptomonedas

Sobre este asunto, Deutsche Bank publicó recientemente un informe donde proponía a los bancos centrales crear sus propios monederos de criptomonedas para uso público de los ciudadanos. Para la entidad alemana, la creación de criptoactivos nacionales supondría la eliminación de los bancos comerciales como intermediarios financieros, lo que evitaría la vulnerabilidad en el sistema. La atrevida propuesta de Deutsche Bank sugiere que los bancos deben adoptar cuanto antes las criptomonedas si no quieren desaparecer del mercado.

Bitcoin, lo opuesto a los bancos

Es cierto que a la banca nunca le han gustado las criptomonedas. Como el agua y el aceite, las entidades bancarias y el mercado de criptomonedas, llevan protagonizando la eterna pelea de los opuestos desde que se conocen.

Bitcoin representa lo opuesto a la banca tradicional. Las criptomonedas ofrecen un nuevo paradigma de la administración del dinero, donde la figura del intermediario, que cumplen los bancos, no existe. Las criptomonedas proponen una nueva forma de hacer y relacionarse con el dinero, que deja a los bancos fuera del sistema.

En un principio, con una industria bancaria empeñada en no aceptar bitcoin ni otros criptoactivos como método de pago, la relación parecía irreconciliable. Pero tras el anuncio de la Libra de Facebook y los planes de China de lanzar una criptomoneda, los bancos centrales vieron amenazado su papel y empezaron a mostrar interés en desarrollar sus propias criptomonedas.

Regulación y alta volatilidad

De hecho, Pablo Hernández de Cos, gobernador del Banco de España, comentó el año pasado en la Conferencia Euro Finance Week que los bancos pueden desempeñar un papel importante para el ecosistema de criptomonedas. Por ejemplo, las entidades bancarias pueden fungir como custodios de fondos en criptoactivos. También pueden apostar en el mercado lanzando sus propios monederos o funcionando como casas de cambio. Es decir, compitiendo directamente y de manera regulada con otras empresas nacidas en el mundo blockchain.

Gráfico incluido en informe de Deutsche Bank

Lo que está claro es que la situación no es fácil para los bancos, que parecen encontrarse atrapados en una encrucijada. La alta volatilidad de las criptomonedas es una de las razones que impide a los banca aceptarlas como método de pago. El mercado de criptomonedas se caracteriza por tener fuertes fluctuaciones en sus precios, lo que puede llevar a los usuarios a perder o a ganar grandes cantidades de dinero. Esto conlleva un riesgo económico, al que los bancos prefieren no exponerse para no perder sus ingresos estables.

Además del riesgo económico, la regulación es otro motivo disuasorio. La industria bancaria trabaja bajo estrictas reglas financieras, por lo que la falta de un marco regulatorio que ampare a los clientes sobre el uso de criptomonedas limita la acción de las entidades financieras. Por ello, aunque muchos bancos puedan estar interesados en los criptoactivos, no pueden adoptarlos hasta que no exista una regulación que los proteja.

Entidades financieras offshore

Aunque lejos de los nombres de los grandes bancos, poco a poco se ha ido conformado un grupo de entidades bancarias con políticas abiertas a la adopción de criptomonedas. Las entidades financieras offshore —bancos regulados bajo licencia internacional— son los más destacados en este sector. Desde depósitos en criptomonedas manejados bajo respaldo de dinero fiat, hasta servicios para facilitar la compra-venta en casas de cambio, son algunas de las herramientas que los bancos han decidido incorporar a su oferta para captar la atención de esta nueva industria.

En los últimos años, la adopción de las criptomonedas ha sido tan extensa que algunos negocios han empezado a utilizarlas como métodos de pago. Hoteles, restaurantes, agencias de viaje y compañías de transporte forman parte de la lista de usuarios que utiliza bitcoin y otros activos criptográficos para cobrar sus servicios.

Precisamente, este sector comercial es uno de los que más se beneficia de los depósitos de criptomonedas en bancos nacionales, permitiéndoles movilizar su dinero acorde a las leyes del país de residencia. Así, han surgido pequeñas entidades bancarias en Estados Unidos dispuestas a aceptar criptomonedas para su custodia, lo que les ha permitido diversificar sus servicios financieros.

104 millones de dólares en criptomonedas

El Metropolitan Commercial Bank de Nueva York fue uno de los primeros bancos en experimentar con criptodivisas.  La entidad, con oficinas en Manhattan, Brooklyn y Long Island, movilizó 104 millones de dólares en criptomonedas en 2019. Esta entidad bancaria ha logrado capitalizar una enorme clientela relacionada con las criptomonedas. De hecho, el cuatro por ciento de sus usuarios son propietarios de activos criptográficos.

No obstante, estas cifras son mucho menores que las que Metropolitan Commercial Bank cosechaba hace unos años, cuando los clientes que tenían criptomonedas en el banco representaban el trece por ciento del total. El motivo de esta reducción se debe a la entrada de nuevos competidores en el sector.

