Blockchain es un gran productor, reproductor y fijador de comunidades y la Iglesia Católica ha recogido rápidamente el guante de este reto a través de los NFT. Durante el verano, el Vaticano lanzó la primera colección de NFTs denominada Scholas Occurrentes. Una colección compuesta por tres piezas. Más recientemente y con una proyección más comunitaria, la Archidiócesis de Bangkok ha lanzado un NFT. Se trata de una foto-mosaico con una imagen del Papa Francisco durante su visitada a Tailandia en 2019. El mosaico está compuesto a partir de fotos tomadas durante esa visita.

Iglesia Católica y NFT

Los principales argumentos han sido comunicativos, de celebración. Por un lado, como una manera de adaptar a las generaciones jóvenes las formas de expresión de fe. Por otro lado, como otro canal para extender el mensaje del Papa Francisco. En último lugar, como una manera de comunicar al conjunto del planeta –incluyendo al digital- la apuesta por el futuro de la Iglesia Católica. El mensaje de que la Iglesia Católica se mueve.

Las 5 mejores plataformas para crear, vender y comprar NFTs

Mientras la economía propone la inversión en los futuros materiales, las religiones lo hacen en los futuros espirituales. La economía lo hace principalmente con el dinero: el dinero es una forma de futuro, es una promesa de futuro –podrá comprarse con dinero cualquier cosa- y, por eso, todo el patrimonio se contabiliza según el precio que tiene atribuido, su conversión más inmediata. Las religiones hacen promesas de futuros más lejanos.

Demostrar la propiedad de las cosas

La principal función de los NFTs es poder demostrar al mundo la propiedad de cosas que son completamente digitales, como una obra de arte, una canción, un avatar, o un espacio en el metaverso. Una propiedad registrada –en blockchain- y públicamente demostrable que permite vender el bien digital a otros, quedando, a su vez, registrada la transacción.

FTX lanza plataforma de NFTs en las blockchains de Ethereum y Solana

El propietario, que espera que se revalorice su bien digital, podrá venderlo, estando aquí una de las conexiones con el futuro. Ahora bien, en la medida que todo bien puede traducirse al lenguaje digital, toda propiedad de todo bien –real o digital- puede quedar inscrita como NFT.

Los NFTs dicen al mundo quién es el propietario de un bien

No me atrevo a decir que todo lo que en el mundo existe o puede imaginarse puede convertirse en NFT, pues, entre otras consideraciones, hay objetos y objetivizaciones que escapan a la propiedad privada y, por tanto, al mercado; pero sí que todo lo que puede convertirse en propiedad privada puede convertirse en NFT y, así, ser vendida y comprada, como tal NFT. Y, como tal NFT, señala pública, segura y transparentemente la propiedad y las transacciones de la propiedad de ese bien o de otros derechos sobre ese bien. Los NFTs dicen al mundo quién es el propietario de un bien y, por lo tanto, quiénes no son propietarios de ese bien: el resto.

NFT y los mundos virtuales civilizados de blockchain que adelantó Baudrillard

Ahora bien, acceder a los NFTs es tan fácil y, sobre todo, tan difícil, para mucha gente, como acceder a la propiedad de las cosas en general. Es decir, no está al alcance de todo el mundo. Más teniendo en cuenta el gran número de pobres y desheredados de este mundo. Lo denominado como “lo social” parece perderse de estos movimientos de la Iglesia Católica. En este aspecto, al menos de momento, los NFTs solo tienen por función garantizar derechos de propiedad privada, haciéndolo de una manera que puede considerarse eficiente. Eso sí, sin incluir promesas de un mundo económicamente más inclusivo. De momento, como decimos, no es el lenguaje de los NFTs.

Los NFT como identidad digital en la economía del metaverso

Iglesia y poder político

Hace siglos y durante bastantes años, Iglesia y poder político llevaron a cabo un intenso enfrentamiento por gobernar el mundo y por la gestión de los bienes de ese mundo. También hubo acuerdos, especialmente cuando ese poder político fue configurándose en Estado-nación, haciéndose con dos monopolios que van intrínsecamente unidos: el fiscal y el de la acuñación de moneda. Sin embargo, ninguno, aunque en diversa medida según las distintas concreciones, dejó de lado “lo social”. Entre ambos, presionan para la reformulación de los futuros de la economía. Ambos han intentado, en sentidos frecuentemente extraños entre sí, fomentar la denominada dimensión social de la propiedad. Presionan para la redistribución de los futuros y, en el fondo, para legitimar la economía.

Blockchain, primera tecnología sin territorio y cosmopolita

Futuros espirituales

En todo caso, la cuestión de los NFTs sitúa a la Iglesia Católica ante una de sus principales fuentes de tensión a lo largo de su historia, como es la de la propiedad privada. Una tensión, ahora, en clave digital y, por lo tanto, en clave de futuros digitales. Pero, de momento, los NFTs no se proyectan sobre los futuros espirituales. Aunque, eso sí, un representante de la Iglesia Católica en Bangkok justificó el lanzamiento del NFT como una posibilidad para que los jóvenes expresen su fe e identidad. Y es que es en la proyección comunitaria de la Iglesia Católica, como comunidad global, donde los NFTs tienen un gran potencial.

También puedes seguirnos en nuestros canales de Telegram Twitter

Por Javier Callejo

Catedrático de Sociología en la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), especializado en la observación empírica de los comportamientos de consumo y de la recepción mediática. Licenciaturas en Periodismo y Derecho

  • bitcoinBitcoin (BTC) $ 57,474.00
  • ethereumEthereum (ETH) $ 4,198.09
  • tetherTether (USDT) $ 0.999054
  • cardanoCardano (ADA) $ 1.80
  • litecoinLitecoin (LTC) $ 213.17
  • chainlinkChainlink (LINK) $ 27.22
  • bitcoin-cashBitcoin Cash (BCH) $ 564.01
  • stellarStellar (XLM) $ 0.350482
  • tezosTezos (XTZ) $ 5.06
  • moneroMonero (XMR) $ 235.50
  • eosEOS (EOS) $ 4.21
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola    Ver
Privacidad