OpenAI actualiza su cocina y nuestra cocina con ChatGPT 
OpenAI actualiza su cocina y nuestra cocina con ChatGPT 

ChatGPT se mete en nuestra cocina

OpenAI y ChatGPT han tomado la otoñal vuelta al cole de los países del hemisferio norte como un reto. Prácticamente no pasa un día sin que haga un nuevo anuncio. Tal vez quiera generarnos esa estresante sensación de que el mundo se está acelerando y nos es muy difícil seguir su paso, asumiendo el papel de líder tecnológico, que es, en nuestros días, de soberano del planeta. Si es así, lleva una carga moral en contra que es para mirárselo.

Seguramente, el anuncio más relevante es que las respuestas de ChatGPT ya no estarán limitadas a todo lo recogido hasta septiembre de 2021. Su dieta alimentaria, proveniente de internet, se ha actualizado, consciente de que lo anterior sobrepasaba ampliamente la fecha de caducidad. Realmente lo que ha hecho es poner al día su cocina y, de paso, la nuestra.

La IA nos desnuda a todos con su potencial 

ChatGPT cocina

Pone al día nuestra cocina porque, cómo negarlo, comemos cada vez más información que viene de ChatGPT. No son sólo los profesores, periodistas, tertulianos o políticos los que demandan constantemente respuestas a ChatGPT. Somos todos. Por cierto, el satírico informativo El Mundo Today recogía la solicitud de descanso por parte de ChatGPT, tras el agotador servicio dado a los distintos políticos españoles para preparar discursos, respuestas y contrarrespuestas en las sesiones de investidura de Alberto Núñez Feijóo.

El frigorífico

ChatGPT ha cambiado su cocina y trata de cambiar la nuestra. De los cambios recientes que ha incorporado es su capacidad de habla, bot mediante. Podremos preguntar como hacen los niños -y hacemos todos- a Siri o Alexia. Una incorporación que se unirá a próximas integraciones, como es la de la imagen.

Y es que, en breve, se podrá subir una fotografía del interior de nuestro frigorífico da ChatGPT y, en función de lo existente, nos dará instrucciones para preparar el almuerzo o la cena. Todo un reto para los cocineros y cocineras resolutivos que te hacían sabrosos platos con lo que encontraban en la nevera. Pero también un reto para el propio ChatGPT, pues hay muchos frigoríficos cuyo interior da para pocas soluciones. ¿Qué nos responderá entonces el bot? ¿Algo como: estoy incapacitado para dar instrucciones dada su desidia, consulte a su cocinero de confianza? Esperemos.

También puedes seguirnos en nuestros canales de Telegram y X

Comparte esto:
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola    Ver
Privacidad