Worldcoin, a las puertas de una innovación o una distopía crypto
Worldcoin, a las puertas de una innovación o una distopía crypto

Worldcoin, ¿una innovación o una distopía cripto?

Desde su lanzamiento el pasado 24 de julio, el proyecto blockchain y de criptomoneda Worldcoin no ha parado de crear titulares en la prensa de todo el mundo. Creado por Sam Altman, autor de OpenAI, el gigante de las inteligencias artificiales, Worldcoin fue ideado para arreglar lo que estropeaba la inteligencia artificial. Worldcoin era un proyecto muy esperado por las expectativas generadas en torno a su controvertida propuesta de generar una identidad única para cada persona a través del escaneo del iris.

Worldcoin

El protagonista de Worldcoin es un dispositivo bautizado con el nombre de The Orb. Este aparato de metal con forma de ojo es el responsable de realizar la captura de nuestros iris. The Orb es el elemento clave para que Worldcoin pueda demostrar que eres  humano y único (Proof of Personhood). Lo que muchos consideran una completa amenaza para la privacidad de las personas. Aun así, los responsables de Worldocoin han conseguido que más de 2 millones de personas hayan accedido a escanear sus iris a cambio de pequeñas cantidades de dinero.

WorldID, una identidad única global

Worldcoin afirma que su misión es impulsar una economía global más equitativa impulsada por Internet y que protegen la privacidad de los usuarios mediante criptografía ZKP (de conocimiento cero). De esta manera, según sus desarrolladores, otorgan una identidad digital World ID a cada usuario a la vez que protegen su privacidad.

Worldcoin, la ID del iris del creador de OpenAI, se presenta en España

Altman explica que ellos obtienen un hash único y que lo único que queda grabado de forma permanente es dicho hash. Según Altman, dada la utilización de ZKP es prácticamente imposible rehacer los datos en bruto de la identidad biométrica real. El uso de criptografía ZKP busca mantener la privacidad de los datos biométricos obtenidos y utilizar dichos datos para generar la identidad criptográfica que permita acceder al sistema económico de la compañía.

La intención con este intrincado proceso es proporcionar una forma fiable de autenticar a los seres humanos en línea. La compañía afirma que World ID tiene facultades para contrarrestar los bots y las identidades virtuales falsas facilitadas por la inteligencia artificial. Hay que tener en cuenta que la evolución de la IA está llegando a niveles tales que datos biométricos como la voz, interacciones de chats y demás, tienen un nivel prácticamente indetectable para nuestros sistemas de seguridad actuales.

World Token (WLD)

WorldID puede crear una identidad única, pero para poner en marcha una economía hacen falta elementos como World Token (WLD), que es el token nativo de Worldcoin. Construido sobre el estándar ERC-20 de Ethereum, WLD ha sido diseñado para ser utilizado como intercambio y depósito de valor en el ecosistema económico de Worldcoin. También se emplea para pagar a las personas que acceder a verificar su identidad.

WorldCoin dispara sobre la explotación de nuestra identidad inamovible

Con World ID y World Token (WLD), el proyecto quiere generar un sistema de identidad universal que permita a todo el mundo participar en una economía global. WLD se convierte así en la clave de este sistema, ya que se utilizará para comprobar la identidad de las personas y permitirles acceder a los servicios financieros del proyecto.

El despliegue de WLD en Ethereum tuvo lugar el 17 de julio, días antes del lanzamiento oficial de la plataforma. Desde entonces, el proyecto ha comenzado a ser operado en distintos exchanges, lo que ha llevado al token al alcanzar un valor de 2,27 $.

<yoastmark class=

Aunque se encuentra en las primeras fases de desarrollo, WLD tiene el potencial de revolucionar nuestra forma de pensar sobre la identidad y las finanzas. The Orb es el dispositivo central de Worldcoin, sobre el que recae la responsabilidad de reflejar los iris  como un hash utilizable por la WorldApp. La compañía ha tardado tres años en desarrollar el dispositivo.

Una caja negra

Altman presenta The Orb como un desarrollo de «código abierto«. Sin embargo, solamente está libre la especificación de hardware, pero no la de software. Esto hace de The Orb una caja negra. El software que se encarga de todo el proceso del escaneo del iris es un secreto.

