El impuesto sobre la renta en los diferentes casos de uso de los NFT
El impuesto sobre la renta en los diferentes casos de uso de los NFT

El impuesto sobre la renta en los diferentes casos de uso de los NFT

En este post vamos a hablar del impuesto sobre la renta en función de los diferentes tipos de NFT. El mercado de tokens no fungibles (NFT), que son activos digitales únicos almacenados en blockchain, se ha disparado. El resultado se ha traducido en ventas multimillonarias y lanzamiento de múltiples mercados NFT. Además de usos en el Metaverso y en los juegos play to earn. La industria de los NFT pasó de generar 100 millones de dólares en 2020 a 23.000 millones de dólares en 2021, según datos de DappRadar. Hasta ahora, el NFT más caro de la historia ha sido la obra de arte “Los primeros 5.000 días”, de Beeple, que fue vendida por 69.3 millones de dólares en la primavera de 2021.

Por qué la tokenomics es clave para crear negocios de éxito con NFTs

NFT y Impuesto Renta

Los NFT se caracterizan por representar un bien único e irrepetible, que puede ser una obras de arte, vinilos u otros artículos de colección. Su valor lo dicta el mercado y son no fungibles. Es decir, no pueden intercambiarse por bienes de otra índole y de valor económico equiparable. En general, los NFT se usan como un certificado digital para representar la propiedad o los derechos en relación a un activo indivisible, ya sea físico o intangible, especialmente activos intangibles digitales.

Pero el NFT no es el activo subyacente en sí mismo, sino un registro electrónico que prueba la propiedad del activo que está separado de otros riesgos legales de propiedad. Como los derechos de autor de una obra de arte digital. En otras palabras, poseer un NFT no equivale necesariamente a tener la propiedad del activo subyacente al NFT. A menos que dicho NFT incluya específicamente una transferencia de derechos, como los derechos de autor.

El futuro de los NFT: ¡Es la comunidad, estúpido!

Derechos de autor

El escenario más común, utilizando una obra de arte como ejemplo, sería que el creador, que es el propietario de los derechos de autor, otorgue al propietario del NFT una licencia para usar el trabajo en determinadas circunstancias. Todo ello, según conste en el contrato digital subyacente al NFT. Por lo general, el contrato digital también prevé el pago de una regalía al propietario de los derechos de autor cada vez que se revende el NFT, con una función de pago automático integrada en el NFT. Así, podemos decir que existen distintos sujetos y hechos imponibles susceptibles de tributar el impuesto a la renta, una cuestión que variará en función de la legislación de cada país.

Creador del NFT

Parece que la sola creación de un NFT no es un hecho imponible sujeto al impuesto a la renta. Sin embargo, la venta de un NFT es un hecho imponible que puede ser gravado con el impuesto de la renta general cuando se trata de una actividad habitual. O con ganancias de capital o patrimoniales las actividades esporádicas, dependiendo de la legislación de cada país. Otro ingreso que se produce para el creador del NFT proviene del cobro de regalías por las reventas del NFT. Unos ingresos que también pueden considerarse sujetos al impuesto a la renta.

El valor los NFT pasa por la comunidad y la participación en su lenguaje

Compradores e inversores de los NFTs

Muchas jurisdicciones consideran las criptomonedas como una propiedad, en lugar de un equivalente fiduciario. Esto significa que cualquier ganancia obtenida del intercambio de criptomonedas con otro activo (el NFT en este caso) cuando el comprador compra por primera vez el NFT está sujeta a impuestos. Por lo tanto, dependerá de la legislación de cada país si se aplica el impuesto a la renta general o el impuesto a renta de las ganancias de capital.

¿Por qué los NFT vinculados a la música son un serio peligro para Spotify o Apple Music?

Donación de un NFT

Cada vez más, los artistas e inversores donan NFTs a museos o los subastan con fines benéficos. En principio, la donación por si sola no sería un hecho imponible en el impuesto sobre la renta. Obviamente, como en todos los casos dependerá de la legislación de cada país.

