Banco España: euro digital generará negocio a bancos comercialesBanco España: euro digital generará negocio a bancos comerciales

Los bancos centrales han recuperado protagonismo con las CBDC (moneda digitales de banco central). Un protagonismo que parecía perdido bajo el último impulso globalizador de los mercados financieros. Tal difuminación de su protagonismo era mayor en los bancos centrales subordinados a una autoridad superior, como era el caso de los de los países de la UE y, en mayor medida, de la eurozona. Aun cuando participan de las decisiones de, en este caso, el Banco Central Europeo, parecen borrados. Con las CBDC se han vuelto a sentir muy importantes. Al principio del verano, era el Banco de Inglaterra y su libra digital. Ahora es el Banco de España y el euro digital.

Banco de España euro digital

Margarita Delgado, subgobernadora del Banco de España, ha hecho unas declaraciones en las que descarta conflictos entre el futuro euro digital y las soluciones de pago privadas.

«Son variados los motivos que podrían justificar la emisión de una moneda digital de banco central (CBDC). En nuestro caso, creemos que un euro digital podría dar respuesta a dos desarrollos que estamos observando en el mercado de pagos. Por un lado, el creciente uso de servicios digitales implica que dependemos cada vez más de medios de pago digitales privados. Aunque estas soluciones privadas son muy eficientes, es necesario garantizar que los ciudadanos puedan seguir utilizando dinero de banco central, incluso en un mundo digital, dado que es el ancla que sustenta nuestra confianza en la moneda y asegura el buen funcionamiento del sistema financiero», dice Delgado.

Caben, como casi siempre, múltiples interpretaciones. Ahora bien, unas son más pertinentes que otras. Aquí parece un mensaje hacia los bancos comerciales tradicionales. Una especie de: no se preocupen los bancos comerciales, que el diseño del euro digital es una oportunidad -y no una amenaza- para su negocio de intermediación financiera. Otra interpretación es que el euro digital es una especie de refugio en un contexto financiero en el que están presentes soluciones de pago privadas, como las ofrecidas por las criptomonedas. A diferencia de otras instituciones semejantes, como el Banco de Inglaterra, aquí no se dicen las cosas claras.

A fondo

El núcleo interpretativo sobre tal diseño futuro se encuentra en un concepto lanzado por la subgobernadora: el euro digital será solo un medio de pago básico. Algo que suena a que será diseñado con limitaciones, justificadas en un: “Es necesario que identifiquemos y midamos el impacto del euro digital en nuestro sistema bancario antes de tomar una decisión final”. Decisión final que aún está lejana.

Criptoagosto: BIS alerta del riesgo de sustituir monedas por criptoactivos en LATAM

Delgado también ha enviado mensajes de tranquilidad a los ciudadanos; aunque estos no tengan un aspecto tan tranquilizador como el mandado a los bancos comerciales. La subgobernadora ha negado que existan motivos para examinar a fondo en qué gastan las personas su dinero ni cuánto gastan. El matiz de “a fondo” es lo que introduce incertidumbre en su manifestación.

El Banco de España es de esas instituciones que habla poco, pues una institución no puede desgastar su capital simbólico en una exposición continuada en el centro de la esfera pública. Pero, cuando lo hace, es de esas que, como se dice por aquí: “sienta cátedra”; aunque eso de ser catedrático ya no sea lo que era.

Euro digital

Que el Banco de España hable en agosto, en plena vacacionalidad, es que desea ofrecer material para la reflexión o comidilla colectiva. Que lo haga en unos cursos de verano, organizados por la Fundación Diario de Navarra y Equipo Europa de Navarra, es aún más relevante, cuando creíamos que esto de los cursos de verano eran acontecimientos en peligro de extinción. Es un decir: ¡Estamos aquí: Europa, el Banco de España y los cursos de verano! ¡No estábamos muertos, sino tomando cañas! Perdón, ¡poniendo el euro digital en marcha!.

Las dudas surgen sobre lo que se quiere decir con lo de “en marcha”, si lo que se diseña es un euro digital con tantas limitaciones, que lo haga poco o nada atractivo para ser usado por los ciudadanos y las empresas.

También puedes seguirnos en nuestros canales de Telegram X

Javier Callejo
Comparte esto:
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola   
Privacidad