Las altas comisiones por transacción consolidan a Ethereum como blockchain financiera

ActualidadBlockchainUltimas noticias

Written by:

Ethereum está sufriendo cada vez más el impacto del crecimiento acelerado del sector DeFi en su blockchain, una situación que se refleja directamente en su congestión y en los aumentos de más de 500% en el costo promedio de sus comisiones por transacción. Ante la critica situación, los desarrolladores están buscando una solución y han planteado activar el mecanismo EIP-1559.

Se trata de una propuesta para mejorar la situación de las comisiones en Ethereum, abaratando las mismas y aumentando, al mismo tiempo, el limite de gas por bloque hasta los 10 millones de unidades, desde los 8 millones que actualmente se encuentran activos en la red. La aplicación de ambas soluciones reducirá el costo de las transacciones y, al mismo tiempo, ofrecerá a los mineros mayores ganancias. La razón es que el aumento de gas permitirá incluir más transacciones en cada bloque.

A diferencia de Bitcoin, en Ethereum los bloques no tienen un tamaño en almacenamiento predefinido. Están limitados por la cantidad de Gas que pueden incluir. Es decir, están limitados por la cantidad de trabajo computacional que pueden incluir en cada bloque. Así, con el aumento a 10 millones, los mineros podrán incluir un 25% más de transacciones en los bloques. Lo que repercutirá rápidamente en la capacidad de procesar transacciones de la red, que ahora llegaría a unas 16 transacciones por segundos según los datos actuales de la red.

Datos de la red Ethereum

Las nuevas medidas pueden considerarse urgentes, dado que Ethereum ha estado afrontando fuertes niveles de congestión en su red. De hecho, los costos de las transacciones han llegado a superar los 15 $, cuando en promedio no superaban los 0,5 $.

También puede interesarte: Aave explica a la comunidad hispana DeFi cómo pedir préstamos en su plataforma

Manteniendo el balance en el costo del Gas en Ethereum

El objetivo del mecanismo EIP-1559 es mantener un buen balance en la red entre el costo del Gas, las comisiones y el rendimiento de la red. En Ethereum, el Gas juega un papel muy importante en el funcionamiento de esta criptomoneda.

Para los que desconozcan el significado del Gas en Ethereum cabe decir que es la medida usada que permite conocer cuánto poder de cómputo necesita una transacción o smart contract dentro de la máquina virtual de Ethereum (EVM). Una analogía válida para el Gas, serían los Kilovatios que un equipo eléctrico consume en cualquier hogar.

Por ejemplo, si un refrigerador consume 600 Kilovatios en un año y el costo de la electricidad se estima en 0,1 $ por Kw, habría que pagar 60$ en electricidad al año, por el consumo eléctrico de dicho aparato.

Costo Electricidad = 600 Kw/año * 0,1 $ KW = 60 $

Pues bien, algo muy parecido pasa en Ethereum. Imaginemos que una transacción tiene un costo de 15000 Unidades de Gas y la unidad de gas tiene un valor de 25 Gwei (la menor unidad decimal de Ether). En este caso habría que pagar un monto aproximado de 0,9 $ en comisión al minero. La formulación sería la siguiente:

Comisión = ((Gas de la TX * Costo de Gas) * 0,00000001) * Precio Ether = Total a pagar

Comisión = ((15000 Gas * 25 Gwei) * 0,00000001) * 252 $  = 0,95 $

Aunque puede no parecer muy caro, la congestión en la red dispara los precios del Gas a limites tan altos como 200 Gwei por Unidad de Gas. En cuyo caso, la transacción anterior pasaría a costar 7,56 $.

Una transacción en Ethereum puede llegar a gastar 21.000 Unidades de Gas y los smart contracts pueden gastar tanto como 200000 mil Unidades de Gas, dependiendo su complejidad. En ambos casos, los costos se disparan y toda la comunidad Ethereum queda afectada. Se produce un aumento de tarifas, mayor congestión y comisiones más altas para que las transacciones sean validadas más rápido. Por otro lado, puede tener un impacto positivo para los mineros, que podrán procesar más transacciones y ganar más dinero por las mismas.

Las DeFi han aumentado el costo de las comisiones en Ethereum

La razón del inusitado consumo recae sobre el ecosistema DeFi, el cual ha crecido en los últimos meses de forma casi exponencial. De hecho, DeFi ha supuesto el mayor crecimiento en Ethereum en los últimos meses. Con valores totales bloqueado valorados en 1.600 millones de dólares. Hace un año, el valor de las DeFi en Ethereum era de 612 millones de dólares, lo que representa un crecimiento de casi 300% en 12 meses.

DeFi supera los 1600 millones de dolares bloqueados en Ethereum

Los principales protocolos que pujan en este sentido son Compound (COMP), que ha arrebatado el primer lugar MakerDAO (Maker), en los protocolos DeFi dentro de Ethereum. El resto de protocolos tampoco se queda atrás, que que todos han crecido en menor o mayor medida durante este tiempo.

Todas estas cuestiones hacen pensar en la consolidación de las DeFi. El próximo paso será solventar los problemas de seguridad que todavía presentan. A partir de ahí, queda lo más importante: la simplificación de su uso y posterior masificación de estas plataformas. En cualquier caso, de seguir con este ritmo, 2021 parece un año prometedor para Ethereum. Especialmente, por la activación inicial de Ethereum 2.0 y su larga y esperada escalabilidad.

También te puede interesar: ¿Competirá Ethereum 2.0 con los servicios financieros que ofrecen las DeFi?

David contra Goliath en Ethereum

Sin embargo, la escalabilidad también implica problemas para Ethereum, tal como está estructurado. En las DeFi todo funciona con smart contracts, lo que hace que dichas operaciones consuman grandes cantidades de Gas. Especialmente, cuando se crean contratos, que es la operación que más Gas consume en esos casos. Debido a ello, menos transacciones pueden ser incluidas en los bloques debido a los limites de Gas de los bloques.

Bajo estas circunstancias, las comisiones en Ethereum sufren de un doble problema. En primer lugar, la limitada cantidad de Gas eleva el precio del mismo, impactando en las comisiones. Por otro lado, los desarrolladores de DeFi deben incluir tasas de Gas mucho más altas para que las transacciones de sus plataformas puedan realizarse sin problemas y no fallen.

El problema es que se crea una situación de David contra Goliath. David son los pequeños usuarios de Ethereum, que se han quedado sin la honda y la piedra. Goliath son las DeFi, con sus enormes recursos económicos y usuarios, capaces de mover grandes cantidades de dinero. Unos usuarios a los que nos les importará pagar comisiones en Ethereum de 15 $ por una transacción de cientos de miles o millones de $.

Ethereum 2.0, urgente

Todas estas cuestiones plantean la necesidad, por parte de Ethereum, de escalar y cambiar su modelo de minería por el Proof of Stake. De ahí, que la actualización de Ethereum 2.0 pueda solucionar buena parte de estos problemas de manera rápida.

Sin embargo, el retraso en el despliegue de Ethereum 2.0 deja claro que la tecnología tardará en llegar. Mientras tanto, los usuarios, desarrolladores y mineros deberán afrontar los problemas de la mejor manera posible. Queda ver cuánto tiempo resistirá la red con estas modificaciones y cómo seguirá afectando DeFi al crecimiento de Ethereum en el futuro.

También puedes seguirnos en nuestros canales de Telegram y Twitter 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *