Smart Contract Hypernifty Academy

Desde la creación de Bitcoin, la tecnología blockchain ha crecido considerablemente y con ella los smart contracts.

Y, a medida que el ecosistema crece, van apareciendo proyectos que buscan brindar soluciones que mejoren la eficiencia de la red.

En este sentido, los contratos digitales (smart contracts) son uno de los avances más revolucionarios del fenómeno de las criptomonedas. Se crearon para eliminar intermediarios, agilizar los procesos y generar un ahorro de costes para los consumidores.

En este artículo profundizaremos sobre qué son los smart contracts y cómo funcionan.

Qué es un contrato

Antes de abordar el concepto de smart contract, vamos a explicar qué es un contrato tradicional.

Los contratos legales que conocemos tradicionalmente hoy en día no son más que un acuerdo entre dos o más partes.

contrato inteligente hypernifty academy

Es un entorno en donde se establece lo que se puede hacer, de qué forma, y qué pasa si algo no se cumple.

Estos contratos tradicionales son documentos escritos sujetos a leyes y jurisdicciones territoriales y en ocasiones requieren de terceros para ser ejecutados.

En este contexto aparecen los mediadores: instituciones que garantizan la legitimidad de los contratos (como los abogados o los notarios) y los someten a las leyes de otras instituciones (como los Estados, por ejemplo) para verificar que se cumplan en tiempo y forma.

Justamente es la participación de estos mediadores, lo que hace que los contratos tradicionales sean bastantes costosos y no muy accesibles para todas las personas.

Asimismo, los contenidos de los contratos pueden estar sujetos a interpretaciones de las partes que pueden llegar a favorecer a una parte más que a la otra.

Como podemos ver, en un pacto entre dos personas aparecen más partes que regulan, restringen y hacen más costosos los acuerdos.

Y aún así, la confianza y cumplimiento no está garantizado.

Sin embargo, todo esto empezó a cambiar en la década del 90 cuando un científico especializado en criptografía presentó los famosos contratos inteligentes con el objetivo de establecer prácticas comerciales entre desconocidos por Internet.

El origen del término smart contract

El término Smart Contracts aparece en 1994, catorce años antes de la aparición de Bitcoin.

Nick Szabo, un científico informático y criptógrafo, acuñó este término y lo definió como: 

«Un protocolo transaccional computarizado que ejecuta los términos de un contrato. Los objetivos generales de su diseño son satisfacer las condiciones contractuales comunes, minimizar las excepciones temerarias y fortuitas, y minimizar la necesidad de terceros intermediarios fiables».

En otras palabras, Szabo utilizó el concepto de smart contracts para nombrar la posibilidad de utilizar la criptografía como el instrumento que aportara la confianza necesaria para los contratos que hasta ese momento continuaban relegados en terceras partes: sistemas legales, bancos, instituciones financieras.

Esta visión de Szabo en 1994, era muy adelantada para su época dado que no existía la tecnología subyacente para poner en funcionamiento los contratos inteligentes. 

Esta tecnología apareció el 3 de enero del 2009, cuando se puso en funcionamiento bitcoin, la primera cadena de bloques: una base de datos de transacciones financieras descentralizadas. 

Esta blockchain incorporaba internamente los primeros contratos inteligentes llamados contratos de distribución, los cuales se ejecutan automáticamente por defecto para que los usuarios pudieran realizar transacciones con bitcoins.

Los contratos inteligentes se empezaron a servir de la tecnología blockchain para funcionar. Esto les aportó tres características fundamentales:

La seguridad, la transparencia y la autonomía.

En primer lugar, como la blockchain se trata de una base de datos que utiliza potentes algoritmos criptográficos para encriptar las transacciones cuyo contenido se encuentra a su vez validado por miles de ordenadores o nodos alrededor del mundo,  la información registrada no puede ser modificada o borrada para beneficio personal.  

Así se descarta la manipulación informática de todas las operaciones que registra un contrato inteligente.

