trading criptomonedas

La inversión o el trading con criptomonedas empieza ya a ser una manera de ganarse la vida para una proporción relevante de la población en edad laboral. Así se desprende de los resultados de una encuesta de CivicScience entre 7.000 ciudadanos norteamericanos. Más de uno de cada diez encuestados tiene la experiencia directa o indirecta de haber dejado su anterior empleo para dedicarse a la inversión en criptomonedas. Un resultado que nos dice que ni el capitalismo es lo que era, ni la cultura laboral la que nos habían dicho que era.

Trading de criptomonedas

 

En La ética protestante y el espíritu del capitalismo, el sociólogo Max Weber creyó dar las claves que explicaban el por qué unas sociedades se desarrollaban económicamente; mientras otras se atascaban. Su objetivo era explicar el origen del capitalismo a partir de factores distintos al desarrollo técnico y de las fuerzas productivas, poniendo el acento en el esfuerzo intramundando que implicaba la ética protestante como motor del continuado –y nunca suficiente- desarrollo capitalista. La vida de todos cambiaba a partir de las semillas y los ejemplos que iban dejando inicialmente unos pocos. Así, se llegaba a explicar las razones de las transformaciones económicas hacia el capitalismo de unas sociedades –las protestantes- frente a otras, principalmente las católicas.

Del esfuerzo laboral a la gestión especulativa

Parece que Blockhain está matizando profundamente el argumento weberiano. Al fin y al cabo, han pasado más de cien años desde la publicación de su tesis. Y es que en el núcleo del capitalismo, en los Estados Unidos señalados por el propio Weber, parecen inclinarse ahora más por la gestión especulativa delante de una pantalla de cotizaciones de criptomonedas, que por un esfuerzo laboral en condiciones precarias y poco atractivas.

Según los resultados de una encuesta realizada por CivicScience, entidad dedicada al análisis de tendencias sociales, el 11% de los norteamericanos mayores de edad han dejado su trabajo durante el último año o conocen a alguien que lo ha dejado para dedicarse a las oportunidades que ofrece Blockchain. Han preferido dedicarse a las inversiones en criptomonedas o trading. Lo han hecho principalmente con las dos criptomonedas de referencia: bitcoin y ethereum. El 4% es el directo protagonista de tal cambio citado. El 7% restante refiere el cambio a una persona conocida.

Entre 50.000 y 150.000 dólares

Es cierto que la cultura laboral estadounidense es bastante distinta a la europea, de manera que la estabilidad del empleo no parece disfrutar del peso que tiene aquí o, al menos, tenía. Pero ahora ya no se trata de cambiar de empleo. Tampoco de dejar de ser asalariado para convertirse en emprendedor, lo que parece ajustarse más al ideal o mito que tenemos del ethos protestante-capitalista norteamericano. Se trata de dedicarse a la inversión criptomonetaria. A la compra y venta de criptomonedas, que, si bien también requiere su esfuerzo y dedicación, entronca más con la cultura del riesgo, que del esfuerzo reconocido con signos de éxito.

A quienes han dado el paso de abandonar sus empleos y dedicarse a la inversión en criptomonedas no les ha ido nada mal. El 36% de los encuestados que realizaron personalmente tal paso ganó más de 50.000 dólares USA durante este último año. Un 8% más de 150.000 dólares USA. Entre los conocidos, el porcentaje de los que superaron esos 50.000 dólares USA anuales alcanza el 40%. Un 5% de todos estos conocidos que decidieron dedicarse al culto de las criptomonedas superó esos 150.000 dólares USA de ingreso.

En España, solo el 10% de la población gana más de 31.521,1 euros al año

Si comparamos tales ingresos con los ingresos medios de aquellos que se dedican a otros menesteres y campos, se encuentran aún por debajo. Hay que tener en cuenta que, según resultados de la propia encuesta aquí analizada, el 67% de los que no cambiaron su vida a favor de las criptomonedas superaron los 50.000 dólares USA anuales de ingreso, llegando al 16% los que superaron los 150.000 dolares USA.

