Elecciones Generales en España y criptomonedas

Las próximas Elecciones Generales en España pueden ser las de las criptomonedas. La campaña electoral, con sus respectivos programas electorales, en los que los partidos políticos hablen de las criptomonedas. Tendrán que aplicarse e implicarse. En resumidas cuentas, tendrán que dejar de ser una incógnita, pues está por saber cuáles son las líneas estratégicas de los distintos partidos políticos españoles con respecto a las criptomonedas.

Geocriptopolítica: el gobierno del mundo a través de las criptomonedas

Partidos políticos en España y criptomonedas

La política se está viendo presionada para tomar parte con respecto a las criptomonedas. Unos, las ponen como bandera, como los gobernantes de El Salvador. Otros, las prohíben, como ha hecho el estado en China. Voces autorizadas de Estados Unidos dicen que su país no va a hacer con las criptomonedas lo que ha hecho China; pero tampoco se tiene muy claro qué es lo que va a hacer el país norteamericano. De la gran mayoría de países, se espera que regulen su uso, para acabar con la incertidumbre y aprovechar una oportunidad. Pero los gobernantes parecen no darse por aludidos, en una especie de juego en que cada país está atentamente esperando a ver qué hacen los demás.

Las criptomonedas en el centro de la propuesta del PP, partido oposición de España

Lo cierto es que la política vive tiempos convulsos. Tal vez haya sido así desde que vivimos en la Modernidad, cuando la política adquiere un papel dinamizador: el poder recibe las agitaciones de la sociedad y ha de gestionarlas, si no quiere verse agitado el propio poder. Pues bien, las criptomonedas en particular y los activos cripto en general se extienden poco a poco por nuestras sociedades. Pero parece que tal agitación no se introduce como asunto en los debates de la política. La política vive tiempos convulsos; pero prácticamente dormida con respecto a las criptomonedas.

En la mayor parte de los países, ni la política, ni sus actores principales, parecen tomar partido de una manera nítida. En nuestro país, el pasado mes de julio el Partido Popular presentó una proposición de Ley haciendo referencia a la necesidad de incluir las criptomonedas en la Agenda España Digital 2025. El grupo parlamentario socialista llegó a expresar, si bien de una manera un tanto confusa, la necesidad de impulsar el euro digital. Algunas vaporosas señales hay. Al menos, donde hay humo cabe pensar que algo se está cociendo.

Hacienda de España apunta a través del BOE a quienes tienen criptomonedas

Resulta llamativo que hablen sobre las criptomonedas más las instituciones, como el Banco Central Europeo, o nuestro propio Banco de España, que los partidos políticos. Como si no hubiera un potencial conflicto de perspectivas sobre su regulación y, por lo tanto, como si no tuvieran nada que decir al respecto. Como se dice en lenguaje culto-coloquial: no se posicionan. ¿Tal vez una muestra más de lo distante que está el ejercicio de la política de la sociedad?

Máxima tensión entre Estados y criptomonedas por el control y la fiscalidad

Nos llegan algunas noticias, casi como chascarrillos, sobre el hecho de que los políticos poseen y usan criptomonedas. Algo lógico, ya que forman parte de nuestra sociedad. Nos enteramos, por ejemplo, como el diputado de Unidas Podemos Pablo Echenique ha vendido criptomonedas, para comprarse una vivienda. Pero apenas nos llegan información sobre cuál es la posición de las distintas formaciones políticas, incluida la del referido diputado, sobre la patata caliente de la regulación de las criptomonedas y los activos cripto.

Ni siquiera ha tenido resonancia en los partidos políticos los acontecimientos de El Salvador o de China. Diplomático silencio.

El mercado y la tecnología cripto se están comiendo al Estado

Cabe suponer que igual que cada partido parece defender un modelo económico diferenciado o un particular sistema financiero, tendría que plantear su concepción específica del ecosistema de las criptomonedas. Como poco, tienen que ver con esos campos de juego. Pero parece que, ni en la línea de flotación pragmática, ni en el ancla ideológica de los partidos políticos se ha digerido el lugar que han de tener las criptomonedas.

La política ha ido absorbiendo temas. Algunos tardan en llegar. Véase el caso del cambio climático, que ha necesitado más de un cuarto de siglo para que se le preste atención en los programas electorales de los partidos políticos occidentales. Es posible que, para la próxima convocatoria de Elecciones Generales en España, empecemos a ver cómo las criptomonedas ocupan un espacio en los respectivos programas. Tal vez sea esperar demasiado; pero los actores de la política es lo que tienen, que parece que sólo sudan la camiseta cuando están los votos a punto de caer o caerse.

Geocriptopolítica: el gobierno del mundo a través de las criptomonedas

Entonces, tendremos la oportunidad de observar cómo se concretan los distintos proyectos políticos en la configuración de las criptomonedas y cómo éstas se incrustan en los distintos marcos ideológicos. Ahora, toca esperar. Pero también toca la explicación de los partidos políticos de las criptomonedas. Parafraseando a Pepe Isbert: como partidos políticos nuestros que son, nos deben una explicación. Y esta explicación nos la van a pagar. Espero.

Imagen de Free-Photos en Pixabay

También puedes seguirnos en nuestros canales de Telegram y Twitter

Por Javier Callejo

Catedrático de Sociología en la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), especializado en la observación empírica de los comportamientos de consumo y de la recepción mediática. Licenciaturas en Periodismo y Derecho

  • bitcoinBitcoin (BTC) $ 48,032.00
  • ethereumEthereum (ETH) $ 3,403.51
  • cardanoCardano (ADA) $ 2.27
  • tetherTether (USDT) $ 1.00
  • chainlinkChainlink (LINK) $ 26.98
  • litecoinLitecoin (LTC) $ 168.35
  • bitcoin-cashBitcoin Cash (BCH) $ 551.93
  • tezosTezos (XTZ) $ 8.71
  • stellarStellar (XLM) $ 0.315502
  • moneroMonero (XMR) $ 256.39
  • eosEOS (EOS) $ 4.38
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola    Ver
Privacidad