Predicciones tributación criptoactivos 2023: mayor atención al staking y las DAO
Predicciones tributación criptoactivos 2023: mayor atención al staking y las DAO

Predicciones tributación criptoactivos 2023: mayor atención al staking y las DAO

Un informe de PWC dedicado a la tributación sobre criptoactivos apunta a una mayor atención al staking y las DAOs en 2023. La  transición de Ethereum de prueba de trabajo a prueba de participación probablemente atraiga en 2023 una mayor atención a la tributación del staking en todo el mundo, dice PWC. El informe recoge que como se trata de una nueva forma de ingresos pasivos, los responsables de la formulación de políticas deberán tener en cuenta las cuestiones fiscales asociadas. Incluida la forma en que se asignan los derechos fiscales internacionales sobre el staking.

Tributación criptoactivos 2023

Respecto a las DAOs, los reguladores financieros ya están explorando cómo hacer cumplir la regulación en estas organizaciones autónomas descentralizadas, indica el informe. Por ejemplo, existen comentarios sobre la descentralización dentro del GAFI, así como la reciente acción de la Commodity Futures Trading Commission (CFCT) contra Ooki DAO. Se consideró que los poseedores de tokens que participaban en la gobernanza tenían responsabilidad sobre las actuaciones de la DAO. En tal sentido, se espera que las autoridades fiscales sigan el ejemplo de los reguladores financieros para determinar quién en tales organizaciones es responsable de la declaración de impuestos.

Así será la nueva fiscalidad de los criptoactivos en Europa

En cuanto a las monedas estables, el informe señala que su auge está creando riesgos de transacciones económicamente equivalentes con tratamientos fiscales muy diferentes entre las finanzas tradicionales y las criptomonedas. Por lo tanto, será importante que los gobiernos encuentren mecanismos para definir claramente si una moneda estable se trata de la misma manera que una transacción de dinero fiduciario a efectos fiscales.

Contribuyentes preparados

El informe también pronostica que las obligaciones de fiscalidad respecto a los criptoactivos continuará aumentando en 2023 y más adelante. Por lo tanto, los contribuyentes deben estar preparados para la probable necesidad de proporcionar detalles de nivel transaccional precisos y más completos para todas sus actividades, a medida que los gobiernos obtengan más acceso a los datos, a través de proveedores de servicios de activos virtuales.

Lo que dice el Parlamento de Europa sobre la fiscalidad de los criptoactivos

En cuanto a lo acontecido, el informe de PWC destaca que en 2022 se generalizaron en muchas jurisdicciones las declaraciones de impuestos de las operaciones con criptoactivos. Asimismo, apunta la tendencia a aumentar la regulación fiscal dirigida al sector de activos digitales, ya que los gobiernos y organismos como la OCDE y la UE buscan crear una política fiscal que siga el ritmo de la tecnología. Sin embargo, todavía existe una disparidad en la cobertura, definición y tratamiento fiscal de los activos digitales entre jurisdicciones.

Por otra parte, el informe global de impuestos sobre criptoactivos de PWC destaca que los principales pasos para regular los criptoactivos a nivel global incluyen el Marco global de informes de criptoactivos (CARF) de la OCDE y las actualizaciones del Estándar común de informes (CRS), la DAC8 en la Unión Europea y las nuevas reglas de informes fiscales en los Estados Unidos.

Normas OCDE

La consultora indica en su informe que establecer el CARF como un conjunto de reglas requerirá que se cumplan ciertos hitos. En primer lugar, las normas de la OCDE deben incorporarse a la legislación nacional y se deben alcanzar acuerdos de intercambio. El proceso de consulta comenzó en Nueva Zelanda, y se espera que otras jurisdicciones lo sigan en 2023.

La UE acuerda rastrear las transferencias de criptoactivos como el dinero tradicional

En segundo lugar, dado que el mercado de criptoactivos continúa evolucionando rápidamente, la OCDE está trabajando para desarrollar más orientación con respecto a las transacciones de pago minorista reportables y la coherencia en relación al alcance de los criptoactivos relevantes.

En la UE la cooperación entre países se modificará para incluir el intercambio de información sobre criptoactivos (la Directiva modificada resultante será DAC8). EEUU impone obligaciones de reporte de información a los proveedores de servicios de criptoactivos que realizan transferencias de activos digitales en nombre de otro a cambio de una contraprestación. Esta Ley entrará en vigor en enero de 2023.

DeFi y CeFi

De acuerdo a lo recogido en el informe, las DeFi o Finanzas Descentralizadas, siguen teniendo una presencia creciente en el mercado y siguen dando lugar a algunos de los problemas fiscales más difíciles de resolver. Respecto a la fiscalidad de las criptomonedas es cada vez mas importante diferenciar entre operaciones centralizadas y descentralizadas. En el nivel más simple, esto representa la distinción entre los mercados con una contraparte central y los que no la tienen, dice el informe.

Europa deja fuera de MICA los NFT, excepto los que actúen como instrumentos financieros

En las operaciones centralizadas se opera a través de una sola contraparte conocida y, en consecuencia, tiene un nivel de compromiso y protección contractual al comprometerse con esa parte. Por lo tanto, hay que considerar sus obligaciones regulatorias y de cumplimiento, incluidos los impuestos.

En cambio, en las operaciones descentralizadas en las que se opera mediante un contrato inteligente se negocia únicamente en términos de dicho contrato. Por lo general, no tiene visibilidad sobre la naturaleza de su contraparte, lo cual genera complejidad tributaria. Por ejemplo, un inversor que no sabe quién es su contraparte, puede tener dificultades para estar seguro de que ha cumplido con todas las leyes fiscales pertinentes y no podrá solicitar una desgravación en virtud de un tratado de doble imposición (incluso si está disponible).

