Desde la aparición de las criptomonedas como una alternativa al sistema financiero tradicional, se ha generado un intenso debate sobre la necesidad de una regulación para estos activos digitales, hasta la aparición de la ley MICA.

En este contexto, la aprobación de la ley MiCA en Europa representa un importante hito para el ecosistema, estableciendo una serie de requisitos para las entidades que operan en el mercado de criptoactivos.. La entrada en vigor de MiCA a partir de 2024 afectará a todas las entidades que operen en el  mercado cripto dentro de la Unión Europea.

En este artículo, explicaremos qué es la ley MiCA, qué criptoactivos están sujetos a su regulación y cuáles no, y analizaremos las opiniones de expertos cripto sobre la nueva ley.

¿Qué es y qué regula la ley MiCA?

El pasado 20 de abril, el Parlamento Europeo aprobó la Ley MiCA («Markets in Crypto Assets«), que establece regulaciones para los criptoactivos en la Unión Europea. 

Esta ley define a los criptoactivos como «una representación digital de un valor o un derecho que puede transferirse y almacenarse electrónicamente, utilizando tecnología de libro mayor distribuido o tecnología similar».

que regula ley mica

La ley establece requisitos para los emisores de criptoactivos y proveedores de servicios de criptoactivos (CASP), que incluyen proporcionar información completa y transparente sobre los criptoactivos emitidos, así como cumplir con los requisitos de divulgación y transparencia. 

Por otra parte, para los proveedores de servicios de criptoactivos, se impone el registro obligatorio, la implementación de medidas de seguridad y el cumplimiento de normas de blanqueo de capitales.

MiCA entrará en vigencia en unos 12 a 18 meses con el propósito de armonizar las leyes que rigen el mercado de criptomonedas en toda la UE. Aunque las reglas relacionadas con las stablecoins comenzarán a regir en julio del próximo año, los proveedores tendrán más tiempo para cumplir con otros requisitos que no entrarán en vigor hasta enero de 2025.

Durante el debate en el Parlamento Europeo, los parlamentarios destacaron que la Ley MiCA busca proporcionar a los usuarios de la región mayor certeza regulatoria, mejorar la protección del consumidor y prevenir el fraude, al mismo tiempo que fortalece la estabilidad financiera de la eurozona. 

Con una votación mayoritaria de 517 a favor, 38 en contra y 18 abstenciones, se espera que esta ley tenga un impacto significativo en el mercado de criptomonedas en la UE.

Cuatro objetivos clave de la ley MICA

La legislación tiene como objetivo principal abordar cuatro áreas clave:

  1. Proporcionar un marco legal seguro y claro para los criptoactivos que actualmente no están cubiertos por la legislación financiera existente en la UE.
  2. Establecer un estándar uniforme a nivel regional que los proveedores y emisores de servicios de criptoactivos en la UE deben seguir.
  3. Reemplazar los marcos jurídicos existentes aplicables a los criptoactivos y establecer el Reglamento de Mercados de Criptoactivos (MiCA) como la principal ley a seguir por las empresas de criptomonedas.
  4. Establecer regulaciones específicas para los stablecoins.

El objetivo general de estos cambios legislativos es mejorar la transparencia y protección de los consumidores y garantizar una mayor seguridad en el mercado..

Los criptoactivos regulados por MiCA

La tecnología de registro descentralizado, también conocida como DLT por sus siglas en inglés, es una tecnología que ha revolucionado la manera en que se almacena y verifica información en redes distribuidas sin necesidad de un intermediario centralizado. La blockchain es uno de los tipos más conocidos de DLT, y se utiliza para crear criptomonedas y otros activos digitales.

En este contexto, MiCA ha sido aprobada para proporcionar un marco regulatorio a los activos digitales que utilizan DLT, estableciendo requisitos para los emisores de criptoactivos y proveedores de servicios de criptoactivos (CASP), con el objetivo de mejorar la protección del consumidor y prevenir el fraude en el mercado de criptomonedas.

