Uniswap, uni

UNI, el token de gobernanza que Uniswap lanzó a principios de semana y que cotiza a la hora de redactar este artículo a un valor de 7,22 dólares, ha causado gran revuelo en la comunidad DeFi. En primer lugar, porque UniSwap envió a través de un airdrop 400 tokens UNI a sus usuarios. Unos tokens, que en su máxima cotización llegaron a valer más de 3.000 dólares. Una cantidad que para muchos usuarios residentes en Latinoamérica representa más de dos veces el salario mínimo anual.

Digamos que esta podría ser la parte más bonita del nacimiento de UNI, un token que surgió como respuesta al jovencísimo SushiSwap, otro protocolo DeFi que logró arrebatar a Uniswap más del 75% de liquidez en pocos días. Con UNI, Uniswap ha vuelto a recuperar su posición de primer exchange descentralizado (DEX) con mayor volumen en las Finanzas Descentralizadas (DeFi). Con 1,83 mil millones bloqueados dentro de la plataforma, según DeFi Pulse.

La parte más triste, como la define Fernando Teixeira, miembro de la organización de DeFi Lab, la comunidad DeFi de habla hispana, es que Uniswap ha perdido su esencia: ser el único protocolo cien por cien descentralizado. Teixeira sostiene que “Uniswap dejará de ser un protocolo gestionado por la red, para pasar a ser un protocolo al estilo de una DAO, donde, como sucede habitualmente, las ballenas podrían hacerse con el poder”.

A partir de ahora, el protocolo define ciertas condiciones para participar en la gobernanza de Uniswap. Por ejemplo, los usuarios que deseen presentar una propuesta en la gobernanza deberán ser dueños de, al menos, el 1 por ciento de la oferta total de tokens UNI. Quienes quieran participar como votantes tendrán que poseer, al menos, el 4 por ciento del total de los tokens.

Uniswap pierde sus señas de identidad

Teixeira subraya que Uniswap ha perdido sus señas de identidad como intercambio descentralizado (DEX), para convertirse en una herramienta en manos de los fondos de inversión cripto. No obstante, el miembro de la organización de DeFi Lab subraya el papel de UNI en la comunidad de usuarios que viven en países con problemas monetarios.

“El mayor uso real de las DeFi, descontando el de las ballenas, que obtienen ganancias muy considerables, es el de las personas que viven en países como Argentina o Venezuela, donde existe mucha inflación. Para los usuarios de Uniswap, esos 400 tokens es mucho más de lo que hubieran obtenido trabajando durante todo un año”.

Sobre la evolución de Uniswap, Teixeira vaticina que seguirá creciendo, porque conoce las reglas para manipular el mercado. Teixeira tampoco descarta una intervención de la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC). La intervención de la SEC estaría fundamentada en que el token UNI se distribuye y negocia como un valor. Cabe recordar, que a las pocas horas de ser lanzado, fue incluido en las plataformas de comercio de las casas de cambio, como Coinbase o Pro y Binance.

Su creador, experto en la construcción de algoritmos

El origen de Uniswap se remonta a octubre de 2017. Su creador, Hayden Adams, estudió ingeniería mecánica, y antes de desarrollar el protocolo Uniswap trabajó en Siemens y en el Centro Médico de la Universidad de Columbia. En este centro universitario, donde permaneció casi dos años y medio, Adams desarrolló un algoritmo de búsqueda  para recuperar artículos relevantes sobre reacciones adversas a medicamentos, en la base de datos médica PubMed.

Hayden explica en su perfil de Linkedin que el éxito de su algoritmo, le permitió ser el primer autor de un artículo presentado en las Cumbres Conjuntas de la Asociación Estadounidense de Informática Médica (AMIA), sobre ciencia traslacional.

Con estos antecedentes, no es de extrañar que Hayden desarrollase un producto tan atractivo como Uniswap. Su logro más importante fue crear un protocolo capaz de eludir las casas de cambio centralizadas para intercambiar tokens. Lo que suponía importantes ahorros para los usuarios, además de otras ventajas, como la privacidad. Pero el sueño descentralizado se desvaneció con la irrupción de SushiSwap. De hecho, la principal diferencia entre SushiSwap y Uniswap residía en el token de gobernanza. A partir de ahora, ambos proyectos comparten características similares, ya que SushiSwap es una bifurcación de Uniswap.

