Hyperledger Fabric y el conglomerado de empresas que usan su tecnología

Uno de los proyectos empresariales más conocidos en el mundo cripto es Hyperledger Fabric. Está liderado por Linux Foundation y desarrollado por un conjunto de empresas y comunidad que trabajan para mejorarlo y adaptarlo a las necesidades empresariales. Para algunos, puede resultar curioso que las blockchains empresariales cobren vida gracias a un proyecto de software libre como es Hyperledger. Sin embargo, es común que grandes empresas utilicen software libre de forma muy activa. Algunas de ellas aportan capital económico y humano para tales desarrollos. Otras, solo toman sin aportar nada a cambio, ni siquiera las gracias.

Qué es Golden, la Wikipedia o el Google del conocimiento de la Web3

Pero más allá de la lucha entre el mundo del software libre y el software privativo, Hyperledger se erige como un proyecto único y  con un fin muy claro: llevar blockchain a los espacios empresariales, otorgando una libertad de desarrollo enorme en la que todos salen ganadores.

Un desarrollo de características únicas

Las características de Hyperledger Fabric difieren enormemente de blockchains como Bitcoin o Ethereum. Existe una blockchain, pero su acceso está controlado por los nodos que están dentro de ella. Solo se permiten los accesos que dichos nodos e infraestructuras permitan. Básicamente, Hyperledger Fabric permite crear redes que puedan ser privadas, permisionadas o públicas, según se requiera.

Hyperledger Fabric, pone al alcance de las grandes empresas tecnología blockchain de punta
Hyperledger Fabric pone al alcance de las grandes empresas tecnología blockchain punteras

En Hyperledger Fabric tampoco hay mineros o validadores usando staking. Aquí, la velocidad prima sobre la seguridad casi absoluta que nos pueden brindar estos sistemas. Hay que tener en cuenta que Hyperledger Fabric ha sido creado para ser seguro, confiable y auditable. Con la diferencia de que la seguridad recae en otras medidas más centralizadas. De ahí, que el proyecto tenga mucho sentido a nivel empresarial. ¿Quién quiere gastarse cientos de megavatios/hora en una granja minera para una blockchain empresarial? ¿O quién quiere invertir grandes cantidades de dinero para dejarlo congelado en el nodo? Cosas como esas no tienen sentido en las empresas y es por ello que Hyperledger Fabric usa algoritmos de validación únicos. Algunos son tan rápidos y potentes, que gracias a ellos es la red blockchain más rápida que existe en la actualidad. Más rápida que Solana o Flow, lo cual es mucho decir.

Qué es Chainlink, la red de oráculos que une el mundo real con blockchain

¿Cómo es posible tal rapidez? En Hyperledger Fabric, el protocolo de consenso conocido como Raft se encarga de hacer esto realidad, usando la tecnología Replicated State Machines (RSM). Gracias a este algoritmo, Fabric puede alcanzar cotas de rendimiento enormes, debido a su finalidad casi instantánea, donde la mayor demora no supera 1 segundo.

Además, Hyperledger Fabric, como todos los proyectos Hyperledger es altamente modulariazable. ¿Necesitas smart contracts compatibles con Ethereum? Puedes tenerlos. ¿Necesitas un protocolo de consenso rápido y con BFT? También puedes obtenerlo. ¿Requieres de una solución altamente eficiente y ligada al hardware para tener el máximo desempeño? Es posible construirla. En este punto, Hyperledger Fabric hace gala de sus enormes capacidades de adaptación para servir a las empresas y ajustarse a las necesidades de sus desarrollos blockchain. Una característica de la que los proyectos blockchain púbicos adolecen.

Smart contracts en varios sabores sobre Hyperledger Fabric

Una de las grandes ventajas de Hyperledger Fabric es su capacidad de generar redes con soporte para smart contracts. Esto resulta de gran utilidad para las empresas, que pueden crear infraestructuras de computación descentralizadas para unir distintas funciones en una sola capa y llevar a cabo su ejecución sin distinguir donde se encuentran, con la seguridad de que la computación será la misma en todo momento.

Qué es Helium, el primer criptoportador del mundo y donde ha invertido Telefónica

Si perteneces al mundo de la computación o de la informática, reconocerás el nombre «Reproducible Builds», que alude a la capacidad de crear programas y entornos idénticos a los que los desarrolladores tuvieron cuando crearon una aplicación. Esto resulta vital para generar software auditable y seguro, pero hacerlo es una autentica odisea, tanto así que la mayoría de programas en el mundo no cumplen con este estándar.

