Microsoft amuralla Windows en beneficio de su IA
Microsoft amuralla Windows en beneficio de su IA

Microsoft amuralla Windows en beneficio de su IA

Hace unos días, Elon Musk publicó un tuit en su red X alertando de la posibilidad de que Microsoft estuviese forzando el uso de sus cuentas online (Outlook.com) para acceder a Windows en su configuración inicial. A tenor de las palabras de Musk, este comportamiento permitiría a Microsoft utilizar los datos de sus usuarios para mejorar sus servicios IA.

Bitcoin, a más de $56.000, y las memecoins alegran el criptomercado

El post, que cuenta con más de 40 mil respuestas, 218 mil  «Me gusta» y 38 mil retweets, también tiene una interacción de Vitalik Buterin, fundador de Ethereum, invitando a Musk a usar GNU/Linux).

El tuit de Musk es un golpe directo a la estrategia que el viejo Microsft viene practicando en sus sistemas operativos: desde Windows 10, hasta el actual Windows 11. La estrategia consiste en integrar todo en la red de servicios de Microsoft, a la vez que limita o entorpece la integración de otros servicios en su sistema operativo.

Windows Microsoft

La táctica tiene sus razones y aunque no es ilegal, si puede resultar molesta, ya que tiene el precedente de MacOS e iOS, donde todo o casi todo es un bonito jardín amurallado, cuya llave está en manos de Apple.

Qué es Filecoin, almacenamiento de datos P2P alternativo a Google o Amazon

Pero ¿Son ciertas las sospechas de que Microsoft estaría utilizando los datos de sus usuarios para alimentar su IA? ¿Por qué el creciente interés de cerrar aún más el ecosistema PC? Estas dos preguntas son esenciales para entender el enorme impacto que de la estrategia de Microsoft por qué Musk lo denuncia públicamente. Cabe recordar que antes de que el CEO de Tesla lo dijese en la red social de su propiedad, la cuestión ya había sido denunciada con anterioridad. Lo que sucede es que Elon Musk tiene una audiencia de más de 174 millones de personas en su cuenta de X.

Microsoft, datos e IA

En primer lugar, que Microsoft utiliza nuestros datos para alimentar sus servicios Big Data e IA no es nuevo. Quizá la mayor demostración de esto es la compra, por parte de Microsoft, de la compañía GitHub, el mayor repositorio de software del mundo. La adquisición se llevó a cabo en 2018 por 7.500 millones de dólares.

GitHub es un servicio donde desarrolladores de todo el mundo, tanto en proyectos públicos (software libre) como privados, suben su código para mantenerlo en un servicio de control de versiones de acceso global. De esta forma, dichos proyectos pueden trabajarse en equipos establecidos en todo el mundo. De manera totalmente separada, para el desarrollo de herramientas de  forma mucho más sencilla y rápida.

Hablamos de un espacio donde existen más de 100 millones de usuarios, más de 400 millones de proyectos y donde participan el 90 % de las grandes empresas globales (Fortune 500). Solo por su servicio de hosting de código, Microsoft gana más de 1.500 millones de dólares al año,

¿Por qué Microsoft compró GitHub? ¿Por qué la avidez de datos? Lo hizo para obtener el enorme conjunto de datos de GitHub y usar todo ese conocimiento escrito para entrenar la IA de GitHub Copilot, un asistente de desarrollo de software. Tras su alianza/compra con OpenAI, la adquisición de GitHub se muestra reveladora.

GitHub tiene unos 100 millones de usuarios

En general, la calidad del software de GitHub es muy buena. Con desarrollos, como el kernel o núcleo de Linux, el de sistemas operativos como OpenBSD, FreeBSD o Android. Todos  están allí ,libremente disponibles. Estamos hablando de código que vale miles de millones de dólares. Como dato, solo el código del kernel Linux tiene un valor de más de 8.000 millones de dólares y está gratis en GitHub, junto con todo su historial evolutivo.

Lo que sucede en GitHub contrasta con lo que sucede en Windows, la mayor plataforma de sistemas operativos del mundo, que cuenta 1.600 millones de usuarios que generan datos de todo tipo, todos los días. Desde datos de desarrollo de software, de diseño, de publicidad. Los usuarios de Windows son generadores de datos de interés para usarlos en entrenamiento de IA en cualquier segmento.

