yuan digital visa juegos
yuan digital visa juegos

Geopolítica: el yuan digital rompe el monopolio de Visa en los Juegos de Invierno de Pekín

El campo de competición de la industria de los pagos digitales es el planeta. De aquí que cada paso que dan sus distintos actores -gobiernos, bancos centrales, sistemas financieros locales, operadores, etc.- tenga dimensiones de carácter geopolítico. Es como si una gran losa del suelo planetario-financiero quedase movida, a la espera de nuevos movimientos y ajustes.

El Yuan digital de China y la nueva economía global de su Capitalismo de Estado

Es un campo de competición en el que se juega, siguiendo el principio simeoniano de partido a partido, en cada acontecimiento importante. Ahora le tocaba el turno a los Juegos Olímpicos de Invierno, que se celebran este año 2022 en Pekín. Un acontecimiento en el que las autoridades chinas, especialmente interesadas en mostrar el gran interés que tiene su yuan digital, se han volcado. De hecho, se referían a estos juegos olímpicos como la Fiesta para su yuan digital. Como la fiesta de puesta de largo para su moneda digital. Y, de momento, parecen ir ganando el partido al gigante de las tarjetas de crédito Visa.

Gran operativo de China para asegurar el éxito del yuan digital en los Juegos de Invierno

Yuan digital, Visa y Juegos

Durante los Juegos Olímpicos de los últimos decenios, Visa tenía el monopolio de los pagos electrónicos en las áreas de las sedes donde estos se han venido celebrando. Un monopolio que adquiría mediante acuerdos millonarios con el Comité Olímpico Internacional. Acuerdos como los que tienen otras marcas, para que sus logos y productos se encuentren en los rincones de la sede de lo que haga de villa olímpica.

Los puntos clave del yuan digital de China, el dinero de «anonimato controlable»

En la burbuja olímpica, donde viven los deportistas y su entorno, incluyendo los periodistas de los medios de comunicación acreditados, así como en los estadios, canchas y espacios donde tienen lugar las distintas pruebas de los Juegos Olímpicos, el verdadero dios olímpico de los pagos era Visa. Es decir, si se quería pagar con tarjeta, no haciéndolo en efectivo, para pagar cualquier bien o servicio, como una entrada para disfrutar de algunas de las pruebas o competiciones, había que pagarlo a través de Visa. En esta ocasión, lo que ya suponía una excepción y muestra del sumo interés por parte del gobierno chino. Ahora competía con el yuan digital. El Gobierno del país asiático ha terminado con 36 años de monopolio.

La aplicación del yuan digital ya está disponible en tiendas Apple y Android de China

En esta ocasión, debido a los riesgos vinculados a la pandemia, la burbuja olímpica es aún más burbuja, siendo mayores las trabas para salir de la misma. Se ha convertido en una especie de zona de cuarentena. Además, el temor al contagio por contacto favorece el uso de los pagos electrónicos, en la medida que se hace a través de tecnología contactless (sin contacto).

La forma para pagar en yuan digital funciona como una tarjeta prepago. La diferencia es que pagar con la tarjeta-aplicación que contiene los yuan digital tiene menos costes que pagando con la tarjeta o aplicación de Visa. Hay que tener en cuenta que, por cada pago, la empresa norteamericana carga una tarifa por tratarse de un pago internacional. Sin embargo, la tarjeta china no tiene cargos.

Los bancos comerciales de China ya experimentan con el yuan digital

Tomando fuentes del Wall Street Journal, la cantidad de los pagos con la tarjeta china durante la ceremonia de apertura de estos Juegos Olímpicos de Invierno superó a la de los pagos con la tarjeta norteamericana.

Son varias las líneas de reflexión a que tal acontecimiento invita. Por un lado, la acogida social de la forma de pago china por parte de la más variada representación internacional. Es decir, cuando se dan facilidades y sale más barato, el nuevo producto es acogido por los consumidores. En este caso, para hacer sus pagos. Ello, con independencia de la nación de origen del operador de pagos o de la guerra geopolítica que se encuentra bajo el uso de las tarjetas.

Resumen criptonoticias: Intel apuesta por Web3 y anuncia chip para minería de criptomonedas

Por otro lado, las profundas sospechas que pueda tener Visa de incumplimiento del acuerdo negociado con el Comité Olímpico Internacional. Un acuerdo que daba a Visa los derechos exclusivos para las tarjetas prepago y los servicios de pago. De hecho, llama la atención el silencio con que, hasta ahora, Visa ha abordado el asunto. Un silencio que puede estar mediado por las seculares difíciles relaciones de este operador de pagos con las propias autoridades chinas o por otras cuestiones más inmediatas. Solo recientemente Visa obtuvo una licencia para poder funcionar en el país asiático. Un mercado dominado por Alipay y WeChat Pay. Al menos, en la Villa Olímpica, Visa no tiene que competir con estas otras operadoras. Pero, aún así, parece que en esta ocasión Visa no obtendrá la medalla de oro en estos Juegos Olímpicos.

También puedes seguirnos en nuestros canales de Telegram Twitter 

Javier Callejo
Comparte esto:
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola    Ver
Privacidad