NFTs, juegos Play to Earn (P2E)

En estos casos, los participantes pueden obtener ganancias como consecuencia de las acciones concretas que se realizan dentro del juego. Aunque la mecánica de cada juego difiere, si se realizan actividades en un juego para ganar recompensas en formas de criptoactivos, los mismos estarían sujetos a impuestos en los países que gravan los intercambios entre criptoactivos. O cuando se intercambien por moneda de curso legal. Por ejemplo, en EEUU el IRS considera que cualquier transacción de cripto a cripto es un hecho imponible.

Qué son los dNFT, NFT que evolucionan en el tiempo, y sus usos en la industria

La importancia de guías con orientaciones fiscales

En la actualidad, muchas jurisdicciones trabajan para definir la tributación de los tokens de pagos mas usados, como las criptomonedas, brindando orientaciones fiscales. Sin embargo, en el tema de los NFTs no son muchos los países que han emitido orientaciones en la materia tributaria. Uno de ellos ha sido Australia, donde la ATO (oficina de impuestos) publicó una guia específica de los NFTs en el impuesto a la renta con ejemplos concretos de tributación.

Lo primero que hace la guía de la ATO es definir el concepto de NFT. A continuación, precisa que el Impuesto sobre la renta de un NFT depende de diversas circunstancias. Como la forma en que se utiliza y el propósito para mantener y realizar transacciones con dicho NFT. Indica que se puede pagar impuesto sobre la renta en el NFT, como un activo bajo el régimen del impuesto a las ganancias de capital o en la cuenta de ingresos como acciones comerciales, como parte de un negocio o como esquema de lucro. También recoge que igual que sucede con otros tipos de activos criptográficos, en raras circunstancias podría tenerse un NFT como un activo de uso personal.

Los NFT como puente de los consumidores hacia la Web3

Uso personal, negocio o capital

La guía brinda ejemplos prácticos de cuándo un NFT puede considerarse de uso personal, parte de un negocio o capital de una empresa. Por ejemplo, en el NFT como capital de una empresa se plantea el siguiente caso: “Kim, una artista profesional, pinta un retrato de un australiano famoso y decide crear diez NFT. Cada uno de ellos otorga el derecho a una visualización privada de 4 horas del retrato en su galería todos los años para 20 personas. Osman compra uno de los NFT de Kim. Al administrar un negocio de giras, planea utilizar la visualización privada del retrato como parte de una gira anual de arte por la región”. Concluye que el NFT es un activo fiscal de ganancias de capital del negocio

En el caso del NFT como parte de un negocio explica lo siguiente: “Kim, una artista profesional, pinta un retrato de un australiano famoso y decide crear diez NFT. Cada uno de estos NFT otorga el derecho a una visualización privada de 4 horas del retrato en su galería cada año para un máximo de 20 personas. En las transferencias posteriores de los NFT a los nuevos propietarios, el contrato digital asigna parte de los ingresos a Kim como comisión. Kim conserva todos los demás derechos asociados con la pintura”. En este caso, los ingresos de la venta inicial de los NFT pueden evaluarse como ingresos comerciales para Kim. Mientras permanezca en el negocio, cualquier comisión recibida también sería un ingreso comercial. Si Kim dejara de llevar a cabo el negocio, las comisiones aún serían evaluables como ingreso ordinario.

Los NFT de Bored Ape Yacht Club muestran cómo será el consumo en los metaversos

Múltiples desafíos

Tal y como dijimos al comienzo del artículo, los NFTs se encuentran en pleno crecimiento y presentan múltiples desafíos para los países. Entre ellos: aspectos civiles, comerciales, societarios, de protección de derechos de autor, protección de datos personales, protección a los consumidores, temas de lavado de activos, regulatorios y, por supuesto, asuntos fiscales tributarios como los tratados. Por ello, es fundamental que los países trabajen con su marco normativo y determinen en cada uno de los casos concretos si existen hechos imponibles objeto de tributación.

Los NFT sitúan a la comunidad de fans en el corazón del negocio de la cultura

A fin de otorgar certeza a todas las partes interesadas es fundamental la existencia de una orientación clara. Por ello, para comprender la verdadera naturaleza de los nuevos modelos de negocio de la economía tokenizada de blockchain es fundamental la colaboración pública/privada.

También puedes seguirnos en nuestros canales de Telegram Twitter

Alfredo Collosa
Comparte esto:
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola   
Privacidad