The Orb, es el hardware que hace capaz que puedas obtener una WorldID una vez se escanee tu iris
The Orb es el hardware que permite obtener una World ID escaneando tu iris

The Orb captura los iris utilizando un potente hardware (cámara de alta resolución) desarrollado por Nvidia, una empresa cuyas relaciones con Altman son ampliamente conocidas por su protagonismo en OpenAI. Conocer cómo está construido The Orb es positivo, pero no saber cómo funciona su software no lo es. No podemos saber si cumple su promesa de «olvidar tu iris una vez tomada la foto del mismo». El software es quien maneja los datos tomados y si dicho software contiene errores o puertas traseras, puede convertirse en una auténtica amenaza para la privacidad.

El riesgo de una identidad digital única

Escanear nuestro iris y generar un hash único para mantenerlo dentro de una red permitiría saber quién eres. El iris es el marcador personal más potente. Lo más parecido es el sistema de identidad utilizado por China para su sistema de crédito social. Ambos sistemas generan una identidad única. Worldcoin utilizando blockchain y el del sistema de crédito social de China mediante una base de datos controlada por el Gobierno.

Hackeos a la plataforma

De hecho, el pasado mes de mayo, TechCrunch informó de un hackeo a la plataforma. Un grupo de hackers habrían obtenido credenciales de inicio de sesión de varios de los dispositivos personales de los operadores de Worldcoin.

Entre dichas credenciales se encontraban las destinadas a la aplicación de operador de Worldcoin, las mismas que dan acceso a The Orb. Con esta acción, los hackers pueden ser capaces de acceder a los datos de estos dispositivos. Un portavoz de Worldcoin afirmó que ningún dato personal de los usuarios se había visto comprometido, ya que la aplicación del operador no accede a los datos de los usuarios. Esta afirmación subraya que Worldcoin almacena datos de sus usuarios para sus operaciones. Ricardo Macieira, regional manager de Worldcoin, dijo recientemente  que dichos datos podrían estar disponible para los gobiernos, junto con el resto de infraestructuras que Worldcoin puede desplegar.

WorldCoin, el plan cripto del creador de OpenAI para arreglar la IA con el iris

A todo esto se suma el reciente descubrimiento de CertiK sobre una vulnerabilidad que permite al atacante obtener acceso a The Orb sin necesidad de tener credenciales válidas. Esta vulnerabilidad permitiría a los atacantes obtener los datos del dispositivo atacado. Aunque CertiK y Worldcoin no han aclarado los vectores o medios para ejecutar dicho ataque, la existencia del fallo representa una amenaza para la seguridad y privacidad de los usuarios de Worldcoin.

CertiK anuncio el descubrimiento de una vulnerabilidad grave en el proyecto
CertiK anunció el descubrimiento de una vulnerabilidad grave en el proyecto

Surgen preocupaciones

Las preocupaciones por la privacidad han llevado al Ministerio del Interior de Kenia a prohibir el proyecto en el país. En Europa,  la Oficina Estatal de Baviera para la Supervisión de la Protección de Datos está investigando el proyecto. Michael Will, presidente de la citada organización, ha indicado que se está investigando si realmente Worldcoin es seguro.

Un hardware poco claro

Las preocupaciones por la seguridad de Worldcoin no paran de crecer. En primer lugar, porque The Orb cuenta con un enorme set de conexiones inalámbrica que van desde 4G, GPS, hasta WiFi 6. Además, en su interior hay un disco que puede extraerse. En dicho disco, se almacena información de los usuarios que han pasado por los Orb.

Aunque desde la compañía aseguran que el contenido de los mismos está cifrado, no indican ni el mecanismo de seguridad del  proceso, ni quien tiene el control de las llaves de seguridad (que debería estar en manos del mismo Worldcoin). Declaraciones como las de Macieira, la poca claridad sobre el software de la plataforma, el hackeo y la posibilidad de robar datos personales de los usuarios cuestionan la privacidad de este proyecto.

También puedes seguirnos en nuestros canales de Telegram y X

Comparte esto:
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola    Ver
Privacidad