En segundo lugar, como la blockchain es un registro histórico de transacciones público, mediante un explorador de bloques cualquier persona en cualquier parte del mundo puede visualizar todas las transacciones registradas desde su creación.

Por último, en tercer lugar, como la blockchain es una red distribuida entre miles de ordenadores se evita que una gran compañía los custodie. Esto elimina la burocracia, la censura y los grandes tiempos o costes de los intermediarios.

Es por estas razones que hoy en día los contratos inteligentes son conocidos como los programas más seguros y transparentes creados por la humanidad.

Qué son los smart contracts

Los contratos inteligentes son programas que corren sobre una blockchain (es decir, están en una red descentralizada operativa las 24 horas del día) que registran un acuerdo entre partes dentro de la misma blockchain.

Cada parte se compromete y ofrece un colateral para realizar un acuerdo. Cuando una parte cumple con su primera porción del trato (registrado de manera inalterable en la blockchain), el programa del contrato inteligente automáticamente ejecuta la acción de respuesta pautada.

De esta manera, la confianza está depositada en un código digital, en una blockchain, en operaciones encriptadas y en un smart contract, sin la necesidad de más regulaciones, instituciones mediadoras del Estado, notarios, abogados… bancos…

Estos contratos inteligentes se pueden crear tanto por personas físicas y/o jurídicas, como también por máquinas y programas que trabajan de forma autónoma.

Los smart contracts poseen la misma validez que un contrato tradicional y no tienen que depender de las autoridades, gracias a su código de naturaleza visible por todos, su inmutabilidad y al poder existir sobre la blockchain.

En síntesis, un smart contract es descentralizado, inmutable y transparente.

Cómo funcionan los smart contracts

Para entender mejor su funcionamiento lo mejor es colocar un ejemplo popular. 

Imaginemos una máquina expendedora de comida de esas que podemos encontrar fácilmente en algunos aeropuertos. 

Dicha máquina se encuentra programada para que después de introducir una cierta cantidad de dinero y un código, puedas obtener la comida o la bebida que has seleccionado. 

Pero, también esta máquina está programada para devolvernos dinero en caso de que hayamos introducido de más y también para avisarnos si el producto seleccionado no se encuentra disponible.

En este caso, la configuración de esta máquina sería el contrato inteligente y las partes implicadas seríamos la máquina y nosotros.

 Las condiciones de este contrato serían: darte comida, darte dinero, avisarte de la disponibilidad de un producto, etcétera.

Funcionamiento:

Si analizamos su funcionamiento desde un aspecto más técnico, es importante recalcar que el mismo es similar al de cualquier otra transferencia sobre blockchain:

  1. El usuario debe realizar una transacción desde su wallet.
  2. La operación llega a la base de datos distribuida, donde se verifica la identidad.
  3. La transacción es aprobada.
  4. Dentro de la misma se introduce el código que define qué tipo de transacción debe ejecutarse.
  5. Las transacciones se incorporan como un bloque a la blockchain.
  6. Cualquier cambio en el estado del contrato sigue el mismo proceso para actualizarse.

Se está haciendo evidente que los contratos inteligentes han comenzado a reemplazar a los intermediarios tanto a las empresas como a las personas físicas y que el potencial que tienen para el desarrollo de aplicaciones descentralizadas es enorme.

Si los contratos inteligentes cumplen su propósito no sería descabellado pensar que quizás algún día vivamos en un mundo libre de intermediarios.  

Es este mundo en donde primarán los contratos inteligentes no sólo nos ahorraríamos muchísimo dinero sino que, además, tampoco necesitaríamos confiar en ninguna persona u organización con intereses propios ya que estos contratos harían todo el trabajo por nosotros. 

Hypernifty
Últimas entradas de Hypernifty (ver todo)

Por Hypernifty

Llevamos tiempo experimentando y trabajando con los conceptos y productos que rodean a esta tecnología y creemos que ha llegado el momento de compartir nuestro conocimiento con todos vosotros.

Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola    Ver
Privacidad