bitcoincrash
bitcoincrash

Twitter hace una comedia del bitcoincrash

En Twitter, el bitcoincrash parece una fiesta. Nada de tonos agonísticos. A las diez de la mañana, hora española, el valor de bitcoin apenas superaba los 30.000 euros. La palabra crash se repetía en un eco continuo y estereofónico. Donde más, en Twitter. Ahora bien, hay que subrayar cómo la representación de este crash en esta red social se distancia de la idea que muchos podían tener de eso, de un crash monetario o bursátil.

Tal vez sea una manera de tomar distancia emocional del asunto, especialmente si se dispone de una respetable cantidad de criptomonedas; o forma parte del propio juego que implica la inversión en criptomonedas; o, quizá, que ya las sociedades no se toman las cosas por la vía trágica, a la tremenda. Pero, en este crash, no vemos imágenes de tipo de la pelicula ¡Qué bello es vivir!, ni, al menos de momento, se tienen noticias de dramáticos acontecimientos.

¿Qué es el Sharding o fragmentación en la escalabilidad de una blockchain?

Bitcoincrash

El tono que domina es el humorístico, el cómico, el de la búsqueda de una sonrisa distante, con un poco de aire de superioridad, de esta caída de la cotización. El Apocalipsis Crypto, como algunos han bautizado a la caída de valor generalizado de las criptomonedas, parece una atracción más de un parque de atracciones en el que todo parece controlado.

Casos de uso de la tecnología blockchain en el campo del Derecho

El dominante tono humorístico en Twitter sobre este acontecimiento también parece contradecir esa imagen destructiva de las redes sociales. Esta vez y salvo algunas excepciones, no se ha asomado esa masa enfurecida de la que nos habla Douglas Murray (La masa enfurecida). Salvo las acusaciones a Bukele, por su país-bitcoin, el tono es jocoso. Ni siquiera se muestran huellas de huidas o llamadas a una fuga veloz, señalando una puerta de emergencia. Lo que que se hace es generar tendencia en Twitter con los hastag #cryptocrash o #bitcoincrash. La gente dialoga en las redes sociales, se ríe y busca la risa de los demás. Es un diálogo fausto.

La explicación de tal reacción no es fácil. Al menos, no es tan fácil como la de todos los que escriben explicando ahora el porqué de haber pasado lo que ha pasado. La sucesión de interpretaciones y de “ya os lo dije” es valiosa en sí misma. Parece que tenían la pistola de la explicación ya cargada. Lo difícil es explicar esta cadena de fáciles explicaciones. Algunas, demasiado facilonas. Pero, sobre todo: ¿por qué tanta gente se pone en modo metabitcoin y en clave humorística? El bitcoincrash parece una fiesta en Twitter. Nada de tonos agonísticos.

https://twitter.com/shinja_army/status/1484354859428347910

Es posible que ya fuese algo esperado. Como el que espera la cuesta de enero. Una especie de fatalidad fijada en el calendario que vuelve cíclicamente. De hecho, no es la primera vez que bitcoin y las criptomonedas sufren caídas importantes durante el mes de enero. Así, también se hablaba de crash del bitcoin en enero de 2018. Aunque también hubo meses de mayo, junio, etc. de distintos años en los que se utilizó la palabra crash, enero parece el predilecto.

Solana, la blockchain de escalabilidad que se paralizó por exceso de actividad

Otros bitcoincrash

Basta con una mirada retrospectiva. Tampoco hay que mirar muy atrás. En diciembre de 2020, bitcoin estaba alrededor de 15.000 euros. Llegó hasta alrededor de los 30.000 euros el 8 de enero de 2021. Pero cuando el 22 de enero –hace ahora justo un año- cayó a los 26.000 también se habló de criptocrash. Hoy, un año después, se está por encima de esos precios. Si se mira aún más atrás, con relación a hace cinco años, bitcoin se ha revalorizado por encima del 3.000%. Claro, se dirá, todo depende del momento y el precio al que se compró. Pues es verdad. Por eso, otra nutrida línea en las redes sociales habla de oportunidad. El que baje su precio, como la oportunidad de adquirir criptomonedas.

Todas las claves de por qué 2021 ha sido el año más productivo de la joven industria cripto

El dominante tono humorístico puede tener su base en que, aun perdiendo, las inversiones en las criptomonedas se siguen tomando como un juego. Un juego en el que, como dice @21MrNiceGuy, nadie debería invertir lo que no esté dispuesto a perder:

También puedes seguirnos en nuestros canales de Telegram Twitter.

Javier Callejo
Comparte esto:
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola    Ver
Privacidad