De ahí, la estrategia de Microsoft de querer amurallar Windows. El cierre de Windows, además de controlar que se puede hacer con él, permite que los datos producidos puedan ser aprovechados al máximo. Básicamente, Microsoft tiene en sus manos una «gallina de los huevos de oro» con Windows y sus usuarios.

Tienes que ser un gurú de Windows

Lo que dice Musk en su post parece bastante lógico para cualquiera que quiera utilizar una herramienta informática por la que ha pagado: tener el poder de decidir cómo quieres utilizarla. Si compras un PC o laptop por 2000 €, no creas que Windows te resultó “gratis” en esa PC. Previamente, el fabricante de la misma te ha cobrado la licencia que Microsoft le vendió, para que pudiera tener un Windows legal en ese PC.

Indirectamente, has comprado Windows y estás en tu derecho a decidir si quieres o no entregar tus datos para que Microsoft alimente su IA o los servicios que se proponga. El problema es que Microsoft en los últimos meses ha decidido que tú no puedes decidir sobre eso y te ha cortado dicha posibilidad, obligánto a aceptar dicha condición, bajo la excusa de que es parte de su sistema operativo, cuando realmente no es así.

Microsoft se escuda diciendo que se puede deshabilitar si así lo deseas. Si bien es cierto que puedes deshabilitar el tracking, la publicidad, los servicios innecesarios, incluso la IA de Microsoft en Windows, tienes que ser un gurú del sistema operativo y atenerte a cualquier fallo que se pueda presentar para poder solucionarlo. Obviamente, esta no es una opción la inmensa mayoría de usuarios de Windows.

Otras opciones

Existen otros sistemas operativos: MacOS, GNU/Linux o BSD (FreeBSD u OpenBSD). MacOS es caro y está cercado por Apple, manteniendo un férreo control de su ecosistema. Pero Apple tiene una política de privacidad infinitamente mejor que Microsoft y muchos sus servicios pueden ser desactivados. Por ejemplo, puedes desactivar Siri en iOS y MacOS sin mayor problemas. Además, es bonito y fácil de usar. A todo esto, hay que sumar que ahora es el campeón del consumo energético. Sus nuevas laptops, fácilmente, pueden durar 24 horas encendidas trabajando a full capacidad solo usando su batería.

MacOS Sonoma la ultima versión de MacOS de Apple

Software libre: GNU/Linux

GNU/Linux es el sistema operativo libre más conocido del mundo y el más utilizado de Internet. Básicamente, el 80% de todo Internet depende de GNU/Linux, incluyendo este sitio Web, así que hablamos de un sistema robusto, bien probado, seguro y curiosamente muchas veces gratuito (con opciones de donación o compra en algunos casos). Solo hay que alejarse de las distribuciones creadas por empresas que buscan convertirse en la próxima Microsoft del software libre (Canonical y su sistema Ubuntu).

¿Lo malo? Carece de aplicaciones conocidas (ej: no hay Photoshop para quienes trabajan con fotografía). El soporte para el hardware nuevo es problemático debido a que las empresas no soportan el sistema. También tienes que aprender muchas cosas desde cero.

Debian GNU/Linux con KDE
Debian GNU/Linux con KDE

BSDs: FreeBSD y OpenBSD

Finalmente, queda la opción de los sistemas BSDs como FreeBSD u OpenBSD. Quizá los menos conocidos, pero no por ello, malos. FreeBSD es la base de sistemas informáticos de alto nivel en muchas industrias, especialmente en la de telecomunicaciones y streaming. Por ejemplo, Whatsapp y Netflix han desplegado todos sus servicios sobre FreeBSD, así que es un sistema bien probado (como GNU/Linux) y es gratuito.

OpenBSD es quizá el SO más purista y duro de usar. Sin embargo, OpenBSD tiene la etiqueta del sistema operativo más seguro del mundo y existen cientos de razones.

Como ves, queda claro que hay muchas opciones de sistemas operativos, especialmente si te preocupa que acciones como las de Microsoft sean cada vez más comunes. Así que si buscas privacidad para tus datos y tu día a día, quizás va siendo hora de plantearte ir a otros espacios.

José Maldonado
Comparte esto:
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola   
Privacidad