la tecnología blockchain

La tecnología blockchain presume de ser una técnica. Incluso de ser una de esas técnicas revolucionarias que cambian nuestra forma de enfrentarnos al mundo o que, al menos y junto a otras técnicas, serán la columna vertebral de la denominada cuarta revolución industrial. Mientras tanto, hay un tremendo esfuerzo por mostrar sus potenciales utilidades y, sobre todo, ejemplos de uso que, en cierta forma, se convierten en modelos de uso: en las finanzas, los seguros, el comercio, el transporte, el juego, el arte, el ocio, etc. Algo que puede entenderse como lógico. Al fin y al cabo, la estructura de la acción técnica es la de la acción social con respecto a fines, según nos dice el filósofo y sociólogo alemán Jürgen Habermas.

Coca-Cola irrumpe en los NFTs con una fiesta de avatares en la azotea del metaverso

Tecnología blockchain

Ahora bien, una técnica es importante por lo que nos libera. En especial, por el trabajo del que nos libera. Los utensilios pre-históricos liberaban del trabajo de la mano. Bastante más tarde, las distintas técnicas de transporte fueron liberando el trabajo de nuestras extremidades inferiores. Y, así, hasta la liberación del trabajo de nuestros cerebros.

Toda técnica nos libera directa o indirectamente de un trabajo. Blockchain, vinculada al bitcoin, surgió con tal objetivo liberador. Liberarnos de la centralidad de las instituciones financieras, de las políticas económicas inflacionarias, del control de las instituciones, de las abusivas comisiones de los bancos, etc. A partir de ahí, se observó su potencial para liberarnos del trabajo de mediación en los más distintos campos. Liberación que, por la vía de reducción de costes, liberaba del trabajo a muchos.

Liberación

Lo bueno de trabajar en clave de liberación es imaginar en lo que puede llegar a desencadenar. Imaginar como tentativa, puesto que lo mejor –o lo peor, según los casos- de las acciones, como la propia acción técnica, son las consecuencias imprevistas. En ellas se centraron Bernard de Mandeville y Adam Smith para fundar las ventajas de la liberación de las acciones individuales. En ellas está el futuro.

Imagen de ElisaRiva en Pixabay

También puedes seguirnos en nuestros canales de Telegram Twitter

Por Javier Callejo

Catedrático de Sociología en la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), especializado en la observación empírica de los comportamientos de consumo y de la recepción mediática. Licenciaturas en Periodismo y Derecho

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • bitcoinBitcoin (BTC) $ 42,191.00
  • ethereumEthereum (ETH) $ 2,869.18
  • cardanoCardano (ADA) $ 2.25
  • tetherTether (USDT) $ 1.00
  • chainlinkChainlink (LINK) $ 23.87
  • litecoinLitecoin (LTC) $ 148.03
  • bitcoin-cashBitcoin Cash (BCH) $ 506.15
  • stellarStellar (XLM) $ 0.273805
  • tezosTezos (XTZ) $ 6.92
  • moneroMonero (XMR) $ 232.72
  • eosEOS (EOS) $ 3.92
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola    Ver
Privacidad