La aruitectura y funcionamiento de Hyperledger Fabric es altamente modular
La arquitectura y funcionamiento de Hyperledger Fabric es altamente modular

Para las empresas esto es un problema, porque significa que la entrada de datos que den al programa puede resultar en una ruleta rusa. ¿Se ejecuta bien o mal? ¿Directamente muere el programa? En ambientes empresariales donde la información manejada es delicada, este tipo de situaciones se controlan usando costosos equipos y software diseñado para ello. Pero ¿Y si podemos abaratar costes y brindar una infraestructura reproducible al alcance de todo el que lo necesite en la empresa? Blockchain hace su llegada triunfal e Hyperledger Fabric muestra el camino para ello.

Qué es Reserve, la aplicación de pago basada en stablecoins que triunfa en Sudamérica

Con Fabric se puede desplegar una red de computación y almacenamiento descentralizado de bajo coste, que permite la ejecución reproducible y auditable de todo programa que se genere para dicha red. Ya sabemos que un smart contract en Ethereum con una entrada de datos determinada, genera la misma salida, sin importar cuántas veces lo ejecutemos. Pues lo mismo sucede en Hyperledger, convirtiéndose en una «Reproducible Builds» perfecta para las empresas. Permitiendo auditar todo el proceso en cualquier momento.  Lo mejor es que Hyperlegder se puede programar para entender smart contracts escritos en Solidity, Go, Python, JavaScript o Java, todos lenguajes ampliamente conocidos a nivel empresarial.

Modularidad de principio a fin

La modularidad es otro de los puntos fuertes de Hyperledger Fabric. El proyecto se puede ampliar de forma sencilla o adaptar a las necesidades de cada uno. Es posible agregar nuevos protocolos, mejorar los existentes o simplemente usar los ya desarrollados sin mayores complicaciones. Solo hace falta configurar el nodo de Fabric y ya tendremos la capacidad de adaptarlo.

Qué es Filecoin, almacenamiento de datos P2P alternativo a Google o Amazon

De hecho, no solo podemos adaptar sus protocolos de consenso, sino también el comportamiento y la estructura de datos de la blockchain. Por ejemplo, si queremos mantener un esquema parecido al de Bitocin, podemos hacer que Fabric funcione bajo el modelo de UTXO, permitiéndonos rastrear todo el historial de las operaciones de principio a fin. Así, en caso de que algo muy catastrófico ocurra en la red, bastaría con que solo un nodo este funcionando para devolver a la red a su estado anterior y seguir trabajando como si nada. Esto es impensable en un esquema del tipo Account, como el que Ethereum usa, ya que para ello se necesita un Archive Node, que ocupan mucho espacio de almacenamiento y son más caros.

Privacidad como prioridad

Cómo crear una DAO para obtener financiación para tu proyecto

Si algo les gusta a las empresas es proteger los datos que manejan. Los datos son su mayor tesoro. En este punto, Hyperledger Fabric ofrece a las empresas modelos de gestión de datos y acceso a los mismos de forma muy granular. Gracias a esto, Fabric es capaz de ofrecer un enfoque flexible de la privacidad de los datos, entre lo que podemos destacar:

  1. Aislamiento de datos mediante «canales»
  2. Compartición granular de datos en función de la necesidad de conocer utilizando «colecciones» de datos privados
  3. Gobierno y control de versiones de los contratos inteligentes
  4. Modelo de aprobación flexible para lograr consenso entre las organizaciones requeridas
  5. Datos consultables (consultas basadas en claves y consultas JSON) interconectables con otras plataformas para su tratamiento.

Hyperledger Fabric, despliegue y soporte de gigantes empresariales

Otro punto a favor de Fabric es que desplegar su tecnología es muy sencillo. Basta con crear una configuración acorde a la organización y replicar rápidamente con Docker (una herramienta contenedores para Windows, Linux y Mac). De esta manera, se pueden crear despliegues reproducibles que funcionan sobre cualquier sistema operativo sin necesidad de modificaciones, un solo comando y todo ello funciona tal cual se tiene pensado.

Qué es la tokenización blockchain y por qué está transformando el mundo

Esta funcionalidad es la que ha permitido que muchas empresa de servicios como Amazon o Google, permitan a sus usuarios y organizaciones que usan sus servicios disfrutar de posibilidad de desplegar redes Hyperledger Fabric con un solo clic. Y no son pocas las empresas que usan dichos servicios o la tecnología que nos permite acceder Fabric, teniendo empresas de la talla de Accenture, ConsenSys o Fujitsu, por nombras algunas.

 

Hyperledger Fabric y el conglomerado de empresas que usan su tecnología
Hyperledger Fabric y el conglomerado de empresas que usan su tecnología

Todo esto hace de Hyperledger Fabric uno de los proyectos empresariales blockchain más grandes del ecosistema. Un proyecto que está evolucionando y adaptándose rápidamente a la ola de innovación blockchain que está llegando a las empresas de todo el mundo.

También puedes seguirnos en nuestros canales de Telegram Twitter

Por José Maldonado

Activista y bloguero de tecnología, software libre y blockchain. Liberal y pro-anarquista.

Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola    Ver
Privacidad