Relevantes diferencias entre Binance y Coinbase en las acusaciones de la SEC  Relevantes diferencias entre Binance y Coinbase en las acusaciones de la SEC  

Existen relevantes diferencias entre Binance y Coinbase en las acusaciones realizadas por la estadounidense SEC (Securities and Exchange Commission), algo parecido a la española CNMV. La SEC parece dispuesta a convertirse en la estrella del verano cripto. Eso sí, adquiriendo el papel de su bestia negra. Ahora ha lanzado su ofensiva, en forma de demanda por diversos cargos, contra Coinbase, la compañía fundada y dirigida por Brian Armstrong desde San Francisco y uno de los exchanges más importantes del mundo.

Coinbase Binance

Sólo un día después de haber hecho pública, en una extensa nota de prensa, su demanda contra Binance, el mayor exchange del planeta, su CEO, Changpeng Zhao, y su extensa y opaca red de empresas. La puesta en escena es bastante parecida y es inevitable buscar similitudes. Hasta el primer párrafo de la nota de prensa de la SEC parece el mismo. Pero los cargos realizados a uno y otro presentan relevantes diferencias.

Los cargos de la SEC contra Binance tiñen de rojo las cripto y la cara de CZ

Contra Zhao y Binance, la SEC lanzaba trece cargos que se saltaban varias leyes federales. En la nota de prensa publicada por la SEC, se hablaba de engaño a los inversores y de trazar una red de empresas con tal fin: engañar. Se trata de actuaciones que claramente huelen a comportamiento criminal. De hecho y como medida cautelar, la SEC ha solicitado al juez bloquear los bienes y todos los activos de Binance y Zhao, ante el temor de que se los lleve lejos de las autoridades norteamericanas y evadir la potencial pena económica. 

Algunos de esos cargos los comparte también Coinbase. Tales como operar en la comercialización de activos sin estar debidamente registrado. Con respecto al exchange norteamericano cobra relevancia el cargo de no registrar la oferta y venta de criptoactivos en su programa de staking o la adquisición de criptomonedas para mantenerlas en una wallet o monedero virtual con el objetivo de obtener rentabilidades.

Cara administrativa

La acusación puede resumirse en: estar operando en los mercados financieros; pero sin cumplir con las exigencias que las autoridades norteamericanas imponen a todo operador en tal mercado. Exigencias que, ha de recordarse, están fundamentalmente destinadas a proteger a los usuarios en general, inversores en particular, y garantizar la competencia entre todos los operadores. Es decir, le dice algo parecido a: si quieres actuar como un operador, comprando y vendiendo activos, compórtate igual que los otros operadores del mismo mercado. También en otras palabras: si quieres operar en la compra y venta de activos, como son los bienes cripto, sométete a la SEC y sus inspecciones. Aun cuando cabe considerarlos como cargos graves, tienen más una cara administrativa, al haber incumplido exigencias administrativas, que manifiestamente criminales. 

La SEC demanda a Coinbase por ofrecer servicios de bolsa sin licencia

En el caso de Coinbase, la SEC habla de falta de registros que privan a los inversores de la protección a la que, por ley, tienen derecho. La frase más gruesa es la que dice que Coinbase deliberadamente rehusó seguir las normas que rigen el mercado de compra y venta de activos financieros. Pero no habla de engaños, ni de utilizar empresas propias para desviar los activos de los inversores. 

La declaración de intenciones de la SEC con respecto a Coinbase está condensada en las declaraciones del director de su División Ejecutiva, Gurbir S. Grewal. Mensaje que destaca en el tuit en el que ha acompañado la nota de prensa: “Sencillamente tú no puedes ignorar las reglas porque no te gusten o porque prefieras otras diferentes: las consecuencias para el público inversor son muy grandes. Mientras las decisiones de Coinbase le han permitido ganar millones, lo hacía a expensas de privar a los inversores de las protecciones a las que tienen derecho”.

Respuestas de Binance y Coinbase

Por último, destacar que las respuestas en Twitter, tras hacerse públicos los cargos, de ambas compañías han sido bastantes distintas. Desde el perfil de Zhao, un confuso mensaje de contraataque a un tuit de Gary Gensler, presidente de la SEC. Se pregunta si Gensler lee los comentarios de los consumidores que se supone debe proteger. 

Otra ha sido la estrategia de Coinbase. Primero, un tuit de su CEO, Brian Armstrong: “Tras la demanda de la SEC contra nosotros, estamos orgullosos de representar a la industria en los juzgados para finalmente conseguir alguna claridad sobre las reglas que rigen lo cripto”. Añade que la propia SEC los reconoció como empresa en 2021. Poco después, desde el perfil de Coinbase, se dice: “Las cripto tienen un largo camino. En Estados Unidos todavía tienen un largo camino por recorrer. Estamos listos”. Por último y “celebrando” el acontecimiento con el lanzamiento de un NFT, un mensaje: “Únase al movimiento por una política cripto sensata”.

Cuando vimos el tuit de la SEC con la nota de prensa con los cargos contra Coinbase, la primera reacción fue: ¡Y ahora Coinbase! Pero no es lo mismo.

También puedes seguirnos en nuestros canales de Telegram Twitter

Observatorio Blockchain
Comparte esto:
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola   
Privacidad