Criptofinanzas y fraude no son sinónimos dice CNMVCriptofinanzas y fraude no son sinónimos dice CNMV

El presidente de la española Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Rodrigo Buenaventura, habló de criptomonedas en la segunda jornada del 30 encuentro Deloitte-ABC del Sector Financiero. Lo hizo en el desarrollo de una conversación con María Guinot, representando a Deloitte, y teniendo como contexto el Reglamento MiCA de la Unión Europea. Una normativa que fue publicada en el Diario Oficial de la Unión Europea el pasado 9 de junio y que intenta regular el mercado de criptoactivos. No obstante, su aplicación se irá realizando progresivamente, entrando en vigor el año 2025.

Por qué tokenizar activos del mundo real es la próxima gran industria

CNMV criptofinanzas

Buenaventura considera MiCA más como un paso en la regulación del nuevo mercado financiero de las criptomonedas, que como un punto de llegada. Es más, desde la función protectora de la institución que preside, subrayó que no es un remedio mágico. Destacó que el inversor en criptomonedas no tiene el mismo nivel de protección que los inversores en otros activos financieros. Puso ejemplos de este menor nivel de protección: no se plantea la existencia de un fondo de garantía de los inversores, y, tal vez lo más importante desde el caso FTX, los requisitos de custodia no son tan exigentes como ocurre en otros activos financieros, como los fondos.

Guía para principiantes de la tokenización blockchain

En las declaraciones de Buenaventura, pesó más la opuesta posición institucional de la CNMV a las criptomonedas, que la defensa de la nueva normativa europea. Eso sí, subrayó que criptofinanzas y fraude no son sinónimos.

Anuncios engañosos

Tal vez lo más interesante de sus palabras es cuando puso el foco en la publicidad en las redes sociales, como X. Apuntó cómo la CNMV ha detectado anuncios publicitarios engañosos sobre criptomonedas en esta red social. En estos canales, circulan con bastante permisividad anuncios provenientes de lo que la propia CNMV ha calificado de chiringuitos financieros.

Es decir, entidades que carecen de licencia para operar en los mercados de valores financieros. Al respecto, se volvió a cargar la exclusiva responsabilidad de los medios de comunicación, lo que incluye las empresas en internet y las redes sociales en comprobar que tales anunciantes, que directamente ofrecen inversiones en criptomonedas, cuentan con el pertinente permiso y que no están en esa “lista negra” de las entidades pirata.

Banco HSBC lanza custodia de valores tokenizados en blockchain

Desde luego, una medida para evitar los fraudes, función básica de la CNMV, es que tales entidades no autorizadas o incluso marcadas negativamente no tengan a su disposición canales comunicativos de confianza. De hecho, la CNMV pone a disposición un buscador específico para poder consultar si una entidad está bajo esa sospechosa categoría de chiringuito financiero.

Listados actualizados

Pero también sería interesante que la propia CNMV remitiese a los distintos medios de comunicación tales listados cada vez que experimentasen modificaciones. Más allá de la funcionalidad, la lógica imperativa que domina la relación entre CNMV y medios de comunicación podría abrirse a cierta lógica cooperativa.

De momento, la CNMV parece preferir la comunicación directa. Por ejemplo, publicando en su sitio web podcast cuyo objetivo es avisar del riesgo de las criptomonedas. Comunicaciones netamente mejorables, tanto en su estrategia, como en su materialidad.

Javier Callejo
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola    Ver
Privacidad