blockchain polkadot

Polkadot, la blockchain que permite interoperar con otras blockchains, está llamada a prender el motor de la próxima economía global con la ayuda de la Inteligencia Artificial (IA).

¡El mundo se va a acabar!. ¡Las máquinas van a hacer que nuestros trabajos sean irrelevantes y desaparezcan! Estas apreciaciones son comunes en las personas que han visto como la automatización ha transformado las diferentes industrias en los últimos 20 años. También son frecuentes entre quienes no prestan suficiente atención a lo que ocurre a su alrededor.

Hace tiempo que el desarrollo tecnológico viene facilitando el trabajo a los humanos y ello nos lleva a preguntarnos por la forma que adoptará el mundo en un futuro próximo. ¿Necesitaremos los humanos de otros humanos en nuestras vidas cotidianas?

Inteligencia artificial y blockchain

Teniendo en cuenta la velocidad a la que avanza la tecnología, la pregunta resulta de lo más oportuna. En la actualidad, la combinación de Inteligencia Artificial y blockchain ha logrado dar un giro de 180 grados a las predicciones que nos alertaban sobre las máquinas.

La Inteligencia Artificial no se puede desarrollar sin la inteligencia natural de los humanos, que es la que provee la guía al proceso autónomo de aprendizaje. Incluso, una vez en marcha, la constante retroalimentación afinará y perfeccionará los pequeños detalles que harán de la Inteligencia Artificial una opción superior.

Integración de Blockchain e Inteligencia Artificial desde la perspectiva de la ética

Sin embargo, la Inteligencia Artificial necesita de ayuda para interactuar de manera eficiente con los humanos. Incluso, necesitará incentivarlos para que la ayuden. Es aquí donde entra blockchain. Lo hace con su capacidad de ofrecer una red descentralizada y autónoma mediante contratos inteligentes, pudiendo interactuar con un gran número de personas. Y lo hace intercambiando valor a cambio de algo que los humanos tenemos y las máquinas no: el razonamiento humano.

Protocolo Humano o hCatcha

¿Quién hubiera pensado que ahora son las máquinas las que consideran que el conocimiento que tenemos los humanos es valioso y que nuestra contribución, por pequeña que sea, debe ser justamente remunerada? Esto es lo que el proyecto Protocolo Humano o hCatcha y Ethereum han venido haciendo desde hace un tiempo.

Un mercado de la personalidad virtual en la blockchain de Polkadot

El Protocolo Humano es un proyecto que permite a usuarios y empresas defenderse de accesos y ataques no autorizados y masivos de robots o Bots, que tratan de acceder de manera ilegal a ciertos sitios web. La manera de lograr este objetivo es mediante tareas o desafíos que, aunque no son complicados, solo pueden ser resueltos por humanos. Por ejemplo, a veces, cuando deseamos acceder a cierta información, antes tenemos que hacer clic en los cuadrados de una foto de una calle que contenga bicicletas de color amarillo.

Estas tareas, que parecen absurdas, tienen gran valor para los protocolos de inteligencia artificial, que necesitan de los humanos para indexar y catalogar imágenes. Así, no solo ayudamos al Protocolo Humano a ofrecer servicios de protección de sitios web contra Bots, también contribuimos al efecto red a través de nuestro razonamiento.

Contratos inteligentes e IA

Se dice que la Inteligencia Artificial no puede hacer más de lo que la inteligencia humana puede hacer. Pero lo cierto es que tiene la capacidad de escalar y ejecutar las mismas tareas a una escala mucho mayor. Lo que la convierte en un juego de números; es decir, cuanta mas información disponga para poder aprender de si misma, mejor.

El plan para obtener enormes cantidades de información mediante el razonamiento humano es posible a través de un contrato inteligente que genere una organización autónoma. Dicho contrato inteligente permitirá  premiar con tokens a los humanos que contribuyan con las tareas. Sin embargo, pese a que la blockchain de Ethereum permite la implementación de esta estrategia, existen tres grandes barreras que impiden a las máquinas generar trabajo remunerado a los humanos de manera autónoma.

¿Qué son las parachains de Polkadot?

La primera, es la velocidad de transacción. Aún cuando Ethereum es mucho más rápida que la red de Bitcoin,  en términos de procesamiento de bloques, sigue siendo lenta para ejecutar un número alto de operaciones de baja complejidad.

Polkadot, la blockchain de la web descentralizada

La segunda y la tercera tienen que ver con problemas que limitan la adopción masiva de blockchain. Nos referimos a la baja escalabilidad de la red en número de transacciones por segundo y a la nula interoperabilidad entre Ethereum y otras blockchains. Este es el motivo por el que Protocolo Humano se ha asociado con el proyecto MoonBeam, una potencial Parachain dentro del ecosistema Polkadot.

Polkadot, es una blockchain que permite transferencias entre cadenas de bloques de cualquier tipo de datos o activos, no solo tokens. Moonbeam, una paracadena de contrato inteligente compatible con Ethereum en Polkadot, es una de la futuras parachains que estarán conectadas a al anillo central de Polkadot. Las parachains toman la forma de una cadena de bloques, pero sin la necesidad específica de que sean cadenas de bloques reales. Su función es permitir que contratos inteligentes programados en lenguaje Solidity, que  corren en la red de producción de Ethereum, puedan implementarse sin mayores modificaciones en Polkadot.

Blockchain Polkadot, el esperanto de la tecnología

De esta manera, con el uso de Polkadot, el proyecto Protocolo Humano puede resolver varias de las dificultades a las que se enfrenta a diario en Ethereum. Polkadot, además de ofrecer una velocidad de procesamiento y escalabilidad mucho mayor, permite interoperabilidad. Es decir, la capacidad de que un contrato inteligente escrito en Solidity pueda interactuar, además de con usuarios de Ethereum, con un gran numero de blockchains. Como una especie de esperanto Tecnológico. Incrementado así el numero de usuarios potenciales capaces de recibir ofertas de trabajo por parte del Protocolo Humano. Y, a su vez, de ser remunerados en tokens por su contribución al efecto red.

En la actualidad, las labores solicitadas se limitan a meras tareas de identificación de imágenes, pero es previsible que tanto las tareas como las remuneraciones en tokens, vaya incrementándose. La tecnología que permitirá a las máquinas generar ingresos de manera autónoma para los humanos ya está aquí.

Foto de geralt, en Pixabay

También puedes seguirnos en nuestros canales de Telegram y Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • bitcoinBitcoin (BTC) $ 54,644.00
  • ethereumEthereum (ETH) $ 2,607.17
  • tetherTether (USDT) $ 0.999697
  • cardanoCardano (ADA) $ 1.23
  • litecoinLitecoin (LTC) $ 284.94
  • bitcoin-cashBitcoin Cash (BCH) $ 943.70
  • chainlinkChainlink (LINK) $ 40.55
  • stellarStellar (XLM) $ 0.500612
  • moneroMonero (XMR) $ 386.71
  • eosEOS (EOS) $ 6.70
  • tezosTezos (XTZ) $ 5.68
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola    Ver
Privacidad
Optimized with PageSpeed Ninja