Modelo inflacionario 

No obstante, los desarrolladores de Uniswap han afirmado categóricamente que el token UNI servirá para consagrar a Uniswap como una infraestructura de propiedad pública y autosostenible. Y que protegerá cuidadosamente sus cualidades indestructibles y autónomas. De esta manera, los desarrolladores del protocolo se comprometen a mantener el crecimiento y autosostenibilidad de Uniswap.

También te puede interesar: Dinero DeFi, Uniswap y ballenas: 13.000 millones de $ en DEX en últimos 30 días

En el comunicado difundido por Uniswap, la compañía anunció un total de mil millones de tokens UNI, divididos en cuatro partes. 60 por ciento para la comunidad de Uniswap (600 millones de unidades). 21,51 por ciento para los miembros del equipo de desarrollo y futuros empleados (215,1 millones de tokens). 17,80 por ciento (178 millones) para inversores. Por último, los asesores con derechos adquiridos recibirán el 0,69 por ciento de los tokens (6,89 millones). 

La emisión de 1.000 millones de tokens UNI supera la emisión de cualquier otro token de gobernanza. Por lo que UNI se convierte en el mayor token de gobernanza del espacio cripto. Aunque el lanzamiento inicial es de 1.000 millones de tokens, el modelo de suministro pasará a ser inflacionario dentro de cuatro años. Con una tasa del 2 por ciento anual.

También puedes seguirnos en nuestros canales de Telegram y Twitter

Por Covadonga Fernandez

Dirijo Observatorio Blockchain, el sitio donde se informan los interesados en los nuevos negocios derivados de la criptoeconomía y la web descentralizada. Estoy convencida de que blockchain será el nuevo marco tecnológico en el que vamos a trabajar, consumir, contratar y relacionarnos todos. Por ello, también fundé Blockchain Media, la web para seguir el proceso de descentralización en las industrias culturales y creativas y para dar cuenta de los cambios que blockchain está provocando en la comunicación corporativa, el marketing y la publicidad. Fui la creadora del primer Meetup sobre Blockchain y Periodismo y la organizadora del primer evento sobre esta materia, que se celebró en Madrid. También he creado la Red de Periodismo y Comunicación Blockchain (RPCB) y escribí el capítulo sobre Blockchain y Periodismo en el libro: “Blockchain: la revolución industrial de internet”. Mi espíritu inquieto y emprendedor me ha llevado a formar parte de numerosos proyectos. Entre ellos, Nido Robotics, una empresa que diseña robots para explorar los mares. También fundé un pequeño hotel en Cantabria, donde aceptamos bitcoin. Como periodista, he trabajado, entre otros lugares, en Grupo Z y el diario ABC. Fui dircom de la Cámara de Comercio de Madrid y Presidenta de Telemadrid. También fui docente en la Universidad Carlos III de Madrid y he sido organizadora de diferentes eventos. El último: “La política ante los retos de una sociedad blockchain”, con representantes de los principales partidos españoles. Imparto charlas sobre la aplicación de blockchain en las industrias culturales y creativas en universidades, festivales de cine y otros espacios vinculados con el conocimiento y la tecnología

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • bitcoinBitcoin (BTC) $ 11,641.22
  • ethereumEthereum (ETH) $ 379.51
  • tetherTether (USDT) $ 1.00
  • rippleXRP (XRP) $ 0.247553
  • bitcoin-cashBitcoin Cash (BCH) $ 250.16
  • binancecoinBinance Coin (BNB) $ 30.35
  • chainlinkChainlink (LINK) $ 10.87
  • cardanoCardano (ADA) $ 0.108803
  • litecoinLitecoin (LTC) $ 47.96
  • eosEOS (EOS) $ 2.56
  • moneroMonero (XMR) $ 128.46
  • stellarStellar (XLM) $ 0.086235
  • tezosTezos (XTZ) $ 2.22
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola    Ver
Privacidad