 La ley MICA regula varios tipos de criptoactivos, entre los que destacan:

  • Tokens referenciadas a activos (ART, por sus siglas en inglés), cuyo propósito es mantener un valor estable mediante su referencia a cualquier valor o derecho, o una combinación de ambos, incluyendo una o varias monedas oficiales. Esta categoría incluye todos los criptoactivos que no tengan la consideración de fichas referenciadas a dinero electrónico cuyo valor esté respaldado por activos. Ejemplo de esto es Digit (DGX), respaldado por una cantidad equivalente de oro físico almacenado en una bóveda segura.
  • Tokens de dinero electrónico (EMT, por sus siglas en inglés), que hacen referencia al valor de una moneda oficial para mantener un valor estable. La diferencia entre ARTs y EMTs es la configuración de la referencia que soporta el precio de la moneda. En la primera, se emplean activos o una cesta de divisas, y la segunda utiliza una única divisa, lo que le acerca más al concepto de dinero electrónico.
  • Criptoactivos que no se consideran tokens referenciados a activos o a dinero electrónico. Entre estos se incluyen los denominados “utility tokens”, que se utilizan para acceder y utilizar servicios o productos proporcionados por el emisor del token. A diferencia de los «security tokens», los «utility tokens» no son considerados instrumentos financieros bajo la normativa de valores de muchos países.

 Criptoactivos no regulados por la ley MiCA

Como explicamos anteriormente, la regulación europea no se aplicará a todos los criptoactivos y no será necesario registrarlos para cumplir con los requisitos. 

Según la ley MiCA, los activos cripto que se ofrecen de forma gratuita o son únicos y no fungibles con otros criptoactivos, como los NFTs, no estarán sujetos a la regulación, a menos que sirvan como «llaves de acceso a servicios«. En este sentido, será necesario realizar un análisis previo para excluirlos de MiCA. 

Además, la ley no cubrirá las transacciones inferiores a 1000 € desde monederos fríos, ni aquellas transacciones entre personas realizadas sin la intervención de proveedores que actúan en nombre propio. En otras palabras, la ley tampoco se aplicará al DeFi.

Por último, MiCA no establece los mismos requisitos para las CBDCs, que son las monedas virtuales emitidas por los bancos centrales. Algunos ven esto como una señal para que el Banco Central Europeo decida lanzar su propia stablecoin en los próximos años.

¿Qué piensa la industria cripto de la regulación MICA?

Mientras que algunos miembros de la comunidad Bitcoin consideran que las nuevas regulaciones pueden ser limitantes, otros las ven de manera positiva. 

El director de Binance España y Portugal, Javier García de la Torre, opina que el nuevo Reglamento de Mercados de Criptoactivos (MiCA) proporcionará claridad regulatoria a uno de los mayores mercados del mundo y que en general, se trata de una solución pragmática a los desafíos que enfrenta la industria. 

Patrick Hansen, director de Estrategias y Políticas para Europa de Circle, empresa detrás de la segunda stablecoin más grande del mercado, USD Coin (USDC), considera que el impacto del MiCA podría ir más allá, y Europa podría ganar un serio protagonismo en el mercado de Bitcoin. 

Según Hansen, la regulación brinda «claridad regulatoria en medio de incertidumbres globales», y si a eso se suma el acceso a un mercado de 450 millones de consumidores,

«Europa podría convertirse en el próximo centro global natural para proyectos de criptomonedas».

Por su parte Félix Loureiro, CEO de Sede Blockchain opina que como con todas las tecnologías muy disruptivas, la regulación siempre va por detrás.

Lo más importante es la voluntad que hay por regular el sector de los criptoactivos y crear un marco regulatorio mayor y más específico que proteja a los usuarios de estas nuevas tecnologías.

La regulación no es la solución definitiva para todos los desafíos que enfrenta el mundo de las criptomonedas y los activos digitales. Aunque establecer un marco normativo claro y coherente puede ser un paso importante para fomentar el crecimiento y la adopción de este ecosistema. 

La ley MiCA establece un modelo a seguir para otros países que están considerando la elaboración de regulaciones para los criptoactivos. Además, ofrece importantes beneficios para el ecosistema de Bitcoin y posiciona a Europa como líder en la regulación cripto en el mundo.

A medida que se implemente la regulación en toda la Unión Europea, será interesante ver cómo afecta el desarrollo y la adopción de los criptoactivos en la región y cómo los actores del mercado se adaptan a las nuevas normas. 

Es probable que otras jurisdicciones sigan el ejemplo de Europa y promulguen regulaciones similares. Una buena noticia para la adopción y la seguridad en el mercado de criptoactivos en todo el mundo.

Sede Blockchain
Últimas entradas de Sede Blockchain (ver todo)
Comparte esto:
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola   
Privacidad