Socio o responsable de obligaciones fiscales

Otra gran incógnita para los inversores de tokens en plataformas descentralizas es si dicho token convierte al inversor en socio de la empresa DeFi o en una persona responsable de las obligaciones fiscales de la plataforma.

Respecto a las transacciones financieras con criptomonedas surgen varios interrogantes. ¿Cómo se clasifican las ganancias y pérdidas a efectos fiscales? ¿Son ingresos análogos a los intereses de los préstamos?  ¿O son más como una inversión de capital?  ¿Los protocolos descentralizados llevan a cabo un negocio que en sí mismo está sujeto a impuestos? En caso afirmativo, ¿sobre quién recae la obligación tributaria?

Las normas de GAFI y Unión Europea para una economía tokenizada

Algunas jurisdicciones ya están dando respuestas a estos interrogantes, pero con disparidad de criterios. Se espera que en 2023 se continúen definiendo estas cuestiones por parte de las autoridades tributarias de los países.

NFTs Fiscalidad

Quedan preguntas importantes sobre cómo aplicar varias reglas de impuestos indirectos a los tokens no fungibles. El problema principal es «Qué se proporciona cuando se crea o vende un NFT». Las primeras tendencias apuntan a tratar los NFT como un servicio (no como bienes), lo que significa que es probable que las reglas de los servicios suministrados electrónicamente se apliquen en un contexto internacional.

Estos servicios se definen bajo la ley del IVA de la UE como servicios prestados a través de internet o a través de una red electrónica, cuya naturaleza hace que su suministro sea esencialmente automatizado, con una mínima intervención humana y que no pueda realizarse en ausencia de TIC.

Servicios remotos

Han surgido otras cuestiones importantes en relación con las reglas de servicios remotos:

– Ubicación e identidad del consumidor: esto puede ser más complicado de identificar en comparación con las transacciones tradicionales y está causando problemas para los mercados en particular.

– Comisión del vendedor: cómo se aplican las reglas a servicios remotos en una serie determinada de transacciones que podrían implicar varias comisiones por controles de mercado, valoración, normativa antilavado de activos y debida diligencia.

– Prima del comprador: esto podría pagarse para el pago recolección/facilitar/organizar la transferencia de NFT. ¿Es esta una consideración adicional para un servicio remoto?

Actualmente no existe en los países uniformidad en el tratamiento fiscal de los NFT. Son muy pocos los que han emitido normativa específica, por lo que se trata de un entorno complejo y cambiante que creará desafíos tanto para las autoridades fiscales como para las empresas.

Modelo de documento 721 o modelo para armar criptomonedas en España

Las variaciones regionales en el tratamiento fiscal de las NFT significan que los actores del mercado no pueden simplemente tener en cuenta un costo estándar de impuestos en la transacción para abordar riesgos fiscales. Y la dificultad potencial para identificar la ubicación del comprador hace que sea un desafío tanto para los contribuyentes como para las autoridades fiscales administrar adecuadamente estas transacciones y remitir o cobrar tales ingresos.

Reflexiones finales

En consecuencia, las administraciones tributarias deben continuar trabajando con el marco normativo de su país y determinar en cada caso concreto si existen hechos imponibles que sean objeto de tributación. Pueden aportar mucho en la propuesta  de cambios normativos necesarios para otorgar certeza al tema, protección a los consumidores y mejorar su estrategia de control.

Igualmente, para determinar la tributación es clave conocer en profundidad los nuevos modelos de negocio para lo cual es muy importante la colaboración público-privada, incluyendo el asesoramiento de expertos y centros de estudios en la materia. Por ejemplo, la utilización de instrumentos como los sandboxs.

Apple se prepara para ley antimonopolio de Europa, pudiendo beneficiar industria cripto

También es fundamental que cada país tenga una orientación clara y un marco legislativo aplicable, donde se brinde orientación sobre cómo encuadran los criptoactivos en el marco fiscal existente. Es decir, una guía integral y que aborde los principales hechos imponibles y formas de ingresos asociados con las mismas. El informe de PWC analiza las orientaciones o guías existentes y precisa el estado actual de las legislaciones en diversos países. Asimismo, describe no solo el tema de las criptomonedas, también el “staking”, los NFT, las DeFi y las DAOs.

Historia de Bitcoin: Hash, Merkle, Cypherpunks, eCash (1ª moneda digital) y P2P

Información de 39 países

El informe global de impuestos sobre criptoactivos de PWC incluye información fiscal de 39 países y cubre las tendencias emergentes en torno a la política fiscal de los mismos. Incluidos los informes de información fiscal sobre criptoactivos, la tributación de las finanzas descentralizadas, el IVA, el  impuesto a los bienes y servicios (GST) y problemas relacionados con tokens no fungibles (NFT).

El informe subraya la tendencia de aumentar la regulación fiscal dirigida al sector de activos digitales, ya que los gobiernos y organismos como la OCDE y la UE buscan crear una política fiscal que siga el ritmo de la tecnología. En este sentido, los países deberían propiciar mecanismos más rápidos para definir marcos legales y priorizando siempre soluciones multilaterales para los nuevos modelos de negocios. Buscando potenciarlos, pero garantizando transparencia, seguridad y certeza en cuanto a su encuadramiento legal tributario.

También puedes seguirnos en nuestros canales de Telegram Twitter

Alfredo Collosa
Comparte esto:
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola    Ver
Privacidad