También te puede interesar: Banco de España revela el papel de bancos en cripto: custodios, reventa stablecoins y wallets

Por ejemplo, el banco neoyorquino Signature Bank empezó a ofrecer cuentas bancaria para empresas de criptomonedas en el territorio de Bermudas en febrero del año pasado. Quontic bank es el último banco de Nueva York en incorporarse al mercado, tras experimentar pagando a sus empleados con criptomonedas. La empresa, que ahora procesa depósitos de una firma de cajeros automáticos (ATM) para bitcoins, se encuentra abierta a recibir nuevos clientes del sector.

Relaciones con las criptomonedas

Silvergate Bank, una empresa fundada en 1988 en el sureste de California, es otra de las entidades destacadas de este mercado. La entidad posee un total de 542 clientes relacionados al mundo de blockchain, según su último aporte ante la Comisión de la Bolsa y Valores de los Estados Unidos (SEC). A finales de 2019 reportó un volumen de depósitos de criptomonedas equivalente a 123 millones de dólares.

La mayoría de estas entidades bancarias no custodia propiamente las criptomonedas, ni posee un monedero especializado para criptoactivos. Al tratarse de empresas que facilitan servicios bancarios de manera legal, por lo general movilizan las transacciones de estas empresas respaldadas en dinero fiat. Es decir, convierten las
criptomonedas a dinero de curso legal para poder mantenerlo en sus bóvedas.

Así, mientras algunas entidades financieras ofrecen la posibilidad de depositar criptomonedas o dinero proveniente de este mercado, otras apuestan por concertar alianzas con casas de cambio y monederos para ofertar servicios relacionados. La mayoría son bancos offshore los que permiten comprar criptomonedas con tarjetas de crédito, así como consultar el balance de fondos en criptoactivos.

Los veteranos

Aunque este mercado es mucho más amplio, con más de doce bancos incursionando en el sector, las plataformas USAA, Wirex, Revolut, Bankera y Change son algunas de las más populares e icónicas. Al aceptar bajo la regulación vigente diversos tipos de monedas fiat para la compra-venta de criptomonedas, se han convertido en las veteranas de la industria.

También te puede interesar: Ziglu, el banco que ofrece la cuenta para múltiples monedas y criptomonedas

USAA, también conocida como The United Services Automobile Association, fue una de las primeras entidades bancarias en mostrarse amigable con la adopción de criptomonedas. Se trata de una empresa con sede en Texas, cuyos clientes mayoritarios son ciudadanos estadounidenses pertenecientes al ejercito. USAA invirtió unos 150 millones de dólares en la casa de cambio Coinbase, lo que hace posible que sus usuarios puedan comprar o vender criptomonedas de forma directa en esta plataforma.

Wirex es una plataforma londinense que ofrece servicios financieros y un monedero de criptomonedas para usuarios de Internet. La empresa está registrada ante la Autoridad de Conducta Financiera de Reino Unido, permitiendo a los usuarios tener su propio número de cuenta bancaria británica. Los usuarios pueden depositar y retirar fondos en bitcoins, ethers y otras tres criptomonedas. También pueden hacerlo en monedas fiat como el euro, el dólar y la libra esterlina. Asimismo, es posible retirar su propia tarjeta de débito o crédito, respaldadas ambas en fondos de criptomonedas.

Se definen como la nueva generación de las tarjetas de pago. “Disponible en GBP, USD y EUR, su tarjeta Wirex Visa sin contacto le brinda el poder de gastar sin problemas su criptomoneda en la vida real, en cualquier lugar donde se acepte Visa”.

Revolut, un clásico

Otra entidad bancaria originaria de Reino Unido que apoya la adopción de criptomonedas es la plataforma Revolut. La empresa, fundada en el año 2015, tiene licencia para operar en Europa y Reino Unido. Revolut ofrece un grupo de funciones extras a sus servicios bancarios para facilitar la compra-venta de criptomonedas, tales como bitcoin.

Bankera es uno de los proyectos bancarios más enfocados en el mercado de criptomonedas. Fundada en el año 2017, esta firma pretende construir un puente entre los usuarios de criptomonedas y el sistema bancario tradicional. Por medio de una aplicación telefónica, la empresa ofrece servicios de monedero y casa de cambio, así como préstamos con garantía para todo el territorio europeo.

Change es otra de las plataformas de banca que acepta la compra de criptomonedas en toda Europa gracias a su licencia. El proyecto, que se encuentra aún en proceso de desarrollo, cuenta hoy en día con su propio monedero y funciones para comercializar criptoactivos. Al igual que las anteriores iniciativas, Change también funciona con
una aplicación que puede ser descargada en teléfonos de sistema operativo iOS y Android.

Está claro que, por primera vez, las criptomonedas se lo ponen difícil a la banca. Hasta ahora había sido al revés: la banca miraba con desdén a las criptomonedas

Síguenos en nuestro canal de Telegram y Twitter 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *