Observatorio blockchain Los tokens relacionados con IA ganan en el mercado bajista

En este post explicamos el potencial y los riesgos de una inteligencia artificial (IA) del tipo ChatGPT en la Web3. La IA, en todas sus expresiones y proyectos, es una de las tecnologías que más está colaborando a la transformación del mundo. ChatGPT, un prototipo de chatbot de inteligencia artificial desarrollado por OpenAI, o Dall-E, Midjoruney y Stable-Diffusion (IAs de generación de imágenes) suenan con fuerza en el sector de la IA. Razones para ello no faltan. Cada uno de estos proyectos ha traspasado lo que muchas personas creían que sería posible alcanzar con una IA.

¿Qué es Solid, el proyecto para descentralizar la Web sin blockchain de Tim Berners-Lee?

En la actualidad contamos con los recursos, el conocimiento y las herramientas necesarias para transformar por completo nuestra experiencia digital. En los años 90, con el nacimiento de Internet no podíamos imaginar el alcance de esta tecnología. Recuerden que muchos pronosticaron una muerta rápida. Internet es hoy fundamental para nuestra sociedad y eso nos lleva a preguntarnos: ¿Qué pasará con la tecnología blockchain y la Web3? ¿Cómo la IA y la evolución tecnológica global puede impulsar aún más rápidamente la transformación Web3?

Inteligencia artificial ChatGPT Web3

No existe una respuesta sencilla. La realidad es que la IA puede ayudar a acelerar la descentralización, pero también representa una amenaza con la sombra de la centralización y tercerización de servicios. Es normal, toda tecnología tiene su lado bueno, malo y feo y la IA no escapa a esta realidad, al igual que blockchain.

Pese a todo, la IA tiene un enorme potencial para cambiar la Web3. Desde personalizar la experiencia de uso de los protocolos Web3, a la mejora de la privacidad de estos protocolos. O generar nuevas herramientas que permitan a los usuarios aprovechar al máximo el potencial de la Web3. Básicamente, IA añade mayor potencial creativo a la característica «semántica» de la Web3.

¿Qué es Eluvio, el competidor de Netflix elegido por Warner Bros para Web3?

Esto es algo de que lo que ya hemos hablando en otro artículo dedicado a Web3 e IA en Observatorio, pero con la aparición pública de ChatGPT es más sencillo ver el potencial transformador de esta tecnología. ChatGPT no solo puede hablar con una persona de una forma natural sobre un tema, sino que también puede redactar artículos, analizar código y sugerir arreglos, lo que sobrepasa lo que otras IA, como la de GitHub Copilot, son capaces de hacer. Copilot es una inteligencia artificial basada en la nube desarrollada por GitHub y OpenAI.

Riesgos y peligros para la Web3

Si quieres ver y probar de primera mano el potencial de esta herramienta, solo tienes que ir a su web oficial, registrarte y ya tendrás acceso limitado a ella. Dado que el acceso a la herramienta no es global, deberás revisar si tu país ha sido admitido para probarla.

Obviamente, la IA es un elemento transformador, pero hay que tener en cuenta que gran parte de su espacio no ha sido  reglamentado de ninguna manera. Por ejemplo, en GitHub su herramienta Copilot comienza a tener problemas legales con el  código que genera. Esto es así porque Copilot es incapaz de generar código respetando las licencias de software, lo que  representa un problema enorme, porque si un protocolo Web3 construido en base a licencias libres (como MIT o GPL) termina con código privativo en su desarrollo, es muy probable que la empresa dueña de dicho código termine generando una batalla legal que podría terminar hundiendo el protocolo Web3.

NomuLabs y Observatorio Blockchain comercializan Píldoras Web3 para regalar en Navidad

IA para analizar smart contracts

También existen riesgos de seguridad que se verían aumentados con la aparición y masificación de IAs con capacidad de análisis de código. Por ejemplo, el principal factor que ha llevado a los hackeos de protocolos DeFi han sido fallos de programación en los smarts contracts. A esto hay que sumar que reparar el smart contract y desplegar otros nuevos puede llevar algún tiempo, lo que deja una ventana de ataque importante.

Teniendo en cuenta todo lo anterior, la pregunta que cabe hacerse es si ¿no podría un atacante usar IA para analizar los smart contracts de un protocolo DeFi, ver si tiene algún fallo y explotarlo a su favor? La respuesta es obvia: sí puede y nadie puede impedírselo. El código del smart contract es público, está en la blockchain a la vista de cualquiera y si tiene un error es muy probable que sea detectado tanto por los buenos como por los malos del ecosistema.

Por supuesto, esto también serviría para lo contrario. Hacer que los smart contracts sean más seguros porque los equipos usarían IA para ello. No obstante, hay que tener en cuenta que los malos siempre están atentos a los resquicios.

IAs centralizadas

Ledger presenta Stax como el «smartphone» para comercializar valor digital en la Web3

Habrá quien piense que para resolver este peligro es necesario usar IAs centralizadas y controlables, además de impulsar la ofuscación de los smart contracts de alguna manera. Al controlar la IA podemos ver quién y cómo la usa y con la ofuscación podemos ocultar el contenido de los smart contracts para hacerlos «más seguros». De momento, la IA está centralizada, porque todos estos sistemas han sido diseñados para ser monolíticos y funcionar de esa manera.

No hay código fuente de ChatGPT

Además, el control sobre la tecnología por parte de sus creadores sigue siendo muy fuerte. Por ejemplo, no hay código fuente de ChatGPT, incluso cuando seguramente albergue mucho código GPL dentro, lo que forzaría legalmente al proyecto a liberar el código fuente.

Más allá de todas estas disquisiciones, la IA convive entre nosotros con sus potencialidades y peligros. Solo nos queda saber usarla, adaptarla a las necesidades de los proyectos Web3 y DeFi y seguir avanzando en la construcción de una nueva experiencia digital para todos.

Lo que opina ChatGP

Hemos preguntado a la propia ChatGPT por el impacto de la inteligencia artificial en Web3 y nos ha dicho que puede tener un efecto significativo. Nos ha escrito que puede ser utilizada para mejorar la seguridad de las aplicaciones descentralizadas, ya que puede ayudar a detectar y prevenir ataques cibernéticos. También puede ser usada para mejorar la funcionalidad de las aplicaciones descentralizadas, ya que puede ayudar a procesar grandes cantidades de datos y a tomar decisiones automatizadas en tiempo real.

Finalmente, indica que puede ser utilizada para mejorar la experiencia del usuario en las aplicaciones descentralizadas, al  ayudar a proporcionar una interfaz más intuitiva y fácil de usar. En resumen, según ChatGPT, la inteligencia artificial puede ser una herramienta valiosa en el desarrollo de aplicaciones descentralizadas y en la evolución de Web3.

También puedes seguirnos en nuestros canales de Telegram Twitter

Por José Maldonado

Activista y bloguero de tecnología, software libre y blockchain. Liberal y pro-anarquista.

Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola    Ver
Privacidad