Ahora bien, si lo comparamos con nuestra estructura de ingresos la cosa es aún más atractiva. Hay que tener en cuenta que sólo el 10% de la población residente en España tiene ingresos anuales superiores a los 31.521,1 euros, según los resultados de la Encuesta de Condiciones de Vida de 2020, facilitados por el Instituto Nacional de Estadística. No hace falta recordar que el acceso a la inversión en criptomonedas puede llevarse a cabo desde cualquier lugar del mundo y no hace falta vivir en Nueva York, Seattle o Colorado.

Eso sí, en la medida que los pobladores de tales latitudes tienen más ingresos medios de partida, independientemente del origen de los mismos, su capacidad de acceso al mundo de la inversión en criptomonedas y, por lo tanto, su capacidad inicial de ganancia es mayor. Más allá de estas condiciones iniciales de acceso, el atractivo para tomar la decisión de dejar la actual dedicación laboral y pasarse al trading de criptomonedas parece mayor en países con ingresos laborales más bajos y, a la vez, costes de la vida también más bajos.

Ingresos laborales más bajos

De hecho, los comentarios que se han realizado sobre los resultados de la encuesta de CivicScience, resaltan que el atractivo de la dedicación a la inversión en criptomonedas es especialmente fuerte entre quienes tenían ingresos laborales bajos. Así, esos resultados nos dicen que quienes han realizado el cambio vital-laboral hacia las criptomonedas son ahora más ricos que hace un año. El porcentaje de lo que esto afirman es alto incluso entre los que ganaron entre 25.000 y 50.000 dólares USA. La pregunta es: ¿qué pasará cuando empiecen a concretarse los temidos efectos económicos, especialmente en clave de empleo, de la pandemia?

Es cierto que, al fin y al cabo, la inversión en criptomonedas se trata de una actividad con cierto riesgo. No siempre se gana mucho. Incluso hay veces que pueden sufrirse traspiés y perder. Incluso puede admitirse que, como toda actividad de riesgo, conlleva buenas dosis de estrés, cuando la supervivencia depende de los resultados de las decisiones de inversión. Eso está ahí.

Desde Los Ángeles o Teruel

Ahora bien, también tiene el atractivo de la actividad autónoma, desde casa o donde se tenga a bien llevarla a cabo, en el horario y bajo las condiciones que el propio trabajador-inversor decida. Además, el esfuerzo y las competencias para ganar, por ejemplo, 50.000 dólares USA parecen relativamente semejantes, con independencia que se hagan desde Los Ángeles (USA) o desde Teruel (España). Sin embargo, el coste de vida es muy distinto y, por lo tanto, las formas de vida posibles derivadas de esos 50.000 dólares USA ganados.

Según la ficha técnica proporcionada por CivicSciencia, la encuesta se llevó a cabo entre 7.000 ciudadanos norteamericanos, entre abril y noviembre de 2021. Ponderada en función de distintas variables y los datos de la estructura del censo del país. Una encuesta que nos dice que, para una parte relevante de la población norteamericana, esos signos de encontrarse entre los predestinados –tan buscados en la ética protestante- se buscan ahora más a través de una pantalla que muestra la cotización de las distintas criptomonedas.

También puedes seguirnos en nuestros canales de Telegram y Twitter

Por Javier Callejo

Catedrático de Sociología en la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), especializado en la observación empírica de los comportamientos de consumo y de la recepción mediática. Licenciaturas en Periodismo y Derecho

  • bitcoinBitcoin (BTC) $ 57,474.00
  • ethereumEthereum (ETH) $ 4,198.09
  • tetherTether (USDT) $ 0.999054
  • cardanoCardano (ADA) $ 1.80
  • litecoinLitecoin (LTC) $ 213.17
  • chainlinkChainlink (LINK) $ 27.22
  • bitcoin-cashBitcoin Cash (BCH) $ 564.01
  • stellarStellar (XLM) $ 0.350482
  • tezosTezos (XTZ) $ 5.06
  • moneroMonero (XMR) $ 235.50
  • eosEOS (EOS) $ 4.21
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola    Ver
Privacidad